La satisfacción de la victoria es el objetivo que intenta cumplir todo piloto al final de una jornada de carreras, pero el camino hasta la gloria no es fácil para cualquier competidor experimentado o principiante una vez se sube a su coche. La preparación para una carrera no solo incumbe a un piloto, sino a un equipo al completo, en la mayoría de los casos se desconoce, en una semana previa a la carrera donde los nervios afloran conforme se acerca la cita.

El Autocross es una modalidad de rally de tierra de velocidad en un circuito cerrado. El campeonato de Aragón lo conforman dos modalidades, División 2 y Car Cross que se diferencia por el tipo de coche utilizado. En el caso de la División 2 son coches de calle preparados para competición en rally con un motor 1.6v o 2.0v gasolina y en el caso de Car Cross, son Karts con motor de moto, cerca de 600 cv., preparados para la competición en tierra.

Las carreras según el circuito se determinan a un número de vueltas que se conforman según la longitud del mismo. Los pilotos suelen ser divididos en dos grupos según el caballaje del coche y la cantidad de pilotos que se hayan apuntado una semana previamente a la carrera.

Un día de competición se compone de tres pruebas, todo comienza con unos entrenamientos clasificatorios cronometrados en los que se determinan los puestos de salida de las dos semifinales puntuables para el campeonato. Tras los entrenamientos, se disputan las semifinales, dos carreras compuestas según la clasificación y según los grupos de entrenamientos realizados. En el caso de que no haya pilotos para componer dos grupos se cerraría todo en uno. Por último, tras las semifinales y un tiempo de descanso para reponer fuerzas en el que se disputa la categoría Car Cross, se da luz a la gran final de este día en el que los dos grupos, o sea, todos los pilotos, según su resultado en las semifinales, se compone la parrilla de salida para una carrera a más vueltas que en las semifinales. Para finalizar todo se realiza una entrega de premios a los tres primeros ganadores de cada categoría.

Autocross de Esplús (Huesca) / Foto: José David Gil

El Autocross mantiene unas similitudes y unas diferencias del Rallycross con las que todo aficionado puede confundir las dos modalidades. En cuanto a las similitudes, los coches son prácticamente iguales, con las mismas especificaciones y en la mayoría de los casos, desde una esquina del circuito, enlazada con la recta principal del circuito, se realiza la salida para cada carrera y entrenamientos. Las diferencias son claras, el circuito en Autocross es de tierra mientras que en Rallycross es de tierra y asfalto, y la otra diferencia que existe es que en Rallycross una de las curvas del circuito sufre de una modificación y se le añade una nueva curva que debes trazar una vez al menos al realizar la carrera, mientras que en el campeonato de Aragón en Autocross por ahora esto no está establecido.

Muchas son las especificaciones, pero en una competición amateur como esta, los pilotos son aficionados a estos deportes que bajo una inversión de dinero y esfuerzo propio consiguen alzarse con su primer logro, un coche o podríamos considerarlo “hobbie” con el que divertirse. En el caso de la Escudería Comarca del Jiloca los dos pilotos tienen experiencia en mecánica de automóviles, pero les acompaña cada carrera un equipo de diez personas entre los que encontramos a mecánicos y familiares y en algunos de los casos se cumplen los dos factores.

Autocross de Navarra / Foto: José David Gil

El apoyo familiar es fundamental y sobre todo el primer año de competir, caso por el que pasan los dos pilotos de la Escudería Comarca del Jiloca, dos pilotos novatos en sus filas que compiten en la División 2 del Campeonato de Aragón de Autocross, campeonato perteneciente a la Federación Aragonesa de Automovilismo.

Todos los preparativos se llevan a cabo una semana antes al inicio de cada carrera donde se hace un repaso y se pone a prueba en un circuito local el coche que se utilizará ese fin de semana en la carrera. El coche siempre es el mismo en todas las carreras que conforman el calendario anual, registrado en el campeonato y verificado previamente cada carrera por los comisarios de pista de la competición.

Para conocer más sobre la escudería, preparaciones, equipamiento y los dos pilotos se contactó con el presidente de la Escudería Comarca del Jiloca, Ramón Querol. Piloto retirado de esta competición, mecánico y principal psicólogo de los dos pilotos de la escudería, José Sancho y José Manuel Sebastián.

Equipo al completo en el Autocross de Navarra / Foto: José David Gil

Ramón destaca que es una muy buena baza tener para los dos pilotos personas experimentadas en la competición entre sus filas, sobre todo, para las primeras tomas de contacto este primer año de inicio en las carreras. Añade que sin dedicación en el coche diariamente y sin ganas de seguir aprendiendo no se puede conseguir nada y ninguno de los objetivos que se marquen cualquiera de los dos pilotos.

En el inicio de una competición sin experiencia previa en rally, Ramón, comentaba, que empezar con un coche básico sin muchas mejoras para aprender en el manejo y entrada y salida en las curvas es lo necesario. Conforme se va aprendiendo y mejorando, mejora el coche tanto de la parte que pone el piloto como mecánicamente.

“En la escudería se les da el primer empujón para divertirse”

En la escudería se les da el primer empujón para divertirse y esta es la palabra clave que repite Ramón, divertirse en todos los sentidos, obtener buenos resultados el primer año es muy difícil y por mucha presión que ponga en ellos la familia y ellos mismos lo primero que tienen que hacer es divertirse porque con una mentalidad negativa no se puede conseguir ningún resultado.

En cuanto a la preparación a un día de carreras es muy básica, Ramón, relata paso a paso todo lo que se debe seguir. Con el coche limpio de la carrera pasada se realiza un checking de todos los puntos del coche y si sufrió alguna avería significativa se intenta profundizar en ella. En menos de una semana, días antes incluso, se tiene listo el coche, porque como Ramón comenta, lo menos importante es el coche una vez listo al principio de la temporada.

Lavado en el taller previo al día de carreras / Foto: José David Gil

Dos juegos de ruedas, unas suspensiones, el equipamiento del piloto, un eje de transmisión nuevo, una botella de líquido anticongelante y otra botella de líquido para frenos y transmisiones completan el kit esencial a cargar el día de antes en el mismo carro que se carga el coche y con el que se lleva a la pista, sin olvidarnos de la carpa en la que el coche y equipo estará en el circuito haciendo el papel de boxes. En este momento, el día previo y el día de la carrera entra la participación familiar, almuerzo, comida y refrescos para pilotos y acompañantes, la principal función que tienen en el equipo.

“Un día de carreras se desplaza el equipo completo hasta el circuito”

Un día de carreras se desplaza el equipo completo hasta el circuito, cada uno tiene una función asignada, pero en momentos de estrés todos hacen de todo hasta el que no es mecánico. Pueden entrar todos a parque cerrado sin ningún problema, almuerzo y comida en familia se hacen allí y se disputa el itinerario comentado con todas las ganas del mundo, comentaba Ramón Querol. Tras la finalización de la misma, se carga de nuevo todo el equipaje, se limpia el coche y se retoma de nuevo carretera en la vuelta a casa.

Por último, la Escudería Comarca del Jiloca, se mantiene en tercera posición del campeonato actual, con el piloto José Sancho en segunda posición y José Manuel Sebastián en cuarta. La escudería también participa en otros campeonatos de la Federación Aragonesa de Automovilismo como son el Campeonato de Slalom y Slalom 4×4 y el Campeonato de Regularidad.

Vuelta a casa tras el Autocross de Navarra / Foto cedida por Ramón Querol
The following two tabs change content below.

Leave a Response