David Medina es un joven periodista comprometido con los medios de comunicación desde los primeros años de su infancia. Con apenas 14 años y mientras sus compañeros de clase jugaban al fútbol, él aprovechaba los recreos del instituto para ponerse delante de los micrófonos y realizar programas de radio junto a dos de sus amigos. Desde que tenía uso de razón ya sabía que quería dedicarse al mundo de los medios de comunicación y con constancia, esfuerzo y mucho trabajo no ha parado hasta conseguir su sueño.

David locutando para el programa 'Rollo al Ajillo'
David locutando para el programa ‘Rollo al Ajillo’

Durante sus cuatro años de carrera ha intentado formarse para salir al mundo laboral bien preparado. Compaginando sus clases con trabajos y montañas de libros que estudiar, aún le quedaban fuerzas y ganas para crear en su tiempo libre un programa radiofónico de humor, Rollo al ajillo, junto a otros estudiantes de su promoción.

Sin embargo, su momento de confusión llegó a la hora de elegir las prácticas que exige la universidad para finalizar la carrera, tal y como él mismo explica: “Yo tenía claro que no quería irme a una gran ciudad para que me pagaran una miseria y que encima mis padres se estuvieran gastando más dinero en mi formación. Por lo tanto, pedí realizar las prácticas en Advaldepeñas, un periódico digital de Valdepeñas, Ciudad Real ”.

Al principio, a la gerente del periódico de Advaldepeñas no le gustaba demasiado la idea de incorporar un becario a sus filas pero, tras dos meses intensos de prácticas, quedó encantada. “Parece que no me cargué el periódico”, declara optimista David.

Una vez finalizada su época de becario recibió la llamada de su tutora de prácticas que le dio la tan esperada noticia de que contaban con él para seguir formando día a día el periódico digital Advaldepeñas. Tal y como él mismo afirma, “esta oportunidad de trabajar en el mundo laboral no ha sido casualidad, sino que me la gané haciendo las prácticas para la universidad en este periódico”.

A día de hoy y finalizada su carrera, trabaja como freelance, vendiendo sus noticias, entrevistas y reportajes al periódico digital ciudadrealeño. “Trabajar como autónomo desde casa tiene sus ventajas e inconvenientes pero creo que lo mejor de todo es que muchos días puedo trabajar con el pijama puesto”.

David Medina trabajando desde su habitación.
David Medina trabajando desde su habitación.

Haciendo una comparativa entre su recién finalizada etapa universitaria y el mundo laboral en el que se acaba de adentrar, David recalca que el cambio es “brutal”. En este sentido comenta que “es como llevarse un bofetón de realidad y decir: acabo de empezar y me quedan 43 años para jubilarme. Una vez que trabajas y que de verdad estás ejerciendo tu profesión, te das cuenta de que el mundo laboral es más duro que estudiar un simple examen. Aquí, al empezar, no eres nadie y lo único que haces, al principio, es seguir formándote”.

Finalmente, optimista y lleno de ilusión se dirige a los estudiantes de periodismo para que afronten la carrera con otra perspectiva : “Chicos y chicas, no os asustéis. Parafraseando al Cholo Simeone, si se cree y se trabaja, se puede ”.

Leave a Response