El pasado viernes 27 de abril concluía con “Como ser mujer en el ámbito musical y no morir en el intento”, el segundo ciclo de conferencias y sesiones dj de “¿Malos tiempos para la lírica?” por donde han pasado reconocidos artistas y periodistas musicales buscando una radiografía del panorama musical-independiente en una fórmula igualitaria.

Marcela San Martín se crió en una vida llena de contratiempos, para acabar dirigiendo la emblemática sala de conciertos El Sol en la capital española. Natural de Chile, de donde tuvo que emigrar y partir su infancia para marcharse al exilio de la Cuba de Castro, crecer en la República Democrática Alemana y terminar su juventud entre Alcorcón y Leganés. Licenciada en Publicidad, coordinó en sus inicios, la sala Siroco del barrio madrileño Malasaña y actualmente lucha día a día por la igualdad de las mujeres en la industria musical desde la asociación MiM.

Pregunta: ¿Cómo cree que habría sido su vida sin música?

Respuesta: No lo concibo. Desde pequeñita, mis abuelos y tatarabuelos ya eran músicos, no se dedicaban a ello, pero sí que era su hobby, en casa siempre ha habido música. Tengo el recuerdo de mi madre, joven cuando nos tuvo a todos los hermanos, volverse loca con Raphael, cuando aparecía en la televisión, el “Palomitas de Maíz” o Julio Iglesias, cuando tan solo tenía dos años. En casa siempre ha habido música. Mi abuelo cuando yo nací, enterró parte de mi cordón umbilical en un rosal para que tuviese buena voz, ya estaban pensando en la música y eso que ellos eran profesores, hasta ese grado llegaba la música en mi vida.

P: ¿Cómo fue poder vivir uno de los períodos más importantes de la historia cultural de España, “La movida madrileña”?

R: Fue impresionante, porque yo venía de escuchar ABBA, Baccara, Boney M, que era lo que nos permitían escuchar en aquella época, a escuchar Alaska y los Pegamoides, Kaka de Luxe y después Radio Futura. Pues imagínate, eso era una locura, sobre todo a nivel hormonal y bueno considero que me crie escuchando esa música, el principio de los años 80 con Tocata, 300 millones con Rocío Durcal, entre otros.

¿Malos Tiempos para la Lírica? Marcela San Martín. Jose Gil.

P: ¿Cree que el machismo es un grado mayor en la música que en otros ámbitos?

R: Es muy machista. Por eso nos hemos juntado, por eso me está funcionando esta iniciativa, porque juntas hacemos más fuerza para poder llevar estos problemas que estamos teniendo con muchos señores que creen que aún viven en otra época que no es la actual y que son los que llamamos la “vieja escuela”. Afortunadamente, ahora mismo, está entrando nueva savia que viene con un discurso diferente y efectivo. En MiM también hay hombres que creen en nuestra igualdad.

“Para mí, Nina Simón, Ella Fitzgerald y Janis Joplin son mis mujeres de cabecera”

P: ¿Qué le ha aportado la unión a la sala El Sol en su vida y a su persona?

R: Para mí El Sol ha sido mi vida, prácticamente me he criado y me he hecho en El Sol. En momentos difíciles de mi vida personal, yo cogía y me iba a El Sol, sola, a ver un concierto y yo ya me curaba. A mí la música me ha curado. El Solo lo tengo como mi casa y yo no podría vivir sin El Sol.

P: ¿Cómo surgió la idea de realizar el concierto benéfico por los refugiados?

R: He mamado la solidaridad desde los 6 años, es algo que está en mi educación. Yo no tengo dinero para pagarles los billetes de viaje o una casa, pero tengo mis manos y utilizar algo que yo sé hacer como es la música, organizar conciertos. Con mi trabajo, organizo un concierto benéfico para todos los refugiados.

¿Malos Tiempos para la Lírica? Marcela San Martín. Jose Gil.
The following two tabs change content below.

Leave a Response