Thirteen Reasons Why: El drama juvenil que ha enganchado a todos los públicos.

Con la voz firme de una joven dentro de unas cintas, con una llamada a los años 80-90, nos introducimos dentro de la vida de Hannah Baker, nuestra protagonista, cuyos problemas dentro y fuera de las aulas, callados y sufridos interiormente, desarrollarán el eje central de este drama “teen” líder de audiencia.

Hannah es una joven adolescente estadounidense, matriculada en bachillerato en el instituto Liberty, con una familia unida y con una vida que podría evaluarse de calidad media. Ella será el foco de atención junto a Clay, otro alumno del Liberty y con relación directa con Hannah, a lo largo de toda la serie. Ella será la que mantendrá enganchada a la audiencia, capitulo tras capitulo, cinta tras cinta, por su complicada vida y cumulo de circunstancias. Circunstancias que una vez conocidas cambiaran la vida de muchos de los alumnos de la escuela de secundaria. Así, la acción se desarrolla en torno a las declaraciones que Hannah ha dejado grabadas en una serie de cintas, que serán enviadas por orden a todos los “culpables” del terrible final de la protagonista. Un final que cortará con los famosos tabús de las series de televisión en todo el mundo.

Esta serie presume de miles de halagos, pero el logro real es el buen tacto de saber adaptar problemas como el bullying y el suicidio a la pantalla on-line, a un espacio infravalorado por su poco contenido de valor a pesar del gran campo que abarca.

Desde su emisión muchas han sido las bocas en contra de este filme, ya que lo señalaban como una posible vía para fomentar el suicido. A pesar de ello, la productora ejecutora y famosa actriz, Selena Gómez, defendía la serie con las siguientes palabras: “Solamente quería presentarlo de un modo en el que los chicos se asustasen y estuviesen confusos, de un modo que les hiciese hablar sobre ello porque es algo que pasa todo el tiempo. Así que estoy abrumada por cómo de bien está sucediendo”. Con estas palabras describía claramente el fin con el que nos encontraremos, una cinta que nos muestra la realidad a través de la exposición de la vida de nuestro personaje principal y exponer como el abuso en el aula puede generar graves problemas como los vividos por Hannah a lo largo de la temporada.

En definitiva, Hannah y Clay nos muestran una visión ejemplificante sobre la auténtica vida dentro de la etapa de la adolescencia y la importancia de estar en continua comunicación con aquellos que nos importan, una llamada de atención a todos los centros que conviven diariamente con casos similares y una lección más que apta para toda la audiencia. Se puede decir que más que una simple serie dramática, es una cinta de aprendizaje. Nos enseña a saber hacer frente a todos nuestros problemas y obstáculos que se interponen y saber ayudar a aquellos que también los sufren. Nos enseña a que no todo es lo que se ve y que hay que conocer realmente a las personas para conocerlas. Sin juzgar ni criticar, porque ello puede llevar a grabes problemas que hoy en día son casi desconocido u ocultados por la sociedad como el “pequeño problema” que Hannah tenía y acabo en fatalidad.

The following two tabs change content below.

Fatima Moyano

Latest posts by Fatima Moyano (see all)

Leave a Response