La zona Norte de la provincia de Granada esconde un secreto geológico a cielo abierto peculiar y único en todo el mundo. Montes Orientales, Guadix, la Hoya de Baza y el Altiplano configuran hoy un paraje en el que la historia de la vida de nuestro planeta ha quedado atrapada. Las modelaciones del terreno y descubrimientos paleontológicos se deben a la existencia hace 2,5 millones de años de un gran lago sin salida al mar que ha creado un espacio singular y de valor geológico excepcional.

La candidatura a Geoparque “Valles del Norte de Ganada” ha sido presentada desde las cuatro comarcas ante la UNESCO y cuenta con el respaldo de 18 instituciones públicas y entidades como la Diputación de Granada o el IGME(Instituto Geológico y Minero de España); abarca un terreno de 1400 kilómetros cuadrados y engloba 34 municipios, destacando un total de 70 lugares de valor geológico excepcional.

⇒Vídeo promocional de la candidatura a Geoparque Valles del Norte de Granada.

Una vez presentado el proyecto a través de la Comisión Nacional de Cooperación con la UNESCO, se estima que para 2019 se resuelva la candidatura tras la visita de especialistas sobre el terreno y estudio de los dossieres. Volviendo al gran lago que quedó sin salida al Mar de Tetis, podemos observar en los valles fluviales de la actualidad (Fardes, Guadiana Menor, Castril o Huéscar) la evolución del Cuaternario y como se ha modelado de forma progresiva su orografía y parajes tan caprichosos como el del Rio Castril.

Pasarela del Río Castril.

La Candidatura a Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada se financia a través del Plan de Acción de los fondos FEADER de la Unión Europea al 90% y de la Junta de Andalucía al 10% según publica revistatierrasur. Las tierras que comprenden este importante proyecto para la provincia granadina son hoy un testimonio pétreo de que el lago daba vida a multitud de especies, destacando los grandes mamíferos extintos del Cuaternario como mastodontes, tigres dientes de sable o grandes hienas.

Pero antes de continuar descubriendo excepcionalidades del terreno granadino pongamos en valor que España es el segundo país con más Geoparques tras China, 12 y 29 respectivamente. La figura de Geoparque Mundial aparecia por primera vez a principios de la década de los 90 en Europa, siendo los países fundadores Francia, Alemania, Grecia y España. La coordinación la realiza la Red Mundial de Geoparques y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Un Geoparque, basándonos en la definición que presta el Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno de España es “un territorio que presenta un patrimonio geológico notable y que lleva a cabo un proyecto de desarrollo basado en su promoción turística, de manera que debe tener unos objetivos económicos y de desarrollo claros”. Es importante para la declaración de un Geoparque Mundial la existencia de patrimonio geológico pero además la puesta en marcha de iniciativas para la conservación del patrimonio o favorecer el desarrollo socioeconómico de la zona; precisamente estas cuatro comarcas deben aprovechar este proyecto y su consecución como punta de lanza para el desarrollo de turismo sostenible como impulso económico.

Sierra de La Sagra (2.381 m.) desde Huéscar.

Geoparques de España

Como ya sabemos España cuenta con 12 zonas catalogadas por Geoparque Mundial que nos hacen sentir privilegiados de tener tan cerca lugares con este reconocimiento, y lo que es más importante: valor paisajístico, geológico, paleontológico… Les invito a hacer un breve recorrido por estas zonas exclusivas y codiciadas de nuestro país.

Siguiendo un recorrido Sur-Norte y estableciendo una divisíon imaginaria de la Península Ibérica, comenzaremos descubriendo los dos Geoparques reconocidos en las Islas Canarias: El hierro, con rocas en deslizamiento y signos de vulcanismo reciente a cielo abierto pero también bajo el agua y Lanzarote y Archipiélago Chinijo , que presenta un terreno árido bañanado en lavas históricas por la erupción del Timanfaya, en 1730/36.

En el tercio Sur de la península Ibérica encontramos el Geoparque de Cabo de Gata-Níjar, en el que se diferencia la sierra volcánica del Cabo y la llanura litoral, también el Geoparque de la Sierra Norte de Sevilla en la región occidental de Sierra Morena y para mencionar el último Geoparque situado al Sur de España queda el reconocido en las Sierras Subbéticas, con series de rocas mesozoicas que presentas restos de invertebrados marinos.

En el centro peninsular encontramos los Geoparques de Las Loras, que presenta una orografía de cañones y enormes moles calcáreas, Villuercas Ibores Jara destacando sus desfiladeros y cuevas, Maestrazgo con cañones de aspectos gris debido a la piedra caliza y el Geoparque de Molina-Alto Tajo, con pliegues de piedras labradas.

Por último los Geoparques reconocidos en el tercio Norte de España son el de la Costa Vasca, que presenta costas y valles perfilados durantes más de 60 millones de años, el de Cataluña Central con formaciones rocosas formadas por la existencia de un antiguo mar que desapareció por el alzamiento de los Pirineos y por último el de Sobrarbe que presenta formaciones sedimentarias que son testimonio de glaciares o arrecifes.

Sismitas, badlands o lavas submarinas en los Valles granadinos

La zona que abarca la candidatura a Geoparque de los valles septentrionales de esta provincia andaluza está rodeada por algunas de las montañas más altas de la Península Ibérica, enclavada entre La Sagra y Sierra Nevada. Algunos de los setenta lugares de especial interés se encuentra la Necrópolis de Tutugi, Castellón Alto o los Barrios Árabes de Baza.

Desde la perspectiva temporal y territorial, en la mitad Norte de la provincia de Granada, se encuentra el mayor conjunto de yacimientos paleontológicos de vertebrados continentales del Cuaternario europeo al aire libre, que conforma una importante mina de estudio en los yacimientos de la Estación Paleontológica del Rio Fardes , Baza-1 o los de Fuente Nueva o Venta Micena en Orce, entre otros.

Los límites de antiguas placas generaron lavas submarinas que hoy forman montañas, por ejemplo en la zona de Alamedilla, en la Comarca de Los Montes. Pliegues y fallas tectónicas aún hoy se manifiestan en forma de pequeños terremotos. Este dinamismo ha provocado la afloración de sismitas considerados como únicos en el mundo, como los dibujos que conforman algunas rocas conservadas en Galera.

Sismitas presentes en Galera.

Otra de las peculiaridades, para completar la riqueza y autenticidad geológica de los Valles del Norte de Granada son los badlans situados al sur del Geoparque, en la zona de Guadix. Este paisaje de tipo ruiforme presenta una roca erisionada por el viento y el agua en el paso de los últimos 1.800 millones de años que en la actualidad se contempla como un conjunto de formas geológicas singulares en forma de cañones, cárcavas o barrancos.

La candidatura del proyecto está presentada y siendo estudiada por los organismos competentes de la UNESCO. Las peculiaridades y valor geológico excepcional de los Valles del Norte de Granada está presente desde hace milenios pero con esta distinción, la zona potenciaría su atractivo turístico y científico. Como destaca Francisco Javier Fernández, consejero de turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, los Geoparques se debe enfocar en el desarrollo local y en el turismo sostenible.

Puede que este sea el proyecto más importante para la conservación y puesta en valor de esta extensa zona, y lo más imoportante, que repercuta en las posibilidades de los más de 100.000 personas que habitan esta exclusiva área. Las instituciones y asociaciones impulsoras aspiran a que el Norte de la provincia de Granada sea reconocido como el décimotercer Geoparque Mundial de España, hecho que seguiría aumentando el extenso número de estos espacios singulares en nuestro país.

The following two tabs change content below.

Leave a Response