Juan Ramos Marín, (Córdoba, 1983), árbitro profesional de fútbol sala, Comité Andaluz. Fue elegido mejor arbitro de la máxima categoría en la temporada 2012-2013; pitó la última final de Copa del Rey  y la Supercopa de España. Profesional en primera división desde el año 2009 y pareja durante 12 años con el sevillano Javier Moreno Reina. Hemos hablado con él para conocer un poco más los entresijos de una profesión, a veces injustamente criticada.

Pregunta: ¿Por qué elegiste esta profesión? ¿Eres aficionado al fútbol sala desde siempre?

Respuesta: Puedo decir que yo no elegí esto. Me sobrevino un verano hace más de 20 años, en un campeonato local de mi pueblo donde me puse de cronometrador al no haber nadie más, y a partir de este día comenzó mi carrera como árbitro.

Reconozco ser un amante del Futsal desde que tengo uso de razón. Mi padre siempre ha sido un seguidor de este deporte, y en la localidad donde he vivido hasta hace unos años, siempre ha tenido equipo de Futsal, así como su propio campeonato local, por cierto, ¡el cual nunca me atreví a arbitrar!

P: ¿Has tenido que renunciar a algo para llegar donde estas? ¿Recomendarías tu profesión a alguien cercano que se quiera dedicar a ello?

R: He renunciado a muchísimas cosas. Y me seguirá tocando renunciar. Me he perdido bodas de amigos muy íntimos, momentos especiales de familia, he abandonado muchas horas, días y semanas a mi pareja. Pero todo esto es comprensible. El deporte, nosotros también somos deportistas, te hace tener que renunciar a ciertas cosas, en algunos momentos, para poder dedicarte en cuerpo y alma, y poder hacerlo lo mejor posible.

Claro que recomendaría esto a cualquier chic@. Me siento feliz y orgulloso de ser árbitro, de conocer tantas ciudades, de haber visitado buenos restaurantes y, sobre todo, llegar a un polideportivo, en el que ya he estado antes, y que la gente me hable con cariño. Este es el mayor premio para cualquier persona.

P: Últimamente en el futbol once la falta de tecnología está suponiendo una de las mayores críticas al deporte rey en España, al que consideran obsoleto con respecto a otras grandes ligas europeas. ¿Es un problema que en vuestro deporte no existe o soléis tener cierta dificultad a la hora de arbitrar ciertas jugadas? ¿Qué es lo más difícil a la hora de arbitrar en Futsal?

R: Bajo mi punto de vista profesional, ya que trabajo en una gran industria, entiendo que las personas y las empresas debemos ir adaptándonos a los nuevos medios. Debemos sacar provecho a las nuevas tecnologías. Pero nunca deben ser una obligación. Las cosas han de probarse, han de ver si funcionan, y si una vez hechas las pruebas suficientes, y haberse visto unos resultados positivos, entonces será el mejor momento de introducirlas a la competición real.

En el Futsal español, no existen tecnologías que nos ayuden, salvo los “pinganillos” en los partidos televisados. Quizás sería una buena opción utilizar el Futsal español para pruebas piloto, antes de implantarlo en el futbol 11. De esta manera, serviríamos a la RFEF de alguna manera.

P: ¿Consideras vuestro trabajo más fácil que el de ellos por contar con estas ventajas o todo lo contrario? ¿Crees que la tecnología va a cambiar nuestra percepción del fútbol en general? ¿Y en el fútbol sala?

R: El Futsal es diferente al fútbol 11. En mi deporte existen dos cosas, que serían muy necesarias implantar en el fútbol 11. Primero el tiempo debería ser a reloj parado. Quizás con 25 o 30 minutos a reloj parado, se vería un futbol 11 más natural, y con muchas menos perdidas de equipos “marrulleros”. Segundo, debería haber un número de faltas tope, a partir de la cual, se ejecutaría un tiro especial, que diera la oportunidad de crear gol. En el fútbol 11 actual un equipo puede hacer 30 faltas y no pasar nada. Referente a la segunda pregunta, el día que la tecnología se instaure, deberemos ser conscientes que cambiará el deporte. Es inevitable. Pero son riesgos que hay que asumir.

P: Tu compañero Javier Moreno, es internacional desde la pasada campaña. ¿Cuándo te va a tocar a ti? ¿De qué factores depende?

R: Hace 2 años hubo 2 vacantes por jubilaciones, a España le corresponden 4 árbitros FIFA, y a través de una serie calificaciones, decidieron desde el Comité Técnico de Árbitros de Fútbol Sala, que el árbitro FIFA fuera mi compañero. Desde ese momento, aunque por reglamento aún pudiera, se anuló mi posibilidad de ser FIFA. Este hecho me ha afectado bastante arbitralmente hablando, y me ha hecho replantearme, incluso, mi continuidad como árbitro. Nunca tuve sueños por ser árbitro FIFA, ni siquiera ser árbitro de primera división, pero debo admitir, que el haber tenido la oportunidad y no se haya hecho realidad, me ha afectado.

P: ¿No albergas aún, aunque sea una pequeña esperanza, de poder ser internacional? ¿Qué metas te propones, aparte de lo ya conseguido, para los años que te restan como profesional?

R: Sinceramente, lo veo muy complicado, y a día de hoy prefiero disfrutar de los partidos, los viajes y las convivencias de los años que aún me puedan quedar. Siendo lo más humilde posible, creo que he luchado tanto para ser FIFA, que el hecho de no haberlo conseguido, me ha dejado sin fuerzas para pensar nuevamente en este reto.

P: ¿Tu mejor recuerdo o experiencia en lo que llevas de carrera profesional?. Aunque aún eres joven, ¿tienes pensado seguir vinculado a este deporte cuando te retires?

R: Recuerdo con mucha felicidad el día de mi debut en primera división, día en el que conocí a mi pareja sentimental, ella era la cronometradora. Así que a este deporte le debo muchas más cosas que las meramente deportivas. Mi mejor recuerdo, el día que me eligieron para pitar mi primera final de Copa del Rey. Me lo comunicaron un viernes por la tarde. Ese día lloré como un niño.

Delegación arbitral encargada de dirigir la última final de la Copa S.M. El Rey 2017

A mis 34 años, ya llevo vinculado más de 20 años a este deporte, y aún podría estar 11 años más como árbitro, pero creo que, al no tener posibilidad de alcanzar la internacionalidad, debo dejar paso en pocos años, a gente con mayores metas. Siempre defenderé que las personas debemos luchar por mayores objetivos, y cuando no se puedan cumplir, lo mejor es una retirada feliz.

P: ¿Qué le falta al fútbol sala para ser un deporte olímpico?  ¿Cómo valorarías la evolución de este deporte en los últimos años?

R: Pues esto es sencillo. El respaldo de FIFA. Con un gran respaldo de FIFA el Futsal sería olímpico. En una entrevista, hace ya tiempo, me dijeron si tenía sueños, y dije que mi sueño sería ver a mi deporte en el escenario olímpico. Ese si sería un bonito sueño para todos los que amamos a este deporte.

La apuesta que hizo hace unos años Marca, por ejemplo, tanto en prensa escrita como en TV hizo que este deporte diera otro salto de mejora. Hoy día es un deporte llamativo, con varias retransmisiones semanales, pero al que aún le queda más profesionalidad en los clubes de deporte base.

P: Tenemos una de las mejores selecciones del mundo tanto en la actualidad como a nivel histórico ¿Cómo ves el futuro del fútbol sala en España?

R: El fútbol 7 y los campos de hierba artificial, parecen haber hecho crecer las licencias de fútbol y disminuido las de Futsal. Afortunadamente, los españoles como los brasileños, nacemos con un balón en los pies y siempre será más fácil juntar a 10 niñ@s que a 22, por lo que el Futsal tendrá siempre un buen futuro.

P: Con la afición que hay en nuestro país a este deporte, ¿Crees que a veces se infravalora demasiado? ¿Qué piensas en general sobre este tema?

R: Yo creo que no, el Futsal está lo suficiente valorado. No podemos compararnos con otros deportes. Hay que ser conscientes que no podemos acercarnos a estos otros deportes, pero lo que si podemos hacer es difundir el mensaje de los valores deportivos, por encima de cualquier disciplina.

The following two tabs change content below.

Esteban

Estudiante de Periodismo en la UCLM. De la Mancha profunda hasta el fin del mundo...
Esteban

Esteban

Estudiante de Periodismo en la UCLM.
De la Mancha profunda hasta el fin del mundo…

Leave a Response