La Universidad de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha el proyecto ‘Incluye e Inserta UCLM’, cofinanciado por la Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo 2014-2020, a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil. Esta iniciativa, pionera en la universidad regional, se desarrolla en la Facultad de Educación de Albacete desde el pasado 20 de noviembre y está coordinada por el Instituto de Investigación en Discapacidades Neurológicas (IDINE), el grupo de investigación DISCAPUBLIC y la propia facultad. También cuenta con la colaboración de la Fundación General y el Servicio de Apoyo al Estudiante con Discapacidad (SAED) de la UCLM, de la Federación Plena Inclusión de Castilla-La Mancha y de las asociaciones AMIAB, de atención integral de personas con discapacidad, y METASPORT, de deporte adaptado.

La espina dorsal del ‘Incluye e Inserta’ es el diseño universal del aprendizaje

‘Incluye e Inserta UCLM’ es un programa docente destinado a personas con discapacidad intelectual, cuya finalidad es asegurar los aprendizajes necesarios para su inserción en el mercado laboral. La espina dorsal de ‘Incluye e Inserta UCLM’ es el diseño universal del aprendizaje. Un total de 30 créditos estructurados en dos partes, cada una de ellas tiene 15 créditos. El primero de los cursos es de carácter general y se prolongará desde noviembre de este año hasta febrero de 2018. El segundo es más específico de inserción laboral y se desarrollará entre marzo y julio, ambos inclusive. Los alumnos también tendrán un periodo de prácticas presenciales con el objetivo de conseguir “formación en comunicación y habilidades sociales; formación en cultura y sociedad; formación en habilidades laborales; formación en nuevas tecnologías y apoyos para la autonomía”. Los docentes encargados de impartir este tipo de conocimientos pertenecen tanto a la Facultad de Educación de Albacete, como a la de Económicas, Derecho, Humanidades y de la Escuela Superior de Informática, también de Albacete.

Presentación ‘Incluye e Inserta UCLM’ || Fuente: Carmen María Fajardo

La parte práctica de este curso se distribuirá en dos periodos. En junio comenzará el primer mes de prácticas que se desarrollarán dentro de las instalaciones de la universidad. “En las instalaciones universitarias harán prácticas en conserjería, secretaría, y en aquellos servicios cuyas tareas sean adecuadas y compatibles al tipo de discapacidad que tengan”, explica la directora del proyecto y del grupo de investigación DISCAPUBLIC, Juana Morcillo, que insiste en que “adaptaremos las prácticas al nivel de cada estudiante, puesto que los iremos conociendo poco a poco”. El segundo mes de prácticas será julio, durante este periodo los integrantes del curso harán prácticas en empresas. “Estamos empezando a contactar en este momento con empresarios y asociaciones de empresarios, pues la puesta en marcha del programa ha supuesto mucho esfuerzo y es ahora cuando podemos trasladar la iniciativa al ámbito empresarial. Con todo, la finalidad es que los alumnos tengan una interacción con el mundo del trabajo”, afirma Morcillo.

Atención personalizada

Este proyecto cuenta con 15 alumnos de una edad comprendida entre los 18 y los 30 años. Es un grupo homogéneo en cuanto a la edad, pero cuenta con diferentes grados de discapacidad dentro de la discapacidad intelectual. Los estudiantes siempre están acompañados por una psicóloga de la Federación Plena Inclusión de Castilla-La Mancha para todos los apoyos que necesiten. Uno de los requisitos impuestos por la Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo es que el curso solo puede albergar de 12 a 15 alumnos. “Es un programa nuevo que pretende tener pocos estudiantes para que cada uno de ellos tenga una enseñanza personalizada”, explica Morcillo. Otro de los requisitos de los financiadores del programa es “que los alumnos tengan un 33% de discapacidad intelectual y que estén inscritos en el Sistema Internacional de Garantía Juvenil”, expone la secretaria y promotora del curso, Carmen María Fajardo. “Este proyecto ha participado en una convocatoria de la Fundación ONCE que salió en el mes de junio en la que hemos competido varias universidades por lo que los futuros alumnos tienen que cumplir estos dos requisitos porque lo financia el Fondo Social Europeo”, explica Fajardo.

Alumnos de ‘Incluye e Inserta UCLM’ y sus profesores||Fuente: Carmen María Fajardo
Financiado por el Fondo Social Europeo

El dinero para la realización del curso lo proporciona el Fondo Social Europeo, pero para ello necesita un organismo intermediario que convoque la ayuda, este es la Fundación ONCE. “La Unión Europea está preocupada por el desempleo, sobre todo por el juvenil, que aumenta en las personas con discapacidad y, más aún, si se trata de personas con discapacidad intelectual debido a su escasa formación. La Unión Europea necesita organismos intermediarios para poder incentivar la empleabilidad, y la Fundación ONCE es uno de estos organismos”, afirma la directora del curso.

La Universidad de Castilla-La Mancha tiene 35 años de existencia y nunca ha habido alumnos con discapacidad intelectual

Como ya se ha adelantado, la promotora de esta iniciativa ha sido Carmen María Fajardo. Fajardo es profesora de Educación Secundaria en el I.E.S Andrés de Vandelvira de la ciudad albaceteña. “En este centro hay un curso de Formación Profesional básica de Gestión Administrativa adaptada a discapacidad intelectual, entonces, conocí a los alumnos y ellos mismos fueron quienes me preguntaron qué iba a pasar con ellos, ya que estaban en el segundo curso. De ahí surgió la iniciativa de poner en marcha este proyecto en la universidad para que ellos puedan avanzar y, sobre todo, para que puedan convivir con alumnos de su misma edad dentro del ámbito universitario. Si no es de esta manera nunca hubiesen accedido, porque la Universidad de Castilla-La Mancha tiene 35 años de existencia y nunca ha habido alumnos con discapacidad intelectual”, expone Carmen Fajardo.

Alumnos en el acto de presentación || Fuente: Carmen María Fajardo

El grupo de investigación DISCAPUBLIC, ha sido la plataforma impulsora de ‘Incluye e Inserta UCLM’ y, junto a IDINE y la Facultad de Educación, coordina todas las actividades del proyecto. Este grupo se creó formalmente en enero de 2017, pero lleva varios años trabajando en proyectos para favorecer los derechos de las personas con discapacidad, a través del análisis de las políticas públicas en materia de discapacidad. Como explica la directora de este grupo, Juana Morcillo, “entre las iniciativas que se han promovido desde DISCAPUBLIC destaca la de las aulas hospitalarias, que consiste en trasladar la docencia de la universidad a otros lugares por streaming, si un estudiante por problemas de salud, no pudiera seguir las clases de modo presencial. Pues bien, esta iniciativa podría tener aplicación, llegando al caso, en el programa ‘Incluye e Inserta UCLM”.

Por el momento ‘Incluye e Inserta UCLM’ solo se desarrollará en la Facultad de Educación de Albacete y con estos 15 alumnos. “En principio es un curso que solo se desarrollará en Albacete. Lo bueno es que sea en todos los campus, de momento no sé cómo se va a hacer, porque ha costado mucho que se ponga en marcha como para pensar en el curso que viene. No hay que dejarlo, seguramente que cuando esté un poquito más avanzado pensaremos en cómo va a ser en cursos sucesivos”, expone Fajardo. Además, la promotora del curso asegura que “la idea es que continúe, que sea todos los años. Como curso pionero en la Universidad de Castilla-La Mancha seguramente tendremos que modificar algunos aspectos del plan de estudios, en vez de que sea para un año que sea durante dos como en otras universidades. Sí que lo han aprobado desde el Vicerrectorado de títulos con idea de que continúe”.

De momento son 15 las universidades españolas que llevan a cabo este programa para insertar en el mundo laboral a personas con discapacidad intelectual. La Universidad de Castilla-La Mancha es una de ellas, algo que llena de orgullo a esta institución, ya que gracias a proyectos como este se dan oportunidades a personas que necesitan sentirse aceptadas e insertadas.

 

Leave a Response