‘Wonder’, más que una película  una lección de vida en 113 minutos, que enseña que para conocer a las personas solo hay que pararse a mirar.

Recién estrenada en España, esta película americana es una adaptación del libro La lección de August, de Raquel Jaramillo Palacio, un libro catalogado dentro de la literatura juvenil y publicado en 2012. La historia nos muestra la realidad de un niño afectado por el Síndrome Treacher Collins, una malformación craneal congénita.

Wonder consiguió recaudar en su estreno en Estados Unidos más de 20 millones de dólares y se posiciona para convertirse en una de esas cintas imprescindibles de cualquier cinéfilo. Una historia familiar, que sabe mezclar bien el drama con los toques de humor. Eso sí, preparen sus pañuelos.

La vida no es fácil, sobre todo cuando tienes diez años y es la primera vez que vas al colegio. La cosa se complica un poco más si, durante estos diez años, te han tenido que operar veintisiete veces. Esta es la situación inicial que se le presenta al pequeño August Pullman, Auggie, nacido con una enfermedad genética que ha hecho que su cara presente una serie de malformaciones que le confieren un aspecto distinto a los demás niños.

El pequeño, hasta entonces arropado por su familia, descubre lo que es la soledad del resto de alumnos en forma de rechazo. Auggie tendrá que abandonar su casco ocultar su de astronauta, que usa para ocultar su cara, -el mayor sueño del niño es ser astronauta- para darse cuenta de que cuando no encajas en lo que se considera normal es más difícil hacerse un hueco en la sociedad que llegar a la luna.

Pero no solo es la vida de Auggie la que cambia sino la del resto de sus compañeros. Con el paso del tiempo verán el talento del niño para las ciencias, su simpatía, sentido del humor y sensibilidad. Descubrirán lo que es la verdadera amistad, que muchas veces son las acciones más simples las que hacen noble el alma y cómo la inocencia infantil  se ve irrumpida por las influencias de los adultos.

Imagen de archivo. EditTouchShareFullScreeen

A pesar de los muchos aciertos, hay un aspecto negativo de la película: su duración. Tal vez demasiado larga para el público más joven, cada vez más acostumbrado a un ritmo más rápido, como el de las series, y a quien cuesta prestar atención a relatos largos. Una desventaja que se ve, más o menos, solucionada con el cambio de narrador y las distintas perspectivas de la historia.

En cuanto al reparto se pueden destacar dos de las actuaciones. La de Julia Roberts, que abandona el registro de las comedias románticas para convertirse en la madre de Auggie: una mujer dispuesta a dejar todo atrás por el bien de su hijo y que le enseña que lo que le diferencia de los demás no es una disformidad sino sus capacidades. Por otra parte, Izabela Vidovic, que interpreta a Via, la hermana adolescente de Auggie: una joven madura e independiente, que muestra la realidad del hijo que se queda en un segundo plano, pese a todo ello sabe que su familia es quien la hace tan especial y es el punto de apoyo esencial de su hermano pequeño.

Imagen de archivo. MAESTROVIEJO

Una película perfecta para toda clase de edades y en especial, aunque en un principio no lo parezca, para los más pequeños. Les muestra que la diversidad es buena, que no hay que temer a lo que es distinto, que siempre hay que levantarse tras una caída y que siempre habrá alguien que te ayude, pero sobre todo, y aunque esto sea un tópico, que para descubrir la belleza de las personas hay que buscar en su interior. Es por ello que es muy recomendable proyectar este largo en todos los centros educativos pues es un relato de aceptación y contra el bullying.

The following two tabs change content below.

Ana Dorado

Latest posts by Ana Dorado (see all)

Leave a Response