El Bowling, o también conocido como ‘bolos americanos’, es un deporte que consiste en derribar un conjunto de bolos con una bola de forma rodada, es decir, sin que la bola se alce en el aire. El Bowling llegó a España como una alternativa más a todos esos bolos tradicionales que existen: bolo celta, bolo palma, bolo cántabro, bolo césped, bolo castellano… La mayoría de éstos, son deportes desarrollados al aire libre con una gran difusión en nuestro país gracias al clima del que disponemos, y que derivan de culturas como la egipcia y la romana. El Bowling, sin embargo, es una especialidad indoor, mucho más arraigada en países con climas más fríos y uno de los deportes más extendidos a lo largo y ancho del planeta.

Una de las representantes más valoradas en Castilla-La Mancha es la valdepeñera Carolina Muñoz, que fue reconocida con la Medalla de Plata al Mérito Deportivo de Castilla-La Mancha el pasado 1 de diciembre en Madridejos (Toledo). Carolina cuenta como este reconocimiento ha sido “un placer y un orgullo para mí, no solo por los resultados deportivos obtenidos, sino por el esfuerzo, trabajo y dedicación a nivel territorial”.  Esta medalla viene otorgada gracias a una Medalla de Plata conseguida en su debut con la Selección Nacional en la Copa de Bowling del Mediterráneo disputada en Bolonia en 2016.

Carolina en los Premios y Distinciones al Mérito Deportivo en Castilla-La Mancha, 2016 Fuente: Cedida por Carolina
Carolina en los Premios y Distinciones al Mérito Deportivo en Castilla-La Mancha, 2016 Fuente: Cedida por Carolina Muñoz

No obstante, la deportista lleva algo más tres años trabajando por y para el proyecto de la Federación de Bowling en Castilla-La Mancha, que aún no existe y es uno de sus sueños por cumplir en este deporte. “Que llegue ahora una Medalla de Plata al Mérito Deportivo en Castilla-La Mancha es un impulso para seguir adelante con el proyecto territorial y un empujón para empezar con las escuelas de niños, y sobre todo es un incentivo para seguir adelante porque muchas veces llegan momentos de desfallecimiento porque todo ese trabajo y ese esfuerzo no lo ves recompensado. Más bien al contrario. Recibes más zancadillas que reconocimientos” comenta Carolina.

Remontándonos al pasado, Carolina comienza a jugar al bowling de un modo bastante curioso, puesto que sus padres le permitían ir a jugar una vez por semana a la bolera como recompensa por sus buenos estudios. Desde ese momento, la diversión del momento pasó a convertirse en su deporte por excelencia. “Conozco las competiciones desde los 16 o 17 años: ligas nacionales, copas de la reina, opens individuales, y muchas otras competiciones donde he tenido mejores y peores resultados. Ahora llevo los últimos años en otro nivel, cuando la vida personal y familiar me ha permitido realmente dedicarle el tiempo que un deporte tan técnico necesita. Más aún este último año donde, gracias al apoyo de la empresa, estoy desarrollando todo mi potencial deportivo. Aplaudo a todos aquellos deportistas que se reinventan después de los 30” explica.

Carolina define el bowling como “un deporte extrovertido, pues te permite hablar con tus amigos o compañeros de pista mientras se desarrolla la partida. En la mayoría de deportes esto no sucede. Además, es un deporte en el que puedes jugar sin una restricción mínima de jugadores, puedes ir a la bolera solo o acompañado de un gran número de amigos”. Cuando comienzas a practicar este deporte, parece no requerir de una gran forma física, pero si quieres alcanzar cierto nivel de técnica, debes ir adaptando tu forma física y sobre todo, tu forma mental. “Es un deporte donde no sólo cuenta la fuerza bruta, de hecho, requiere más técnica que potencia y te premiará con mejores resultados si desarrollas habilidades de coordinación y concentración. Aquí, cuanto más aprendes, más quieres aprender” comenta.

Nuevo negocio

Además de deportista, Carolina es emprendedora. Desde hace un año, lleva las riendas de La Bolera de Valdepeñas, un espacio inhabilitado hasta que tomó el mando. “Llevamos un año introduciendo pequeños cambios a nivel comercial: el parque infantil, máquinas recreativas diferentes, la posibilidad de comer algo con nuestro nuevo menú, un pequeño cambio de imagen… esas cosas que siempre dan un valor añadido al local. Pero además, estamos programando actividades encaminadas a la promoción de la gente joven. Hemos incorporado la posibilidad de realizar excursiones para colegios, AMPAS o asociaciones que se pongan en contacto con nosotros, como actividad deportiva, como actividad bilingüe o simplemente como actividad lúdica. También estamos comenzando un nuevo reto, una escuela gratuita de bowling para los más jóvenes, dirigida a chavales de 8 a 16 años y que ha dado sus primeros pasos este pasado mes de noviembre. En principio, habrá una sesión mensual, que será un sábado o un domingo en horario matinal. Y otro de los proyectos que tenemos a corto plazo es darnos a conocer entre las empresas locales y vecinas para que puedan organizar aquí eventos como Team buildings, cenas de Navidad, actividades de ocio o ligas de empresas” cuenta la empresaria. ¿El objetivo? Llegar a los más pequeños y tratar de crear una cantera de Bowling en Castilla-La Mancha que pueda competir a nivel nacional.

Carolina tras haber jugado en La Bolera de Valdepeñas                                               Fuente: Cedida por Carolina Muñoz
Carolina tras haber jugado en La Bolera de Valdepeñas       Fuente: Cedida por Carolina Muñoz

Una de las grandes ventajas de este deporte es que ayudar a liberar el estrés, porque tan solo “unas horas de Bowling te harán desconectar de la rutina diaria y poder eliminar tensión”. El tipo de movimiento que se genera al lanzar una bola de Bowling, además, hará que trabajes de forma simultánea tus músculos de las piernas, los brazos y la espalda. Por su parte, se obtiene mayor flexibilidad, que hará mejorar tu coordinación. Y, por supuesto, mejora las relaciones sociales. “Pasar horas compitiendo y divirtiéndote mientras comes algo o tomas un trago hará que socialices con la gente y puedas crear nuevos lazos de amistad” comenta. Entre las desventajas, Carolina destaca los pocos apoyos institucionales y económicos por no tratarse de un deporte de masas, aunque en Castilla-La Mancha, gracias a algunas personas que se esfuerzan por equiparar los logros de los deportistas sea cual sea su disciplina, se está consiguiendo dar pasos de gigante.

Deporte minoritario

Como ya sabemos, el Bowling, desgraciadamente como otros deportes, son minoritarios y no se les brinda el valor que les corresponde. El Bowling, en opinión de Carolina, no tiene la repercusión suficiente en el panorama nacional. Estamos acostumbrado a ver que en los colegios e institutos se practican solamente los deportes que se han practicado siempre. “Castilla-La Mancha tiene una riqueza deportiva tradicional enorme y los bolos es parte de ella. Ya no hablo de Bowling tal y como lo conocemos, sino de una especialidad autóctona que es el bolo castellano. Me sorprende que una comunidad como la nuestra no tenga dentro de sus colegios un pequeño espacio para enseñar a los chicos esa riqueza deportiva tradicional de nuestro propio territorio. Creo que hay que cambiar esa visión que tenemos del Bowling sólo como entretenimiento. El Bowling es un deporte, con todas las letras. Para ello necesitamos gente que ponga su pasión, su ilusión, su empeño y su tiempo para crear ese pequeño desarrollo que le haga crecer y le lleve a enganchar a la gente, que le ponga en el lugar que le corresponde” explica.

Carolina sueña con que esta disciplina llegue a ser olímpica algún día y ver con sus propios ojos como los jóvenes tienen la oportunidad de disfrutar de este deporte, tal y cómo se merece. Busca que los futuros atletas de este deporte puedan dedicarse íntegramente al desarrollo de sus habilidades como cualquier otro deportista. Un sueño que la deportista ve más cerca que lejos.

The following two tabs change content below.

Jennifer Bernal

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Castilla- La Mancha en Cuenca. Leer y escribir son como el pan de cada día.
Jennifer Bernal

Jennifer Bernal

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Castilla- La Mancha en Cuenca. Leer y escribir son como el pan de cada día.

Leave a Response