Algunas personas no han oído hablar en su vida del deporte de orientación, otras ni siquiera se imaginan que en este siglo haya gente que use mapa y no GPS, pero sí, la orientación existe e incluso tiene día propio, el 28 de mayo. Proveniente de Escandinavia, pero deporte internacional, por eso la Federación Internacional de Orientación alberga más de 50 federaciones. Entre ellas se encuentra la Federación Española de Orientación (FEDO) que con sus más de 200 clubes consigue hacer cada temporada competiciones de gran interés público. Madrid, Galicia y Valencia son las ciudades que más clubes tienen, la capital se lleva la palma con 32.

En el deporte de orientación, tal y como ha expresado Jesús Nieto, Presidente del Club de Orientación de Navalcán, “la única rivalidad que existe es la rivalidad con uno mismo”. Este deporte ha afirmado Nieto, se diferencia de los demás porque es individual y se toman las decisiones de forma autónoma lo que refuerza la capacidad de decisión de cada persona y la confianza en sí mismo.

Para quienes hacen este deporte desde hace años, la orientación se convierte en una forma de vida. Está repleta de viajes, turismo, deporte y convivencia. Las competiciones acogen a tanta cantidad de gente que los polideportivos se convierten en el hotel de ese fin de semana, solo hace falta un saco de dormir y ganas de madrugar para disfrutar de la carrera del día siguiente.

La orientación, por normal general, se practica en el bosque o en dehesas, pero también en playas, cascos urbanos y pueblos. Como ha explicado Nieto el juego es sencillo, “te dan un mapa con unos puntos y tienes que pasar por ellos libremente por la ruta que tú quieras con el objetivo de tardar lo menos posible. Gana el que ha pasado por todos los puntos y ha tardado menos tiempo”. Explicado puede parecer sencillo, pero este deporte es luchar durante un determinado tiempo contra la arena de la playa que no  deja avanzar, es caer por un barranco resbaladizo mientras corres debajo de la lluvia, también es disfrutar del Sol y de los animales que viven en esa zona.

Corredora de orientación en Navalcán (Toledo). Foto realizada por Ariadna Burgos

Para realizar una carrera de orientación solo se necesitan cuatro cosas: ropa y calzado cómodo apropiado con el lugar; una brújula; una tarjeta marcadora la cual verificará los puntos y el tiempo; y por supuesto, el mapa. Como todos los deportes tiene unas reglas básicas, estas destacan por los valores que les inculcan a los corredores. Algunas de ellas son:

  • Los corredores no pueden intercambiar información durante la prueba ni ir juntos.
  • Perseguir a un corredor de tú misma categoría para tardar menos, está prohibido y no es ético.
  • Se auxiliará a cualquier corredor que se sienta indispuesto dejando la competición en segundo lugar.
  • El corredor que no finalice la competición deberá comunicarlo en el control de llegada.
  • El recorrido se tendrá que hacer en orden.

Aunque la mayoría de las competiciones convocadas se hacen a pie, este deporte se puede hacer de diversas maneras. En bici, en caballo e incluso en piragua. Además hay diversas modalidades, estas son:

  1. Orientación a pie: es la modalidad más antigua y más practicada.
  2. Media distancia: esta modalidad precisa de una mayor atención al mapa, atendiendo al más mínimo detalle, por lo que la distancia entre punto y punto es más corta pero más compleja.
  3. Larga distancia: aquí es muy importante el estado físico del corredor. Tendrá que correr para tardar el menor tiempo posible, por lo que el mapa será menos complejo que el anterior porque el corredor no le puede prestar la misma atención.
  4. Sprint: velocidad frente a la resistencia. Esta modalidad tiene carreras muy cortas y se suele hacer en suelo urbano.
  5. Relevos: esta modalidad es en grupo. Saldrá un relevista por grupo que tendrá que realizar un mapa, y al terminarlo será el turno de su compañero. El grupo que menos tarde, ganará.
La orientación lo tiene todo y te enseña a respetar la naturaleza”

José Carlos Muñoz es corredor de orientación de manera profesional desde hace siete años aunque comenzó en la escuela desde pequeño y ha afirmado que “la orientación lo tiene todo y te enseña a respetar la naturaleza”. Ha señalado que el deporte de orientación “es un deporte minoritario”, pero mantienen la esperanza ya que hace unos meses se retransmitió el primer campeonato de orientación por streaming en Mérida.

El presidente del club de Navalcán también ha opinado sobre la poca cobertura mediática de los medios de comunicación respecto a este deporte y ha asegurado que “es un deporte que tiene mucha carga organizativa, los mapas hay que actualizarlos constantemente, tienes que colocar las balizas, ir a recogerlas e imprimir los mapas entre otras muchas cosas”. Además, retransmitir una competición de orientación resulta complicado. A la vez salen cientos de corredores y corredoras de diferentes categorías, una cámara no puede seguir el ritmo de un corredor, ni mucho menos de todos. Pero sí se puede dar cobertura desde la meta, retransmitiendo llegadas, lesiones y resultados.

CLUB DE ORIENTACIÓN NAVALCÁN
Jesús Nieto Calvo, fundó el Club de Orientación de Navalcán hace ya 13 años. Conoció el deporte en la Facultad de Educación de Valladolid donde se formó como profesor y desde ese momento no ha dejado de practicarlo. Por casualidades de la vida, acabó en Navalcán, un pequeño pueblo de Toledo que apenas llega a los 2.500 habitantes y ha reconocido entusiasmado “me sorprendió el sitio tan espectacular que es la dehesa de Navalcán para hacer nuestro deporte. Probablemente uno de los mejores de España para hacer orientación”. Sus ganas de enseñar a la gente lo que era la orientación no cesaron y decidió “engañar a la gente” e invitarlos a entrenamientos y competiciones hasta que creó el club. Un club que actualmente lo forman alrededor de 70 personas y es la población más pequeña que se encuentra entre los 25 mejores clubes de España ya que se mantiene desde el 2010 en primera división. Navalcán ha acogido ya varios campeonatos tanto nacionales e internacionales y estos se han podido llevar a cabo como ha asegurado Nieto porque “existe un terreno idóneo y eso es fundamental, y porque la gente del pueblo siempre ha estado dispuesta a organizar y ayudar en los campeonatos”.

La orientación existe y como ha asegurado Jesús Nieto “no conozco nadie que hable mal de orientación la practique o no”. Desde que se comienza una carrera de orientación hasta que se acaba se tienen que tener en cuenta los siguientes pasos:

  • Conozco el plano.
  • Localizo los puntos en el plano.
  • Oriento el plano.
  • Sigo la trayectoria que yo decida.
  • Atacar la baliza.
Señalización de un punto del mapa mediante baliza. Foto realizada por Ariadna Burgos

Actualmente esta actividad como deporte está inmersa en el ámbito educativo desde la LOGSE, donde se contempla como un deporte indispensable en el área de educación física ya que ha quedado demostrado que no solo ayuda a la actividad física de los niños sino también evita problemas de concentración y atención. Por eso mismo, desde hace unos años el deporte de orientación es también un deporte de escuela. Cada temporada las diferentes comunidades realizan campeonatos regionales, para que los niños y niñas de primaria puedan competir durante algunos fines de semana y conocer más a fondo el deporte. Estos corredores, a diferencia de los campeonatos a nivel nacional, no tienen por qué formar parte de ningún Club oficial porque van por parte de su escuela en calidad de alumno.

En definitiva, la orientación es un deporte que enseña valores, que lleva a los corredores a reflexionar de forma autónoma, aumenta la confianza en uno mismo, a la vez que se disfruta de la naturaleza, sin dejar de lado que mientras tanto se está realizando una actividad física. Lo único que se necesita en cada recorrido es tener cuidado para no acabar perdiendo el norte.

The following two tabs change content below.

Ariadna Burgos

Alumna de la Facultad de Periodismo (UCLM) No vengo a cambiar el mundo, pero casi. Resiliencia como forma de vida. Mi voz, como la tuya, también cuenta; acabemos con las injusticias y desigualdades.
Ariadna Burgos

Ariadna Burgos

Alumna de la Facultad de Periodismo (UCLM) No vengo a cambiar el mundo, pero casi. Resiliencia como forma de vida. Mi voz, como la tuya, también cuenta; acabemos con las injusticias y desigualdades.

Leave a Response