El pasado martes, 6 de marzo, la Empresa Pública de Gestión Ambiental de Castilla -La Mancha (GEACAM), prestó sus instalaciones a la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE) con motivo del curso ofrecido por esta entidad y en colaboración con la JCCM denominado “Emprendores, modelos de negocio y business plan”. Los alumnos han recibido la visita de Marta Robles, escritora y periodista, además de autónoma. Ella les ha venido a hablar del empresario, centrándose sobre todo, en la inseguridad que tiene todo emprendedor. Este curso está llegando a su fin, sus 15 participantes están alcanzando la meta de sus proyectos después de haber pasado por diez clases presenciales y 40 on-line. Nuevos emprendedores que deciden cumplir el sueño de crear su propia empresa con la ayuda de este curso y todos sus profesores. 

La periodista ha comenzado su intervención explicando las características básicas de un empresario en la Edad Media, concluyendo que ahora las cosas han cambiado poco en ese aspecto, porque hoy en día las inquietudes de un empresario deben ser las mismas. Robles aseguraba que “para empezar hay que tener una idea; para continuar, capacidad y voluntad de esforzarse todo lo necesario; para seguir, capacidad de riesgo y saber que todo lo que pone, lo tendrá que arriesgar y volver a arriesgar; también hay que tener un poco de suerte y cierto talento para bandearse ante todas las adversidades”. 

Somos muchos los inseguros, lo que pasa que normalmente no nos atrevemos a decirlo
Foto proporcionada por Heliodoro Pérez, del Dpto. de Comunicación de CEOE

Marta Robles ha tenido la valentía de contar a los asistentes el relato más íntimo de su vida y de su infancia, todo ello ligado a la inseguridad. Ha contado que ella es “tremendamente insegura“, pero que la inseguridad genera movimiento, de no dudar ni sentirnos inseguros, siempre nos mantendríamos en el mismo sitio, ha asegurado la periodista. También ha confesado que parte de su inseguridad viene determinada por su infancia, en concreto por la relación que tenía con su padre, él nunca le dejó estudiar periodismo, de hecho no le pagó los estudios, y nada de lo que hacía le parecía bien.

Ella nunca se rindió, trabajó y estudió al mismo tiempo. Aunque afirma que a veces esa valentía y esas ganas de conseguir metas venía de forma indirecta por la necesidad de sentir la aprobación de los de su alrededor, en concreto, de la aprobación de su padre. Con apoyo paterno o no, ella siempre siguió alcanzando sueños y metas.

Su último libro suma ya el número trece, y ya sus manos están escribiendo la historia del protagonista de su último libro “A menos de cinco centímetros“. Ella ha manifestado que sigue siendo una mujer insegura, pero que la inseguridad la tiene todo el mundo, en mayor o menor medida, “solo hay que aprender a domesticarla”. La escritora ha ligado el concepto de inseguridad con el de comunicación, explicando que todo lo que tenga que ver con la comunicación, nos vuelve frágiles. Robles ha asegurado que “cuando se enciende el piloto rojo estamos bien, pero cuando se apaga nos volvemos vulnerables”.

Un empresario de cualquier tipo está sometido a los vaivenes de enfrente: la audiencia

La invitada ha querido explicar la vida del empresario a través de la suya. Concluyendo que ella como comunicadora está sometida a su público, pero que un empresario de cualquier tipo también. La audiencia, los clientes o el público es quién te va a comprar tú producto, quién va a contratar tú servicio y hay que tenerlos el mayor respeto posible.

Mientras Marta Robles relataba su vida ligada a los empresarios y a la inseguridad, el ambiente se palpaba emocionado. Unos asistentes ilusionados y conmovidos por la vida de la empresaria que tenían enfrente. Algunos incluso se sintieron identificados con lo que contaba. Una reunión tan bonita como breve.

Tras finalizar la ponencia, Marta Robles, recibió un caluroso abrazo de los futuros empresarios. Todos a continuación disfrutaron de una merienda donde pudieron expresar lo que les había parecido la conferencia, al igual que esclarecer algunas dudas y preguntas que les había quedado pendientes.

Además, la escritora y periodista nos concedió unos minutos de entrevista. Se mostró amable, cercana, risueña y sin tapujos, habló tanto de ser empresario como de su vida personal. Aquí el enlace de la entrevista

Algunas fotos del evento:

 

 

The following two tabs change content below.

Ariadna Burgos

Alumna de la Facultad de Periodismo (UCLM) No vengo a cambiar el mundo, pero casi. Resiliencia como forma de vida. Mi voz, como la tuya, también cuenta; acabemos con las injusticias y desigualdades.
Ariadna Burgos

Ariadna Burgos

Alumna de la Facultad de Periodismo (UCLM) No vengo a cambiar el mundo, pero casi. Resiliencia como forma de vida. Mi voz, como la tuya, también cuenta; acabemos con las injusticias y desigualdades.

Leave a Response