José Luis Rojas Torrijos es licenciado en Ciencias de la Información y Doctor en Periodismo en la Universidad de Sevilla. Es miembro del Grupo de Investigación en el Estudio de Medios para el Periodismo de Calidad en lo que se involucra totalmente centrándose en el periodismo deportivo, tema sobre lo que tratan su tesis, sus artículos y sus cuatro monografías.

En la Facultad de Periodismo de Cuenca comienza un nuevo curso en el que, como todos los años se impartirán jornadas muy atractivas que complementan las clases de los alumnos. De esta manera, los futuros periodistas han podido disfrutar de un curso de verano de lo más interesante: “El periodismo deportivo en los medios de comunicación: de la información al espectáculo en el fútbol”.

Así, el campus conquense ha recibido ha personajes reconocidos del mundo del deporte estrella: desde periodistas hasta árbitros y jugadores. Dicho curso se ha organizado con la colaboración de la Fundación Joaquín Caparrós y la Federación Castellano-manchega de Fútbol y se ha celebrado en el salón de actos de la Escuela Politécnica de Cuenca.

Durante los dos días que dura el curso se debatirá sobre la transformación que se ha llevado a cabo en cuanto al tratamiento de las noticias que se publican en los medios deportivos. La ponencia con la que se dará el pistoletazo de salida habla de los dilemas éticos del periodismo deportivo actual, impartida por el investigador José Luis Rojas Torrijos, con el que pudimos hablar después, y nos contó lo siguiente:

Dilemas éticos del periodismo deportivo actual. Fuente: Natalia Martínez
Dilemas éticos del periodismo deportivo actual. Fuente: Natalia Martínez

Pregunta: En la ponencia que acabamos de presenciar ha puesto mucho hincapié al lenguaje dentro del periodismo deportivo. ¿En qué nivel cree que se encuentran los medios deportivos en España?

Respuesta: Evidentemente, hay de todo, pero es cierto que no solamente ocurre en el periodismo deportivo que existe una dejación de funciones y deberíamos preocuparnos un poco más de cómo utilizar el lenguaje porque insistía antes, en que es la principal herramienta en el trabajo que tenemos como periodistas y que no siempre le dedicamos la atención que merece. Sobre todo, ya no solo por hacer un trabajo más riguroso y ser más creíble cuando informamos, sino porque al público al que nos dirigimos también merece que lo hagamos con mimo y con cuidado. Entonces, en ese sentido, sí que deberíamos ser más responsables con el uso del lenguaje.

P: ¿Y cree que esto es un problema dentro del sector que hace que el periodismo deportivo, en nuestro país, tenga menos espacio o cabida comparado con otros diarios deportivos en Europa?

R: Sinceramente, creo que el periodismo deportivo aquí tiene mucha aceptación, pero también tiene una imagen bastante dañada, en parte creo también, porque existe cierta laxitud o relajación en algunos periodistas donde la rutina le lleva a hacer lo mismo de siempre e incluso eso lleva también a que el lenguaje, tampoco sea un lenguaje cuidado, y le lleve al uso de “clichés” o “tópicos” y una tendencia a lo coloquial que a veces creo que empobrece mucho el discurso. Todo ello se traduce a que haya menos calidad.

P: Y por ejemplo, a nivel nacional, ¿qué medios cree que se acercan o tienen un periodismo deportivo de calidad?

R: Insistía también en que cuando hablamos de periodismo deportivo no solo hay que hablar de las cabeceras deportivas: MARCA, AS, Mundo Deportivo y Sport… sino sobre todo tener en cuenta que hay grandes secciones de deporte en los diarios generalistas, pensemos en El País, por ejemplo. O en secciones de diarios locales o regionales, mencionaba antes El Correo del pueblo vasco o La Voz de Galicia, por ejemplo.

Hay que hacer esfuerzo por tener esa visión, desde las facultades también, un poco más amplia, de lo que es realmente el periodismo deportivo más allá de los programas streaming y de lo que todo el mundo conoce.

P: Otro de los problemas del periodismo deportivo es la importancia que se le dan a ciertos deportes. ¿Qué factor cree que falla dentro de estos medios?

R: No debería ser un problema el hecho de que a un deporte se le de importancia, es lógico que haya más información de fútbol, es lo que la gente prefiere. Pero otra cosa es que se rellene, y es una cosa que se ha dicho en este curso y es algo que no me gusta, ya que creo que en concepto “rellenar” es empobrecedor. Si no hay noticias de un deporte, ¿por qué hay que rellenar espacios de ese deporte si no da más de sí? Habría que replantearse que esos medios que no lo hacen, deberían dar espacio a otros deportes que si merecen atención.

P: Y encima a estos deportes los denominan como “minoritarios”…

R: Exactamente, y creo que no es correcto llamarlos así porque, no por el hecho de que no salga es minoritario. Puede deberse por otros motivos, no porque sea una decisión del medio.

P: Y el hecho de que no den voz a estos deportes a los que llaman “minoritarios”, ¿es algo que va con la ética que sigue el medio o son más aspectos económicos?

R: Comerciales diría yo. Corresponde casi siempre a un criterio no periodístico. Lo que vende o lo que se consume, lo que la gente quiere es fútbol y bajo esa premisa, piensan que la gente se va a ir si no pones algo de fútbol.

Me da pena porque creo que se desaprovecha una oportunidad interesante para hacer más cultura deportiva, que creo que tenemos muchísimos campeones y campeonas de muchos deportes en este país y no se les presta la suficiente atención, injustamente.

"Me da pena porque creo que se desaprovecha una oportunidad interesante para hacer cultura deportiva"

P: ¿Cree que con todo esto hemos avanzado, dentro de los medios deportivos, a la hora de contar las cosas? ¿O, por el contrario, nos hemos quedado definidos dentro de un modelo fijo?

R: Creo que está bastante estancado, aunque ha habido cambios gracias a que también se han implantado nuevos medios, gracias a lo digital, a internet, donde han surgido grupos de gente joven que empieza a informar sobre deportes con emprendimiento, con ganas, con iniciativa. Y se están haciendo cosas un poco distintas, ya hay páginas web de deporte femenino, páginas fijadas en un deporte concreto. Son pasos importantes, todavía queda mucho, pero lo que si es cierto es que los medios convencionales han avanzado poco.

P: En su opinión, ¿en qué situación cree que se encuentra la crisis del periodismo, en especial el periodismo deportivo?

R: Bueno, creo que afecta en general al propio sector, en el hecho en el que hay un problema estructural, de política empresarial, donde no hay paciencia o capacidad para encontrar soluciones a los problemas económicos que existen en la profesión debido al cambio de modelo que se ha producido. Esto está repercutiendo negativamente en que haya menos gente y si hay menos gente, normalmente, repercute en que empeore la calidad. Se hace un periodismo más “de carril”, aunque eso no solo ocurre en el periodismo deportivo.

Lo que sí hace falta, a lo mejor es tener, por fin, una visión más a largo plazo para intentar buscar otras fórmulas a partir de las cuales tratar de enganchar a la gente. Y eso puede ser también, diversidad temática.

P: ¿Y cree que los medios tienden al sensacionalismo dentro de las noticias deportivas como salida a esta crisis?

R: Por supuesto, y cada vez más, porque las métricas que mandan o que han estado mandando hasta hace poco son las del “click” y la práctica del “clickbait” es nefasta para el periodismo, no es periodismo, o no suele serlo. Y sin embargo, parece ser que es lo que se busca con ciertos contenidos, sobre todo vídeo, aunque también a una información que tenga un titular “de gancho”, que la gente entra aunque no aporte nada.

P: Y para finalizar, ¿qué consejo le darías a un futuro periodista que está a punto de entrar en el mundo laboral?

R: Que no deje nunca de aprender, y por supuesto de leer, de escribir y de aprovechar cualquier situación para aprender de todo lo que las personas que tienen años de experiencia puedan aportarle. Y ser humilde, muy importante también.

Leave a Response