El muay thai es un arte marcial tailandés donde se utilizan técnicas que combinan las piernas y los brazos. En este deporte se incluyen movimientos de otras artes marciales del Sudeste asiático como pueden ser el Prodal y el Tomoy. Actualmente el Muay Thai es el deporte nacional de Tailandia y se ha convertido en una pieza clave para la historia y la configuración de la identidad del país.

El precedente de este arte marcial se encuentra en el Muay Boran que no se sabe a día de hoy una fecha exacta de su aparición. Además tanto la creación como el desarrollo de esta disciplina fue creada para fines bélicos.

El Muay Thai, un arte marcial de guerreros

Sus inicios se remontan al año 1238 en el país de Síam, el territorio que actualmente es conocido como Tailandia. En aquella época el reino de Siam estaba situado en Suhkhotai, una región que estaba en guerra con los distintos reinos vecinos de Camboya y Birmania. Ante esta situación el país empezó a desarrollar un nuevo estilo de lucha cuerpo a cuerpo para sus guerreros. El objetivo era conseguir que cada hombre utilizase una serie de habilidades diferentes y efectivas para el combate a distancia corta.

Imagen obtenida: https://clubespartamuaythaitemuco.es.tl/Historia-del-Muay-Thai-.htm

Estas técnicas se basaron en la combinación de puñetazos, rodillas, patadas y codos junto con llaves para derribar al adversario. De esta forma se creaba el muay thai, que fue considerado un arte esencial por un lado y  por otro, su aprendizaje se convirtió en requisito fundamental para poder llegar al trono del reino. Actualmente este arte marcial se ha convertido en el deporte nacional en Tailandia y para los propios tailandeses esta disciplina es considerada como lo que es el fútbol en España o el baloncesto en Estados Unidos.

Además de ser el cuarto arte marcial más efectivo del mundo, cada año son más los gimnasios donde imparten clases y las personas que se deciden por este deporte en nuestro país. En Castilla-La Mancha no existe ninguna federación oficial de Muay thai, solo existen clubes privados que participan entre ellos en torneos particulares, pero no existe ninguna competición oficial organizada por ninguna institución pública. En la ciudad de Cuenca existe un lugar donde cada semana se práctica este deporte, el Club Deportivo Peso Libre.

El Muay Thai, un arte marcial de guerreros

En diciembre de 2015 cinco amigos apasionados por el muay thai decidieron crear un club para fomentar, practicar y dar a conocer este deporte en Cuenca. Tras varias reuniones para decidir los aspectos básicos, como el nombre, la compra de materiales específicos como guantes, sacos de arena etc., los cinco amigos inscribieron al club en el registro de clubes deportivos de Castilla-La Mancha y a partir de ese momento se terminó de crear el Club Peso Libre. En los primeros años de existencia, el C. Peso Libre contaba con apenas 10 personas en total entre socios y los organizadores, pero a día de hoy este club cuenta con 180 socios. “Es increíble la cantidad de gente que cada años se anima y se apunta a práctica muay thai”, asegura Abraham López, uno de los fundadores y director del club que actualmente ejerce como maestro. La base de la financiación del C. Peso Libre son las cuotas mensuales de los socios, ya que no recibe ninguna subvención del ayuntamiento. “Nunca hemos tenido el apoyo económico del ayuntamiento y cada mes gracias a las cuotas podemos pagar los costes del local y mi salario como profesor” señala Abraham.

Muay thai para defenderte, ponerse en forma, y disfrutar

La planificación es la base diaria para conseguir grandes resultados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el C. Peso Libre no se enseña muay thai para competir sino de una forma más amateur. “Aquí principalmente tratamos de enseñar muay thai para defenderte, ponerte en forma y que todos nos lo pasemos bien y además de esta forma los entrenamientos y los ejercicios que hacemos en el club están enfocados desde una perspectiva más didáctica y permite que cualquier persona independientemente de la edad se pueda animar a venir. Además del ejercicio físico y aprender defensa personal, en el club trata siempre de inculcar valores como el esfuerzo y respeto. “Yo siempre trato de transmitir a mis alumnos la importancia de respetar tanto al rival como así mismos, porque en un combate tienes que saber que tanto tú mismo como tu rival podéis haceros mucho daño si no se práctica este deporte de la forma correcta”.

El Club Peso Libre planifica y organiza todos los años los entrenamientos según la cantidad de personas que cada año se apunten. Antes que empiece el año, Abraham hace siempre una planificación para saber qué tipos de entrenamientos se van a hacer dependiendo del nivel de aprendizaje de la gente. Es decir, que cuando entrena con gente de años anteriores que han recibido formación en muay thai son de una forma y en cambio cuando llega gente nueva que nunca han hecho ningún deporte de contacto, es otra historia. Normalmente, todos los entrenamientos comienzan siempre con un calentamiento previo, donde se realizan ejercicios de movilidad y acondicionamiento cardiovascular, desde series de abdominales, flexiones hasta a veces, ejercicios con pesas.

El trabajo de pesas es fundamental para las piernas y brazos

Después una parte técnica donde se trabaja las diferentes formas de golpear, tanto con los puñetazos, patadas, posturas para mantener la guardia etc.. Luego otra parte donde se trabaja el físico, y finalmente una parte de relajación muscular con una serie de estiramientos. “Una persona nueva que empieza en el muay thai los primeros días pueden ser muy duros porque tiene que aguantar el cansancio, acostumbrarse a los movimientos con los puños y las piernas y también acostumbrarse al dolor de los golpes”, destaca Abraham.

La protección en los combates, un asunto de patrocinadores

En el muay thai, los combates son espectaculares y visualmente llamativos, ya que se utilizan una gran variedad de movimientos que implican las piernas, los codos, las rodillas y los puños. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este deporte está considerado como el segundo arte marcial más peligroso y letal del mundo.

Los guantes varían según el peso y la categoría

Por ello, en cada pelea los luchadores tienen una serie de protecciones básicas, como protector bucal, guantes, rodilleras, protector para los genitales y coderas. Sin embargo esto no es siempre así, ya que en el muay thai no se tiene establecido unas protecciones determinadas, sino que varía por un lado, de la categoría de los luchadores, que varía dependiendo el peso y por otro, de los patrocinadores que organicen el torneo.

Rubén Martínez, joven conquense que lleva 3 años prácticando muay thai asegura que existe mucho descontrol en referencia a este tema. “A pesar de que yo no he competido nunca en un campeonato oficial, cada combate puede ser una historia distinta. O sea en unos te pueden pedir protector bucal,  los guantes y la huevera solamente y en otros por ejemplo, tienes que llevar hasta casco junto con rodilleras y coderas”, asegura Rubén. En los únicos combates donde siempre están definidas las protecciones de cada luchador son aquellos que se realizan a nivel profesional. En estos casos, se pelea con protector bucal,  genital y guantes.

El respeto, un pilar fundamental de este deporte

El muay thai es una de las artes marciales donde se permite realizar una gran variedad de movimientos y golpes. En la propia web de la federación internacional de muay thai se señalan todas las llaves y técnicas que están permitidas durante un combate. Se señalan más de diez posibles alternativas de golpear y derribar al oponente. Desde agarrar la pierna del rival cuando intenta darte una patada, poder usar la tibia para protegerse de cualquier golpe, o incluso poder dar patadas frontales y circulares por todo el cuerpo excepto en los genitales, son algunas de las acciones que están permitidas hacer en un combate. Sin embargo, a pesar de que se puede golpear casi en cualquier parte del cuerpo, existen ciertas zonas  y acciones que están declaradas como prohibidas. Esas zonas son las siguientes: Barridas, golpear con el talón, agarrar de las piernas cuando el adversario no ha lanzado una patada, estrangular, golpear los genitales, golpear con la cabeza y agarrarse a las cuerdas. Si cualquiera de esas acciones se producen se le descuentan puntos al luchador que haya cometido dicha acción. Pero en el caso de pegar en los genitales y con la cabeza, puede llegar a penalizarse con la descalificación del luchador en cuestión, si los árbitros consideran que el golpe ha sido intencionado.

El muay thai un deporte injustamente valorado

En 2005 la Asociación Médica Mundial dijo que el boxeo podría ocasionar la muerte debido a las posibles lesiones cerebrales que se pudieran provocar debido al impacto de los golpes en la cabeza. Tras este hecho se empezó a abrir un gran debate sobre si el boxeo y el resto de deportes de contacto, deberían ser prohibidos. “Desde hace unos años, cuando los políticos tomaron la decisión de no retransmitir más boxeo por la televisión, los deportes de contacto han estado muy denostados por la sociedad”, afirma Abraham. “A toda la gente que cree que este deporte es agresivo yo les diría que primero viera exactamente cómo funciona porque hay muchos prejuicios “señala Rubén Martínez. Quizás por falta de conocimiento o por mala fama, el problema es que a día de hoy, todavía existe gente que no entiende que el muay thai es un deporte igual de respetable que otros. Y que cada año que pasa, siguen aumentando el número las personas que se animan a practicarlo

The following two tabs change content below.

Leave a Response