En el remo hay básicamente dos modalidades, está el remo de banco móvil, que se asocia más a la participación en Olimpiadas o Mundiales, y el remo de banco fijo, que es casi todo modalidades tradicionales.

En España, en el mediterráneo se rema en una embarcación llamada Llaüt, mientras que en el cantábrico se suele remar en traineras, trainerillas y bateles, siendo las traineras las más importantes, la “embarcación estrella”, utilizándose en ligas de verano y que se retransmite en televisión. Es de banco fijo, ya que el remero no desplaza su cuerpo, porque en el banco móvil se va sentado encima de un carro que va moviéndose. En el banco fijo van 13 remeros y un patrón. Las distancias que se recorren en modalidad masculina suelen ser unos 5.500 metros y en femenino unos 2.800 metros.

La conquense Irene Arbeo practica este deporte desde que empezó la universidad y ha sido tres veces campeona de España de yola, siete veces campeona de España de Llaüt, además de proclamarse recientemente campeona de Euskadi, ganar la Bandera de la Concha o la Liga Euskotren.  Empezó en el equipo de la universidad en Alicante sobre el 2002, ya que ahí hay bastante tradición de este deporte, según comentaba la propia deportista. Sus inicios fueron como en todo deporte cuando se empieza, “algo amateur”, donde tuvo sus inicios en la Liga Autonómica y que por ese entonces no había mucho nivel. En el 2006 se pasó al club de regatas, lo cual expresó que ya se empezó a preparar más en serio la liga y consiguió ser campeona de España. A partir de ahí ganó otros nueve campeonatos de España más, pero a parte, también se dedica a otras modalidades como banco móvil o remo de mar.

En 2015 tuvo su primer contacto con el cantábrico, ya que le surgió la oportunidad de remar con el equipo de Orio, aunque en un principio no estaba entre sus planes, debido a que Irene reside en Alicante. En este 2018 se ha proclamado junto a su equipo, San Juan Iberdrola, campeona de Euskadi, de Guipúzcoa, ha conseguido la Bandera de la Concha y también ser campeona de la Liga Euskotren, por lo que lo ha ganado todo. La Bandera de la Concha es la competición más importante para cualquier remero de banco fijo según Irene, por lo que el año que viene si todo sigue igual intentará volver a disputarla, a la vez que las demás competiciones.

San Juan celebrando la Liga Euskotren

Irene Arbeo ha tenido como meta durante todos estos años proclamarse campeona de la Concha, ahora que ya lo ha conseguido, expresa que ella prefiere ir año por año, y que al haber conseguido todo, parece como si ya no quedaran objetivos por cumplir, pero esto es erróneo. Su objetivo es repetir lo conseguido, pero resalta que lo más importante es seguir disfrutando con lo que hace y que “con ello me conformo”.  Este año la peculiaridad que ha tenido dicha competición de la Concha es que se ha repartido la misma cuantía económica en ambas categorías, femenina y masculina, por lo que puede ser un aliciente para las demás competiciones y que estas sigan los mismos pasos, pudiendo extenderse a más deportes. Irene cree que se debería de igualar esto en todos los deportes, ya que al final las mujeres entrenan los mismo que los hombres, y en su caso afirma que muchas remeras entrenan más que los hombres. Además no cree que haya un motivo por el cual a nivel económico hayan esas distinciones. Este año la regata más importante, con el mayor premio económico ha sido la que ha igualado esto, pero todavía queda la liga y “otras cosas”.

Arbeo explica que en Euskadi se está yendo en buena dirección en este tema y que se está trabajando en intentar equiparar los premios, pero que en otros deportes no es así. Por otra parte, no es solo lo económico, porque aún así afirma que se les sigue viendo cómo el deporte minoritario, ya que en categoría reina masculina se encuentran 12 traineras, mientras que ellas son solo 4 equipos.

San Juan con la Bandera de la Concha

El pasado domingo 30 de septiembre terminó su temporada con el Campeonato de España de Remo de Mar celebrado en Torrevieja [NdA: la entrevista se realizó anteriormente a dicha competición, en la que ha quedado tercera en categoría C1x y quinta junto a Ane Pescador en C2x, con el club Pasai Donibane Koxtape A.E].

Por lo pronto, aún está barajando si este año vuelve a irse al norte a competir, donde la Liga de Bateles empieza en enero, en mayo se hacen trainerillas y en el verano se hacen traineras. Este año ella acudió en marzo e hizo trainerillas y traineras. En el caso de quedarse en Alicante empezaría la Liga SUMA de Banco Fijo que da comienzo en noviembre hasta mayo, que es cuándo se celebra el Campeonato de España de Banco Fijo. En este aspecto resalta que dependiendo de dónde vaya hará unas cosas u otras estos meses. Por lo pronto descansará, ya que estos años han sido de mucho trabajo y después volverá a los entrenamientos.

Comenta que en Alicante el deporte es practicado desde los 10 años hasta gente muy mayor, “setenta años”, por lo que es un deporte muy accesible para todas las edades y para todos. Cualquier edad para empezar es buena, además de ser un deporte que “engancha un montón”, debido a que se puede practicar al aire libre y que se hace en equipo. Irene Arbeo cree que en esto radica la atracción del deporte. También tiene de positivo que se pueda practicar a todos los niveles, ocio o competitivo, por lo que insta a cualquiera que se anime a probarlo.

Por último, decir que la prueba en que este deporte no tiene edad es que Irene comenzó a practicarlo con 21 años, lo que califica como “relativamente tarde”, debido a que se empieza a remar en edades más tempranas. Pero esto no ha sido un ‘handicap’ a la hora de conseguir sus metas y propósitos, debido a que anteriormente citado ha conseguido proclamarse varias veces campeona de España y este año conseguir ganar la competición de remo más prestigiosa a nivel nacional, la Bandera de la Concha.

The following two tabs change content below.

Leave a Response