El boxeo es uno de esos deportes maltratados por España. Uno de esos deportes que vive a la sombra del fútbol, la cultura deportiva nacional. Uno de esos deportes que carece de una estructura sólida para que pueda ser desarrollado y practicado de forma óptima en toda la geografía nacional. Precisamente, ese es el principal problema que tiene el desarrollo del boxeo en una pequeña ciudad como Cuenca: la falta de recursos e instalaciones.

En esta tesitura, entra en escena Manu Sánchez, joven boxeador conquense de 18 años al que le gustan los retos y no cesa en sus esfuerzos por poder llegar a dedicarse profesionalmente al deporte con el que ha soñado desde niño. “Era un chico muy travieso y desde pequeño el boxeo era algo que me llamaba la atención”, comenta recordando su infancia.

El campeonato de España, una oportunidad para seguir creciendo

Con la idea de seguir creciendo, el joven boxeador tiene la ilusión de competir en el próximo Campeonato de España de Boxeo joven y junior que se celebrará el 30 de octubre en la localidad de Béjar (Salamanca). Sin embargo, uno de los requisitos que pide la Federación Española de Boxeo a todos sus participantes es haber disputado dos combates oficiales, algo que no es tan fácil de conseguir como parece.

En esta tesitura, aunque Manu Sánchez ya tenga experiencia previa en la modalidad china de Sanda, donde fue el campeón conquense con tan solo 15 años, la falta de contrincantes con los que poder organizar una pelea oficial, le está pasando factura.  No obstante, el pasado fin de semana logró disputar su primer combate oficial en León y, a pesar de caer derrotado ante un rival más experimentado, lo importante es que tiene tiempo para disputar una pelea más y cumplir el requisito impuesto por la federación.

En la búsqueda del mismo, está siendo de gran ayuda su mentor, Iván Marcos, dueño del Gimnasio Lao Jia Wu Shu. “Estoy hablando con gente de Madrid, Valencia… el problema es que aquí en Castilla-La Mancha no se realizan muchos”, lamenta con gesto contrariado.

“Estamos desamparados ante la situación del boxeo en la región”

Además, la falta de otro luchador del mismo peso que Manu Sánchez (entre 64 y 69 kilos), también dificultan mucho la labor de búsqueda. Por otro lado, la situación de la delegación de boxeo en la región no es nada alentadora. “Hasta que no haya un presidente claro en la federación, estamos desamparados”, ha indicado Iván Marcos. Ante la posibilidad de organizar un combate oficial en Cuenca, Iván Marcos considera que “al no tener unas instalaciones en la provincia, el coste de la organización de la velada ascendería a 5.000 euros, algo que no me puedo permitir actualmente”.

El boxeo, una verdadera pasión para Manu Sánchez desde que era niño

La pasión de Manu Sánchez por el boxeo viene desde que era niño. Además, su hermano, que por entonces comenzaba a ir a entrenar al gimnasio, la acrecentó. Tal era esta pasión por el boxeo que para Manu Sánchez “fue una motivación para que me centrara en mis estudios. Actualmente compagino el entrenamiento con un grado medio de carpintería y estoy muy contento con ello”.

Manu Sánchez junto con su hermano

A pesar de compaginar tanto estudios como la práctica del deporte, el joven boxeador entrena todos los días. “Voy al gimnasio una o dos horas diarias y allí hay que adaptarse al nivel del compañero con el que toque trabajar. Hay días que entreno con algún compañero de nivel superior días en los que me toca ayudar a algún compañero de nivel inferior” cuenta Manu Sánchez sobre su rutina de entrenamientos.

No obstante, el joven luchador es consciente de que hay cosas que tiene que pulir y  que debe ir adquiriendo con la experiencia. Una dieta específica o salir a correr diariamente son prácticas fundamentales para, en un futuro, poder llegar a dedicarse de forma profesional a su gran pasión.

“Mis verdaderos ídolos son Iván Marcos, mi entrenador, y mi madre”

Al contrario de lo que piensan muchos jóvenes a su edad, Manu Sánchez es consciente del esfuerzo y sacrificio que conlleva para su entorno el que él haya decidido practicar boxeo y, cuestionado por algún ídolo, el conquense afirma que “sinceramente no veo grandes ejemplos a seguir en gente famosa ya que hasta cierto punto son personajes, por ello mismo mis verdaderos ídolos son personas de mi alrededor como Iván Marcos o mi madre”.

Fuera del ámbito competitivo, el joven boxeador considera que la mayor parte de la sociedad no conoce el verdadero significado del boxeo, sino que “se piensa que es luchar por luchar. El boxeo me ha enseñado disciplina, honor y respeto por el contrincante, valores que me han hecho mejor persona”.

En cuanto a sus virtudes dentro del ring, Manu Sánchez se define como un boxeador que “cojo bien las distancias, soy preciso y bastante rápido”. Su entrenador, Iván Marcos, secunda sus palabras. “Es un chico muy disciplinado y entrena bastante, tiene mucho potencial”. A pesar de haber pasado momentos duros, como cuando lo seleccionaron para el Campeonato de Europa y, posteriormente, le comunicaron que no era posible ir, el joven luchador es consciente de que habrá más oportunidades. “Si no es este año, será el siguiente” ha apuntillado Manu Sánchez.

Leave a Response