Casi todos sabemos montar en bicicleta o tal vez no. Son muchos los corredores de BMX los que afirman que no sabemos qué es montar en una bicicleta hasta que pruebas este deporte. El BMX se considera un deporte extremo a pedales, una modalidad acrobática del ciclismo que se remonta a la California de los años 1970, cuando los niños trataban de imitar a los corredores de motocross. Incluso llegaron a urbanizar un tipo de carreras, basándose en el organigrama de las carreras de atletismo. Hacían carreras de ocho en ocho corredores, clasificándose de cuatro en cuatro hasta llegar a las finales. El BMX llegó a Europa a finales de los 80 y a España a principios de los 90. El deporte ha ido evolucionando hasta la fecha, pues tiene una carrera relativamente joven en las Olimpiadas, ya que, en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, la modalidad BMX race paso a ser un deporte olímpico.

El Club BMX El Álamo está situado en un municipio de la Comunidad de Madrid. Pertenece al Club Ciclista El Álamo que se fundó en el año 1982 por un grupo de amigos. Unas cuantas reuniones y las buenas intenciones de quienes quieren hacer deporte bastaron para que se empezasen a preparar rutas de carretera todos los domingos, llegando incluso a abrir su propia escuela de ciclismo. Con el paso de los años, la actividad fue decayendo hasta la desaparición del club. Pero treinta años más tarde, se repite otra vez la historia, sólo que esta vez en plena crisis económica que en principio hacía más difícil resurgir del club. Una vez más las ganas de hacer deporte hicieron que diferentes bikers que apenas se conocían empezaran a rodar por los caminos y carreteras de los alrededores de El Álamo, quedando otra vez constituido el club. Actualmente tiene unos 60 socios más la sección de BMX, que cuenta con unos 40-45 alumnos de entre 3 y 12 años que compiten por toda la geografía española, y con distintos niveles de rutas, para así hacer más fácil que todo el que lo desee pueda apuntarse al club.

A nivel de nacional, tienen varios campeones de España y de Madrid, entre ellos Larissa Cabral, que ha sido campeona del mundo dos veces y ha ganado carreras de la copa de Europa y Alejandro García. En el campeonato de Madrid son el club que más número de campeones tiene. De hecho, este año en el campeonato de España han quedado segundos por clubes. Uno de los objetivos que tienen marcados es llegar a ganar un campeonato del mundo, pero aún no lo ha conseguido por diferentes motivos. “Ya sea por lejanía o por pegas que nos pone la federación porque no nos dejen ir por cantidad de inscritos, ya que cada nación tiene su límite de corredores, y entonces entrar ese límite es complicado. Pero aun así nosotros hemos tenido finalistas y semifinalistas del campeonato del mundo varias veces, o sea tenemos muy buen nivel”.

Circuito actual del Club BMX El Álamo / Foto: Silvia Torrejón

Alberto Hernández, entrenador del club de las categorías de BMX, es un ex corredor de BMX que lleva desde principios de los 80 practicando este deporte. Además, ha llevado equipos nacionales durante varios años, pero al final ha acabado entrenando a chavales en el club de El Álamo porque, entre otras cosas, es uno de los creadores del club. Lleva ya diez años entrenando en el club, pero nos cuenta que el circuito del que ahora disponen es diferente a con el que empezaron.

En el Bicycle Moto Cross (BMX) podemos encontrar varias modalidades. Alberto nos explica que el BMX race es el que practican ellos en el club. Luego está el BMX vip, que “es un deporte en el que se hacen saltos adrede, sobre todo, en campos de tierra construidos a mano por los chavales e incluye saltos de altura con mucha espectacularidad”. Otra modalidad es el park, “se utilizan pistas de skate park y se realiza igual que con los monopatines, pero con la bicicleta. Esta modalidad consiste en saltar, hacer trucos -posturas en los saltos- y transfer de un salto a otro”. Esta se considera la disciplina más representativa del BMX.
Foto: Silvia Torrejón

Respecto a los entrenamientos, Alberto nos explica que al ser categorías que abarcan edades tan pequeñas lo que intenta es enseñarles a montar en bicicleta desde la base, “les damos una buena base en el manejo de la bicicleta”. Cada alumno se pone sus límites en el club no se le exige a ninguno nada, “cada uno da de sí lo que puede, a todos se les enseña por igual y obviamente el que da un poco más de sí, se le enseña un poco más o se le separa de la gente para que aprenda más”. Además, nos habla de los diferentes niveles de aprendizaje que hay en el club y la forma de ir avanzando en ellos. “Según van aprendiendo van pasando de nivel. Después, cuando tienen un cierto nivel en el manejo de la bicicleta empiezan a competir. Ahí, ya sí que se les empieza a entrenar un poco su físico. Pero nosotros en el circuito tampoco entrenamos físico al 100%, hacemos algunas series, pero todo lo que se hace es sobre la bicicleta. Esto no significa que hagamos ejercicios físicos en la bicicleta. El que quiera hacer ejercicio físico y apuntarse a un gimnasio que se apunte, pero aquí no se hace ese tipo de físico”.

Categoría más pequeña / Foto: Silvia Torrejón

En cuanto al tipo circuitos, en principio todos son de tierra, pero luego cada circuito tiene sus características propias. “Dependiendo del agarre y el tipo de curvas que tenga el circuito, se asfaltan algunas partes del trayecto, más que nada por las inclemencias del tiempo, porque cuando llueve se deterioran y se hacen roderas quedando baches en la tierra. Para evitar este problema algunas pistas se asfaltan. Además, con ello el agarre es mucho mayor y se consigue mayor velocidad en el circuito”. Existe otro tipo de circuitos que en vez llevar asfalto para mejorar el agarre “llevan un sistema con un tipo de resina que se mezcla con la tierra del circuito” para que este no se deteriore y quede siempre en perfectas condiciones. 

El deporte a pesar de ser individual es también de equipo

 

El BMX es un deporte muy completo ya que “se trabajan todas las partes del cuerpo: piernas, brazos o espalda”. A pesar de ser “un deporte individualizado es también de equipo, porque siempre corres por clubes y siempre hay en tu categoría uno o dos rivales que son de tu club, pero al final son todos amigos”. Por ello, podemos decir que el compañerismo siempre prima sobre lo demás factores. Por otro lado, la edad mínima establecida para practicar este deporte suele ser de los cuatro años para arriba. Aunque Alberto confiesa que en el club tienen “críos de 3 años montando y haciendo su circuito entero, pero normalmente los que se hacen el circuito completo y tienen fuerza son los de 4 años”.
¿Deporte en desigualdad?

El deporte es tanto de chicas como de chicos, aunque la mayoría de los corredores son chicos. “Sí que es cierto que hay menos cantidad de chicas corriendo que de chicos” asegura Alberto. Existen circuitos que tienen zonas adaptadas para las chicas, incluso “en los juegos olímpicos hay zonas adaptadas por sexo: chicas y chicos.

“Creo que nuestro club es el que más chicas tiene de España”
Aunque las mujeres tienen un gran nivel, y prácticamente hacen lo mismo que los hombres, en la competición de los chicos hay unos saltos excesivamente grandes, y las chicas por el espectáculo no pasan, entonces se adapta un poco a las categorías féminas”. En el Club BMX El Álamo, en cuanto a categorías inferiores de niños “hay una igualdad tremenda, incluso de fuerza y técnica, hasta más o menos los 12 años. A partir de ahí, los chicos cogen un poco más de técnica. Creo que nuestro club es el que más chicas tiene de España con un total de 12 chicas. Forman un 20-22% de los inscritos en el club”.

Foto: Silvia Torrejón

 

Pero el tema es que todavía hay pocas chicas en este deporte, y Alberto achaca esta reducción a que “al ser un deporte de saltos en bici, a los padres les suele dar un poco más de miedo que lo practiquen sus hijas”. Pero por otro lado en su club, a las niñas que entran “se les enseñan prácticamente igual que a los niños y están completamente adaptadas con los chicos. No hay ningún tipo de discriminación, ni ningún tratamiento especial”. Además, nos confiesa que aún no sabe muy bien la razón de por qué no hay más chicas en este deporte.

Para romper con esas barreras que tienen los padres Alberto quiere mandar un mensaje positivo animando a la gente para que se apunte a este deporte aparentemente peligroso porque es “súper divertido y fuerte, que no tiene riesgo, aunque lo parezca”. Y añade que en el club no tienen ninguna caída al mes. Pero, sobre todo, afirma que es “un deporte muy fácil en donde cada uno se pone sus metas”.

GALERÍA:

 

The following two tabs change content below.

Silvia Torrejon

Estudiante de Periodismo en UCLM (Cuenca). Seriéfila y amante de la lectura. Prácticas en OndaViva Radio (Sonseca).
Silvia Torrejon

Silvia Torrejon

Estudiante de Periodismo en UCLM (Cuenca). Seriéfila y amante de la lectura. Prácticas en OndaViva Radio (Sonseca).

Leave a Response