José Luis Regalado ha celebrado 30 años dentro del mundo de la comunicación. Actualmente trabaja en el área de Parlamento dentro de los informativos de Televisión Española. El periodista cuenta con una larga trayectoria en la cadena pública, destacando su estancia como editor en los informativos de La 2 noticias, Telediario Matinal y la Noche en 24 horas, en los que ha desempeñado importantes cargos de gestión y dirección. Bajo el nombre de “Medios de Comunicación y política”, el periodista se ha trasladado a la Facultad de Periodismo para ofrecer una charla sobre su experiencia en televisión y sobre las técnicas y la manipulación de la información.

Pregunta:  Buenos días José Luis Regalado, comenzamos esta entrevista con un retroceso al pasado. ¿Cómo recuerda sus inicios en el mundo de la comunicación y qué balance haría sobre ese inicio hasta ahora?

Respuesta:  Casi no me acuerdo, llevo…Mira, acabamos de celebrar mis compañeros de promoción 30 años desde que nos licenciamos en Periodismo. Yo empecé a trabajar antes de licenciarme. Lo recuerdo con mucho cariño, afecto y mucha nostalgia. Yo me metí en el Periodismo por vocación y no la he perdido. Me parece una profesión fantástica y ha sido un privilegio trabajar en esto, de hecho cuando a la gente o alguien te pregunta dónde trabajas y les dices que en televisión española, se suelen sorprender y te dicen “ah… ¿y sales?” A lo quesuelo contestar que salgo todo lo que puedo y además trabajo en la tele (risas).
Antes preguntaba si conocías a Leticia, yo trabajé con ella…pero claro eso ya es pasado. Yo creo que el periodismo no está en un gran momento, de hecho cuando yo empecé era un momento mucho más esperanzador y ahora entre todos hay que darle la dignidad que se merece. Porque desde luego te puedo asegurar que una sociedad sin periodismo no funcionaría.

P:  Y con esa evolución ¿Ha cambiado tu pensamiento respecto al periodismo?

R: Sí por supuesto. Yo creo que con estas cosas que os he hablado en la charla, este tipo de malas prácticas periodísticas, obviamente, yo cuando empecé no las habría detectado porque yo no tenía este bagaje que ahora sí que tengo. En ese sentido yo creo que, obviamente cada experiencia te deja mella. Por eso intento transmitirlas cuando puedo a os estudiantes porque me parece que no es algo que tenga que reservarme para mí, que si puedo ayudar y enseñar parte de mis conocimientos y también parte del amor a esta profesión pues creo que estaría haciendo algo bueno ¿no?.

P: Y en cierta forma… estas malas prácticas periodísticas de las que hablaba ¿Han supuesto una decepción o no lo calificaría de esta manera?

R: No porque tampoco me ha sorprendido ya que en Televisión Española siempre han existido este tipo de cosas, por ello no me ha sorprendido. Sí me decepcionó cuando se produjo esperaba. Nunca pensé que los periodistas íbamos a permitir ese paso hacía atrás y resulta que sí que lo permitimos, creo que eso no es solo una decepción individual sino colectiva. No supimos frenar eso porque teníamos una televisión muy valiosa y ahora nos va a costar mucho volver a construirla si es que nos dan la oportunidad de hacerlo.

P: Centrándonos en el título de la charla, ya hemos visto que existe una relación entre los medios públicos y el poder político. En su opinión y de acuerdo con la situación actual ¿Cree que este tipo de relación es beneficioso o perjudicial para un periodista a la hora de publicar contenidos?

R: La relación es inevitable, convivimos en sí con esta relación. Yo, por ejemplo, ahora estoy en Parlamento no puedo menos que tratar lo que dicen los políticos y estar con ellos. El problema, es que muchos periodistas se olvidan de qué lado están, porque conviven tanto con el poder que acaban pensando que ellos también pueden formar parte de él. En el periodismo no metemos para formar parte del poder, nos metemos para controlarlo, para informar sobre lo que hace pero nunca para ser parte de ellos. Cuando un periodista pierde eso, está perdiendo su condición principal para poder hacer información honesta

Regalado nos explico qué objetivos conseguimos con el periodismo libre

 

P: Si la información se toma como un derecho y a la vez como un negocio. ¿Cómo deben conjugarse?

R: Procurando que el negocio no contamine al derecho. La información como derecho es fundamental, lo que pasa es que algunas veces se necesita un soporte y una financiación, entonces lo que hay que procurar es que quién está detrás de ese aporte económico, no busque servirse de los medios y no servir a la sociedad con sus medios.

P: Uno de los conceptos que más hincapié se hace por parte del profesorado de esta facultad a nosotros, los estudiantes, es el de ser objetivo en nuestras publicaciones. ¿Es posible o existe la objetividad?

R: Yo creo que no, pero esa es mi opinión. Existe, te lo voy a explicar con una frase que es un poco alambicada, existe una aproximación honesta a la verdad. Si tú intentas contar lo ocurrido con honestidad, te acercas a la objetividad. Pero la objetividad no existe, porque todo tiene diferentes puntos de vista y todos son, muchas veces, o por lo menos alguna vez, alguno correcto.

P: Según usted, ¿Qué valores debería tener un profesional de la comunicación? ¿Tiene algún ejemplo a seguir en el que se haya fijado en su vida profesional y que por lo tanto cumpla esas características?

R: Como ya te he dicho, el periodismo en el fondo es una cosa muy sencilla, es contar noticias. ¿Qué tiene que tener? Pues a ver, lo primero tiene que saber dominar las herramientas que son el lenguaje, la imagen, el sonido, la voz… Y luego tiene que tener grandes conocimientos, ganas de trabajo y sentido crítico. Y respecto a la siguiente pregunta, no he tenido a alguno en concreto, me han gustado muchos. Yo, por ejemplo, para mí era un ídolo Iñaki Gabilondo o Julio César Iglesias. A mi em gustaba mucho la radio. Respecto a la televisión, Francisco Llorente es un periodista de gran valor. Y luego gente con la que he trabajado, que les he conocido a fondo y creo que están en el ejercicio ahora, por ejemplo, Vicente Vallés o Xavier Fortes, que está apartado por la dirección de televisión española en el centro de Galicia haciendo informaciones cotidianas y que hace un mes fue reconocido con un premio Ondas como mejor presentador, y no presenta… Eso significa algo.

P: “La credibilidad se pierde en segundos, pero tarda en recuperarse años” En relación a esta frase y según los últimos estudios la credibilidad de la audiencia en los medios ha descendido en los últimos diez años ¿A qué cree que se debe? ¿Usted cree que ha podido influir la aparición de Internet y la utilización de las redes sociales?

R: Me remito y reitero algo que he intentado mostrar en mi intervención, mucha gente ve los telediarios y pocas veces se da cuenta de que la información está manipulada. Pero otras veces sí, a causa de esas malas prácticas periodísticas, o de pequeños escándalos que puedan formarse a raíz de ellas. Como consecuencia para el canal, el telespectador decide no seguir viendo el noticiario de la cadena.
Yo pienso que con las redes sociales le hemos podido dar una vuelta al periodismo. Lo que sí aconsejo es que hay que saber cómo gestionar esas redes sociales. Puesto que según qué comentarios pueden entrar en conflicto con la legalidad. Es el ejemplo del juicio del rapero de Mallorca que se le acusaba de ciertos delitos por las letras de sus canciones. Aunque yo no esté de acuerdo con la resolución del caso, si que es cierto que debemos cuidar nuestro lenguaje en las redes sociales puesto que es algo público. Pero estoy totalmente a favor de las redes sociales en el Periodismo, siempre y cuando se respete.

P: La información es un terreno muy delicado, porque cualquier regulación de contenidos estaría dando de bruces con la libertad de expresión. Y digo esto porque dentro de su carrera como comunicador y en concreto cuando era editor de la 2 Noticias, corríjame si me equivoco, usted se encuentra con cierta información que decidió sacar a la luz, cambiando las directrices que, en cierta manera, marcó televisión española que no quiso emitirlos. (Audios ex ministro Fernández Díaz) ¿Volvería a tomar la misma decisión hoy en día?

R: ¡Sin dudarlo! Luego me cesaron por eso asique seguro que sí. En absoluto me arrepiento ni me arrepentiré.

P: En la charla afirmaba que el pasado año, el CDI publicaba en su informe trimestral que televisión española contabilizaba alrededor de 50 malas prácticas periodísticas en sus publicaciones. ¿Qué directrices se siguen para manipular la información? Usted como trabajador de TVE ¿Vio alguna situación en la que el periodista manipulaba directamente la noticia?

R: El tema de las directrices es curioso porque es verdad que había muchas veces que la información sale manipulada pero yo, nunca he visto como se daba una orden para que la información se manipulase. Son cuestiones que yo creo que la gente incorpora, autocensura, pero no se hacen de una manera abierta, sino que se hacen de maneras muy sutiles. Ósea, yo si quiero que esta información salga de determinada manera en vez de darle unas instrucciones que no puedo pronunciar en alto, lo que voy a hacer es, confiársela a la persona que yo contrate porque sabía que tiraba por ese camino. Son mecanismos muy sutiles.

P: Actualmente ¿Un medio de comunicación podría ser independiente o en este momento debe estar sujeto a la publicidad institucional?

R: Claro, puede y debe ser independiente y sobre todo si es público.

Regalado mostrando algunos ejemplos de manipulación en distintos medios digitales

P: Para finalizar la entrevista señor Regalado, ¿Qué consejos le darías a los estudiantes que van a terminar la carrera y van a salir al mundo laboral?

R: Pues que se esfuercen. En el mundo del periodismo es complicado encontrar tu hueco. Pero es una profesión que merece la pena y te devuelve todo lo que le das, agrandado y es una satisfacción. Desde luego es un trabajo satisfactorio. Yo siempre me he considerado un privilegiado por ejercer esta profesión.

 

P: Muchísimas gracias por su sinceridad y su tiempo. Espero que esta no sea la última vez y tengamos el placer de escucharle de nuevo a lo largo de nuestra carrera.

R: Muy bien. Yo espero veros a todos este verano o muy pronto por las ruedas de prensa, con los nervios del primer día y observando como aprendéis algo nuevo del periodismo. Muchísimas gracias a vosotros y gracias por invitarme.

Leave a Response