Periodismo de calidad, con perspectiva de género, protagonizado por personas e historias que rara vez aparecen en los medios“. Así se describe el objetivo de Pikara Magazine, un medio de comunicación digital del que forma parte Andrea Momoitio. La periodista ha realizado un taller en la Facultad de Periodismo de la UCLM para contar la experiencia del nacimiento y la sostenibilidad de esta iniciativa periodística feminista y de calidad.

CÓMO NACE PIKARA MAGAZINE

En 2010, se establece una red vasca de periodistas con visión de género bajo un ideario: tratar la información con perspectiva de género (perspectiva feminista). Andrea Momoitio ante esto explica que nadie es neutral en un tren en marcha: “Cuando tuvimos la idea de Pikara, nos enfrentábamos al gran mantra del periodismo, la objetividad. Pero nuestra idea no puede ser neutral ante esta sociedad que nos tiene en una situación de inferioridad y con vistas a que esto no mejore”. Junto a esta perspectiva, crece la siguiente en cuanto a términos de calidad: “Teníamos que hacer un periodismo de calidad como profesionales de la información. Una publicación que se diferenciase de blogs o páginas de artículos”.

Al mismo tiempo, con la creación de este digital feminista, se pretendía poner en valor la figura de las periodistas tras el cierre del diario Andra y la revista Frida, realizando una prensa feminista que conllevase a su vez al activismo.

Caperucita Katana – Pikara Magazine

“Una de nuestras preocupaciones era de qué manera se realizaban las violencias machistas en los medios. Éstos no hacían el esfuerzo de explicar que los asesinatos machistas forman parte de una estructura mucha más grande. Asimilan estos crímenes como ‘la punta de un iceberg’, pero no explican qué hay debajo. Aquí es donde Pikara Magazine habla sobre qué compone ese iceberg, qué forma esa estructura: que una mujer asesinada es causa y efecto de otras muchas cosas diarias que forman parte del sistema en el que vivimos”, argumenta Andrea.

Pikara busca hacer un periodismo que sirva como herramienta para la democracia, que busque la transformación social del escenario heteropatriarcal y que no sólo cuente historias, sino que las cuente de otra manera. Eso sí, sin dejar de lado la profesionalidad  y metódica  periodística pese a su posicionamiento político. Una difícil dicotomía que engloba por un lado el lenguaje periodístico que apuesta por una sencillez de la que huye el feminismo. El fin, tal y como explica Andrea, es “apelar a la responsabilidad de la ciudadanía para que apoye y promueva el periodismo de calidad para que éste siga siendo posible”.

MODELO DE NEGOCIO

Pese a ser un digital, Pikara Magazine ha ido expandiéndose a otros ámbitos como el papel. Andrea Momoitio describe el salto a la revista como “un capricho” tras mucho trabajo detrás. El medio de comunicación se financia básicamente con servicios a otras instituciones y formaciones, seguido de cuotas de apoyos (aportaciones de personas), financiación por crowfounding (para la revista en papel), ventas de productos como camisetas, tazas, etc., subvenciones del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) y premios como el de la Diputación de Vizcaya.

Pese a la sostenibilidad actual, el crecimiento de Pikara ha tenido un coste sobre sus emprendedoras: “los primeros años no cobrábamos a cambio de que el proyecto fuese cogiendo importancia y repercusión, una vez llegado ese punto, empezó a genera ingresos suficientes para proporcionarnos un sueldo”. Como ejemplo sirve el apoyo al crowfounding de la revista para su primera edición en papel (superando los 5000 €) en comparación a su quinta edición “Por mí y por todas mis compañeras“, donde el Verkami de Pikara Magazine alcanzó casi los 28.000 euros con 1.347 mecenas.

¿POR QUÉ HA FUNCIONADO PIKARA MAGAZINE?

El proyecto de Pikara Magazine ha formulado su crecimiento en mantener los principios regidos por la información feminista y el trato de la misma con una calidad desde el punto de vista del periodista profesional, a pesar de no contar con una línea de publicación pegada continuamente a la actualidad.  Otros aspectos en la cimentación como medio feminista de referencia, ponen el foco en el cuidado con la meritocracia, el emprendizaje y otras trampas del neoliberalismo.

A su vez, Andrez reconoce que es imposible poner valor económico a las redes de afecto que han hecho posible Pikara, al tiempo que admite que tanto ella como sus compañeras han tenido que “currar por encima de nuestras posibilidades (y vidas)”.

Otro de los puntos a los que se hacía referencia es no sólo en contar historias sino en contarlas de otra manera. Andrea señala que a la hora de poner en marcha el proyecto fue la manera de tratar la información. “Normalmente, un medio de comunicación pone el foco en el mensaje. Para hacer un medio feminista debe incluir todo el entramado comunicativo”.

 

Leave a Response