El Campeonato Regional de Motocross finalizó el pasado 26 de noviembre en el circuito de Sonseca (Toledo), mismo lugar donde comenzó el 5 de febrero. Este campeonato consta de 7 pruebas puntuables repartidas por el territorio manchego, sobre todo por Toledo y Guadalajara. Esta edición ha contado con un total de 111 participantes entre todas sus categorías, ya sean de forma regular o esporádica.

Los campeonatos regionales poseen un nivel muy asequible, perfecto para que los pilotos jóvenes y los aficionados puedan entrenar y competir. Así lo ha explicado Adoración García, Delegado de Motocross y Coordinador de pruebas del regional de Castilla-La Mancha, “hay mucho aficionado que está entrenando  en los circuitos, pero compitiendo no hay tanta gente”.

La principal falta de competidores viene sobre todo por el elevado coste de las licencias y  del seguro, pues los precios son prácticamente los mismo para una licencia nacional como para una regional, desde unos 295  € para los alevines hasta los 495 € de la licencia senior. Adoración defiende esta idea argumentando que, “las competiciones bien reguladas y bien organizadas tienen muchos requisitos que a algunos pilotos no les gusta cumplir, aun así el coste de las licencias viene marcado por el alto coste del seguro, pues cada vez las aseguradoras los ponen más caros”.

Piloto de Mx Promesas. Fuente Propia

Para realizar un campeonato es imprescindible contar con varios circuitos que acojan las pruebas. La gran mayoría de circuitos son pequeños recintos creados por los aficionados. Lugares donde un grupo de amigos se reúnen para practicar motocross, y que poco a poco han tomado forma para albergar pruebas puntuables del campeonato.

Así es el caso del circuito “La Villa”, en la Villa de Don Fadrique (Toledo). Rubén Zaballos, presidente del Moto Club Amigos del Motocross, afirma que el suyo es un circuito antiguo, con unos 25 años de antigüedad. Hará unos cinco desde que él y sus amigos crearon el moto club y restauraron el circuito. Con 2017, ya suman unos cuatro años acogiendo el regional.

El principal problema que ve Rubén acerca del campeonato es la falta de implicación de los pilotos, pues muchos de ellos no compiten, sino que entrenan y eso hace que el campeonato pierda espectacularidad, y con ello financiación. “A nadie le interesa ver a un piloto entrenado un sábado por la tarde, la gente lo que quiere ver son carreras, salidas y adelantamientos”.

La mayoría de los circuitos son pequeños y poco conocidos. Algunos se encargan de acoger una o dos pruebas puntuables, sobre todo cuando no se llega a conseguir un mínimo de espacios disponibles para competir. Este problema surge principalmente debido a la financiación. La Federación Castellano-Manchega  de Motociclismo ofrece apoyo a los circuitos, pero no financia las pruebas. Según nos ha comentado Adoración, la federación ofrece apoyo, en materia de organización, asesoramiento, cede jueces oficiales y pone el cronometraje.

Por el otro lado la organización del circuito es la encargada de proporcionar los jueces de pista, garantiza el buen estado del circuito y regula la prueba con la ayuda del juez oficial de la federación.  El problema que muchas veces surge en este tipo de campeonatos es la falta de colaboración, algo que se puede ver en los jueces de pista, pues en la mayoría de los casos son chavales jóvenes o aficionados que echan una mano a los organizadores de manera altruista.

Piloto de MxPromesas. Fuente Propia

La financiación del circuito corre por cuenta de los organizadores, en este caso por el Moto Club Amigos del Motocross, pues la federación da su apoyo pero no financia. Rubén nos explica que la mayor parte del dinero lo consiguen gracias a los entrenamientos e inscripciones, y un pequeño plus mediante las ventas de bocadillos y refrescos en el circuito los días de carrera. Aun así el presupuesto es ajustado, pues solo se realizan carreas una vez al año y la entrada para ver estas pruebas es gratuita.

Sin patrocinadores es difícil avanzar

La otra cara de la competición la ponen los pilotos, el motocross es un deporte caro, pues se necesita de un equipamiento previo para practicarlo: una moto, protecciones, recambios, gasolina, y un medio de transporte para trasladar todo el equipo.

Ser piloto no es fácil, requiere de un duro entrenamiento, lo que se traduce en dinero y muchas horas. Carlos Abel Peinado compite en Mx1 (motos de hasta 450cc), categoría de la que fue ganador el año pasado y en la que este ha hecho segundo,  debido a que se perdió la primera prueba. Cuando hablamos de dinero nos referimos a patrocinadores, y eso es algo difícil de conseguir, la mayoría de quienes le prestan su apoyo son talleres cercanos y amigos, “la mayoría es ayuda de amigos, talleres a los que conocemos y nos dan recambios pero poco más, conseguir que te patrocine una tienda grande es muy difícil”.

Al ser un deporte minoritario y que carece de visibilidad en España, es muy complicado dedicarse a él por completo, por esta razón muchos pilotos deben estudiar para labrarse un futuro. Adrián Plaza es un piloto del Herrumblar, compite en la categoría de Mx2 (motos de hasta 250cc) de la que es el flamante ganador, compagina las carreras con sus estudios de ingeniería mecánica, por ello no puede cubrir como le gustaría todas las competiciones en las que participa. “Compito todas la carreras del regional de Castilla-La Mancha, del nacional las que puedo por los estudios e igualmente del campeonato valenciano y del madrileño”.

Izquierda: Adrián Plaza Jarque, Derecha: Carlos Abel Peinado. Fuente Propia

Ambos pilotos coinciden en que lo más difícil de este deporte es conseguir una la condición física, según Carlos Abel, “lo más difícil es empezar con la técnica, posicionarte bien en la moto, hasta que te haces a correr en una posición buena es muy frustrante”.  Los dos jóvenes opinan que el nivel del campeonato es bueno, el problema es que competir es difícil, las licencias son caras y por ello muchos no corren. Como nos explicó Adrián, “se están cargando los campeonatos, antes competíamos muchos más, ahora somos poco, y  parece que somos más porque hay muchos que vienen a entrenar”.

 

'Juan Carlos Tabernero: Si fuera fácil sería fútbol'

En este campeonato hay muchos pilotos amateur, muestra de ello es la categoría de Easy Rider, donde pilotos aficionados compiten con el fin de disfrutar de este deporte. Hemos hablado con Juan Carlos Tabernero, un joven tarazonero de 26 años amante del motocross, compagina el trabajo en su taller de motos con las carreras. Los fines de semana  acompañado de sus amigos se van a competir.

P: ¿Cuántos años llevas montando en moto?
J: Pues yo llevo unos diez, desde los dieciséis años aproximadamente, aunque compitiendo solo dos, había hecho algunas carreras esporádicamente, pero el campeonato de manera regular solo en dos ocasiones.

P: ¿Te has planteado competir de manera profesional?
J: No, no se puede, ni económicamente ni por nivel.

P: ¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de competir?
J: Pues no  lo sé, no es algo concreto, quizás el físico, hacer motocross es mucho más complicado de lo que la gente cree, el ir subiendo puestos es lo que más te motiva para avanzar. Te enfrentas a circuitos difíciles donde puedes tener una caída y hacerte mucho daño, pero bueno, si fuera fácil sería fútbol (risa).

P: ¿Y patrocinadores?
J: Pues por raro que parezca alguno tenemos, nos van echando un cable bastante importante, la mayoría son amigos, y algún que otro bar (risas).

P: ¿Cómo te ha ido este año y cuales eran tus aspiraciones?
J: Pues este año hemos hecho top 5, el año pasado fuimos decimoquintos y este año hemos sido quintos asique hemos pegado un salto bastante bueno.

P: ¿Y para el año que viene?
J: Pues de cara al año que viene, según en la categoría que entremos  no las tendremos que ver con el nivel. Si nos meten a Mx2 tendremos que acostumbrarnos al nivel, que es bastante más alto por lo cual seguramente no estemos tan arriba. Y si seguimos en Easy Rider, pues entonces tengo que estar  por lo menos entre los tres primeros.

P: ¿Cómo ves el nivel de  esta categoría?
J: Pues bastante igualado la verdad, el año pasado había cuatro o cinco pilotos que estaban a 10 segundos del resto entonces el campeonato estaba un poco partido. Este año ha habido carreras de todo tipo, creo que nadie ha repetido más de dos victorias así que el nivel ha sido igualado. El problema es que baja gente de Madrid, y esa gente va más fuerte.

Juan Carlos Tabernero. Fuente propia

Cómo en la mayoría de deportes el dinero es un factor determinante. El mundo de la moto tiene mucha afición en Castilla-La Mancha, por ello nos debemos volcar con los aficionados y proporcionarles  buenos campeonatos. Hay nivel en nuestra tierra, pero no se explota como se debería. La competición crea afición y de la misma forma es la afición quien hace la competición, por ello es necesario potenciar ambas y dar facilidades a los pilotos, con el fin de que este deporte crezca.

The following two tabs change content below.
Julian Martinez

Julian Martinez

Estudiante de Periodismo en la UCLM

Leave a Response