Mujer y discapacidad, premios a la vida

El día 6 de marzo se celebró en el Hotel NH “Ciudad de Cuenca” el Acto Institucional Conmemorativo y Reivindicativo por el día Internacional de la Mujer “Mujer y discapacidad”. El acto fue inaugurado con un discurso del, también presentador del acto, Miguel Romero Sáiz.

En la entrega de premios a las mujeres con discapacidad estuvieron presentes todas las instituciones de Cuenca y representantes de la Universidad de Castilla-La Mancha, empresarios de Cuenca, de varias ONGs, de asociaciones de mujeres, entre otros. Hubo, además, un gran número de asistentes que llenó el salón.

El acto llevado a cabo por la Asociación Roosevelt, se basó en dar visibilidad a las niñas y mujeres con discapacidad. Trató de concienciar de que ellas sufren una doble discriminación. Esto se debe a que pertenecen a dos grupos minoritarios de la sociedad, de discapacidad y de género.

Los premios que se entregaron fueron cinco. Reconocimiento al valor, la valentía y las grandes capacidades de estas mujeres. El primero fue para Sigita Ausmina, el “Premio Roosevelt a una vida de superación”. La mujer, invidente, recogió el premio acompaña de su fiel compañera Conchi, su perra guía. Relató su experiencia como mujer migrada desde Ucrania y cómo estudió una carrera en España.

El segundo premio que se otorgó en la tarde fue “Premio Roosevelt mujer con discapacidad y cultura”. La galardonada fue Lola Beneytez Matín por sus exposiciones en museos de ciudades como Madrid o Toledo. El “Premio Roosevelt a la trayectoria y defensa en pro de los derechos de la mujer con discapacidad” lo consiguió Ana Peláez Narváez. Ella no pudo recoger el premio pero se encargó de dejar un vídeo agradeciendo a la asociación y disculpando su ausencia.

Ana Peláez, todavía emocionada, con su premio. Foto: Lucía Fernández

La nadadora Silvia Lara Perea fue premiada con el “Premio Roosevelt mujer con discapacidad y deporte”. Según Silvia “no es fácil ser mujer y discapacitada pero me da igual, me gustan los retos”. Y, el último premio, el “Premio Roosevelt a una institución que ha trabajado en pro de la mujer con discapacidad”. Este fue para la Escuela Municipal de Teatro “Ricardo Iniesta” de Úbeda. Nati Villar, su directora, fue la encargada de recoger el premio.

Para cerrar la gala de entrega, el presidente de la Asociación Roosevelt hizo una intervención. En ella leyó un discurso defendiendo los derechos humanos de las mujeres discapacitadas. Quiso pedir a las instituciones y a la sociedad que reflexionaran y que se ofrecieran las mismas oportunidades a todos.

Chema quiso aclarar los rumores que le acontecían en ese mismo discurso. Recalcó que su única finalidad era ayudar a las personas discapacitadas. Hacia el final de su discurso dijo: “ni quito ni pongo Rey, pero ayudo a mi señor. Y mi señor es mi compromiso con lo social”. Acabó reconociendo el mérito de todas las premiadas y animó a la gente a colaborar con la asociación.

Las premiadas, con Conchi, y las instituciones participantes en la gala. Foto: Lucía Fernández

Estas cinco mujeres premiadas sirven de gran inspiración para toda la sociedad. Haber sufrido tanto a causa, ya no solo de sus impedimentos físicos, sino por venir de otro país o por simplemente ser mujer. Galas como esta son necesarias en nuestra sociedad ya que no hay suficiente concienciación sobre el esfuerzo que hacen mujeres como Sigita Ausmina para levantarse cada mañana y afrontar el día a día.

Entrevista con Nati Villar

Nati Villar (en el centro de la fotografía, junto a José María Martínez, presidente de la Asociación Roosevelt) es licenciada en Arte Dramático por la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. Después hizo un  Postgrado Universitario de “Especialista Universitario en Teatro Social e Intervención Socioeducativa” en Sevilla en la Universidad de Pablo Olavide. Es la directora de la escuela de municipal de teatro “Ricardo Iniesta” de Úbeda. Además colabora con campañas de Animación Lectora. Y, el día 6 de marzo, asistió como premiada a la gala de de entrega de premios de la Asociación Roosevelt en Cuenca por “Premio Roosevelt a una institución que ha trabajado en pro de la mujer con discapacidad”.

Pregunta. Antes de nada, enhorabuena por su premio. ¿Cómo se siente? ¿se lo esperaba?

Respuesta. Muchas gracias y no, para nada. Ha sido una sorpresa muy grande. Sobre todo cuando teniendo en cuenta que es un premio que viene de muy lejos de donde nosotros hacemos el trabajo habitualmente. Un reconocimiento tan lejos de tu tierra pues es importante, estamos muy orgullosos.

P. ¿Qué le llevó a involucrarse en el Teatro de Úbeda?

R. Yo trabajo en el teatro desde que tenía 20 años y yo llegué a la escuela de Teatro de Úbeda en el 2003. Y bueno, me llevó al teatro mi pasión por el teatro, estudié para ello. Y luego me especialicé en Teatro Social e intervención socioeducativa a través del teatro. Ahí fue cuando empecé a trabajar con personas con diversidad funcional y otros colectivos en riesgo de exclusión. Porque no solo trabajamos con mujeres discapacitadas también con inmigrantes, personas sin hogar…

P.¿ Qué significa para la gente que participa en el teatro de Úbeda esta iniciativa?

Hombre para la gente de la escuela supone un achuchón, ¿no? Y para seguir trabajando en la línea que estamos trabajando. Tenemos un compromiso sobre todo de utilizar el teatro como herramienta de transformación social. Ese es el principal objetivo de la escuela y este premio viene un poco a decirnos que este es el camino que tenemos que llevar. Es un soplo de aire fresco, una bomba de oxígeno.

P. ¿Y a ellos les ha cambiado la vida?

R. Sí, sí, por supuesto. Nosotros tenemos usuarios de la escuela de teatro personas que llegaron con dificultades, con parálisis cerebral… También con espina bífida que bueno llegaron a la escuela en condiciones… Sobre todo de socialización, prácticamente nulas. Y bueno, a esas personas les ha cambiado la vida el teatro pero mucho, mucho.

P. ¿Seguís algunas pautas para tratar de forma especial a cada uno de los integrantes de la escuela?

R. Hombre, es un colectivo con el que tienes que tener mucho tacto. Sobre todo con las personas con diversidad funcional intelectual, que también tenemos. Poco a poco te vas adaptando ya no solo a una enfermedad sino a cada persona. Cada uno tiene unas necesidades personales especiales.

P. ¿Crees que deberían existir más escuelas como esta?

R. Claro, hay algunas experiencias lo que pasa es que no hay muchas. Y no hay muchas de centros públicos porque nuestra escuela es un centro municipal, está gestionada por el ayuntamiento. Se mantiene con dinero público. Y me atrevería a decir que en Andalucía es el único centro de estas características. De teatro inclusivo, quiero decir. Ya que nosotros el trabajo que hacemos es de inclusión total. Nosotros tenemos desde chavales de 8 años hasta a señores y señoras de 89 años, trabajando conjuntamente. Personas con o sin discapacidad, mujeres víctimas de maltratos y de violencia de género… Es un trabajo bastante inclusivo pero no existen muchas experiencias de este tipo.

P. ¿El ayuntamiento os dio más dinero al saber que os ibais a dedicar al tema de la inclusión?

R. Es verdad que en los últimos tres años, el Ayuntamiento está apostando más fuerte por nuestra escuela porque se está dando cuenta de lo necesaria que es. Del papel tan fundamental que desarrollamos. Además de los reconocimientos que tenemos ya fuera de Andalucía. Entonces está apostando más económicamente también. De hecho tenemos un festival de teatro e inclusión social que organizamos en la escuela. Porque a parte de ser un centro educativo queremos ser un escaparate para esas propuestas que hay que no hay circuitos de exhibición. Eso es lo malo de cuando se hacen este tipo de trabajos porque no entran en el circuito profesional. Pero tampoco en el teatro aficionado porque se ve desde fuera como algo terapéutico. Que es terapéutico, el teatro en sí es terapéutico pero nuestro objetivo no es hacer terapia con la gente. El objetivo es llegar a hacer arte. Son creaciones artísticas lo que pasa es que a través del arte estás haciendo terapia, es complicado. Y el Ayuntamiento sí que está apostando por que la Escuela se mantenga.

The following two tabs change content below.

LuciaFernandez

Latest posts by LuciaFernandez (see all)

Leave a Response