Los pasados días 25 y 26 de septiembre la Escuela Politécnica del Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha acogió el Curso de Verano: Blockchain, mucho más que bitcoin. Juan Carlos Fernández, abogado y experto en prueba tecnológica y ciberseguridad, fue ponente en las jornadas y moderador durante la mesa redonda: Aplicaciones de Blockchain y aspectos legales. Durante su presentación, Juan Carlos abordó el tema de las criptomonedas y sus diferentes campos de aplicación en entornos como el sector financiero, el jurídico o el de la comunicación.

Pregunta: ¿Qué le parece que se celebren en la Universidad jornadas como la de hoy?

Respuesta: Pienso que es algo muy positivo y necesario para los alumnos de la Universidad y que además ha tenido una gran acogida. Los cursos de verano son una herramienta bastante ágil para organizar este tipo de jornadas. El foro universitario es capaz de adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos y hemos visto como Blockchain es una tecnología disruptiva y revolucionaria.

P: ¿Cómo de seguro es utilizar criptomonedas o criptodivisas?

R: Las criptomonedas funcionan en la red Blockchain, pero es un tema del que todavía no se tiene demasiada información ya que la primera criptomoneda que empezó a operar fue el bitcoin en el año 2009. Los algoritmos con los que funciona la moneda a día de hoy no han sido vulnerados. Pero si hemos visto que han habido varios robos de monedas, lo que pasa es que no han sido por  fallo de la tecnología sino por ataques a cuentas o ahunchain que son casas de cambio en las cuales si te roban las credenciales pueden quitarte dinero.

 P: ¿Crees que las criptomonedas pueden suponer en un futuro la ansiada estabilidad que han conseguido monedas como el euro o el dólar?

R: Más que una estabilidad lo que sí hay es una tecnología muy atractiva, sobre todo para entidades bancarias. Hemos visto a lo largo del curso como bancos como Santander y BBVA están invirtiendo gran cantidad de dinero en este tipo de tecnologías. Santander hizo hace poco una transferencia internacional en muy pocos minutos, cuando con el sistema antiguo se tardaban varios días y con unas comisiones mucho más altas.  Creo que las criptomonedas están ahí y han venido para quedarse, el sector bancario lo sabe y por eso están invirtiendo en ellas.


Juan Carlos dedica parte de su tiempo a su blog jurídico (Tecnogados) en el que lleva años trabajando. En él se tratan temas como la protección de datos en Internet, la ciberdelincuencia o la tecnología Blockchain.

Imagen principal del blog Tecnogados. Fuente: Tecnogados.com

P: En lo referente al aspecto financiero, ¿Qué opinas de la llamada “burbuja del bitcoin”?

R: Bitcoin salió como un método de pago independiente basado en un algoritmo matemático que funcionaba en criptografía.  Lo que ha pasado es que debido a la alta revalorización que ha tenido, la gente lo ha utilizado como un sistema de inversión, el cual es bastante arriesgado en un mercado que no está regulado.

 

Yo no aconsejaría a la gente que invirtiera en este tipo de monedas, sino que únicamente las utilizasen como medio de pago, que es para lo que se crearonJuan Carlos Fernández

P: ¿Cómo crees que la tecnología afectará al futuro más cotidiano?, ¿Y en concreto en el ámbito del periodismo, qué nuevos modelo de negocios pueden surgir?

R: Yo creo que ahora un tema que está muy presente, como es el asunto de las fake news en el se publican informaciones falsas y muchas veces se desconoce su origen, la tecnología Blockchain podría ser de gran ayuda. Gracias a la trazabilidad pública que da esta tecnología, se podría ver de dónde sale esa noticia y comprobar efectivamente si esa página o cuenta es fiable o no. De esa manera habría una forma de que la red Blockchain pudiera dar esa seguridad periodística que a día de hoy no se tiene.

P: Como ha comentado en su ponencia una de las características más destacables del Bitcoin es su falta de regulación, ¿Qué supondría una hipotética regulación por parte de organismos internacionales?

R: Está claro que la manera de regular bitcoin es a través de organismos internacionales. De manera global las regulaciones nacionales quizás no ayuden o puedan contradecir a otro tipo de monedas, entonces si finalmente alguien regula de forma muy restrictiva la moneda de un país, al final los inversores intentarán cotizar en otro tipo de mercados. De momento la moneda está funcionando y por supuesto la tecnología.

Leave a Response