El es uno de los deportes más populares que existe en el mundo. Aunque no se podría dar una cifra exacta, en 2012 la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) presentó unas estimaciones que rondaban entre los 200 y 300 millones de personas en el mundo que practicaban este deporte. Aunque actualmente nadie puede dar una cifra exacta, está claro que el es y ha sido uno de los deportes más populares del mundo.

Un deporte con siglos de historia

El origen del se remonta hasta comienzos del siglo VI d.C. en el Valle del Indio, en la India. Inicialmente no era conocido con el nombre de “Ajedrez” sino que se llamaba Chaturanga. Este se extendió gracias a las rutas comerciales, donde consiguió llegar al Imperio Bizantino, luego a Persia y finalmente acabó extendiéndose por toda Asia. En otros países de la península Arábiga, el se convirtió en uno de los juegos más famosos. Se empezó a estudiar en profundidad los diferentes aspectos de los juegos y gracias a esto, se empezaron a escribir los primeros libros de numeración algebraica.

En principio, el que en ese momento era identificado como Chaturanga Sánscrito, era un juego para cuatro. Pero más tarde, tras la conquista de Persia por parte de los árabes, provocó importantes modificaciones en la forma de jugar y ayudó a su popularización. Le cambiaron el nombre y pasó a llamarse Shantraj, que produjo un nuevo planteamiento del juego y una nueva forma de resolución de problemas. El juego llegó a Europa, gracias al contacto de los árabes con el imperio bizantino. En España,  aparece en el siglo noveno tras la conquista de los árabes. Versus de Scachis es el texto europeo más antiguo donde se concentran las reglas del juego. Posteriormente en el siglo XIII Alfonso X el sabio escribió una obra titulada El libro de los juegos, donde se hablaba exclusivamente sobre aspectos del ajedrez. Finalmente desde España se acabó extendiendo hacia Italia y debido a esto, en la actualidad las dos famosas aperturas del juego reciben el nombre de española y la italiana.

Un juego popular pero complejo

En el  ajedrez actual se juega entre dos personas, donde cada uno puede disponer de fichas de dos colores distintitos, de color negro o de color blanco. Se utilizan 32 piezas en total, 16 por jugador y cada una de ellas se mueve de una forma determinada  sobre un tablero con 64 casillas negras y blancas. Además, estas, tienen un nombre diferente; Un rey, dos alfiles, dos caballos, dos torres, una reina y ocho peones. Siempre empieza a mover el jugador que tiene las piezas de color blanco y la distribución de las fichas se hace por sorteo antes de empezar a jugar.

El objetivo en cada partida es acorralar al rey enemigo de forma que no pueda ser defendido lo que popularmente se conoce como hacer un jaque mate. El jugador, consigue todo esto gracias a la combinación de ingenio y estrategia Por lo tanto en el ajedrez no se puede ganar de casualidad, sino que es un juego muy estudiado donde predomina la astucia y la inteligencia además de ser muy complejo debido a la infinidad posibilidades a la hora de realizar jugadas.

Club de ajedrez Cuenca 2016: una lucha constante

En 2008 dos amigos de pequeña edad fueron expulsados del Club de ajedrez el Escaques. A partir de ese momento, se empezaron a reunir los padres de los niños que más jugaban al ajedrez en la ciudad y vieron que no existía en Cuenca ninguna forma de que sus hijos pudieran practicar el de una forma continuada. En aquellos años, solo existían los pocos campeonatos obligatorios que celebraba la federación todos los años. De esta forma se creó un Club sin ánimo de lucro de ajedrez Cuenca 2016.

Actualmente este club no tiene sede específica y por lo tanto no tienen ningún sitio donde poder entrenar. “Los jugadores que quieren jugar van a la escuela municipal o dan clases en casa de forma particular. Es muy triste, pero es así, ahora mismo no podemos permitirnos ni el alquiler de un local ni pagar a un profesor” asegura Giomar Serrano, una de las integrantes más veteranas del club. La única posibilidad que ofrece el club es la de participar en los campeonatos provinciales por equipos sub 18  y también  pagar el alojamiento  de los jugadores que compitan en el regional.

Ajedrez en Cuenca, un deporte que desarrolla otro tipo de habilidades

A pesar de que haya personas que todavía se pregunta si el ajedrez es un deporte o no, la respuesta definitiva es “si”. Desde el año 2000 el Comité Olímpico Internacional lo considera como un deporte. Esta institución, se basa en dos aspectos básicos para designar al ajedrez como deporte olímpico. “Por un lado se ejercita el órgano más importante en nuestro cuerpo: el cerebro. Por lo tanto se requiere de una buena aptitud física”. Y por el otro, otro factor importante, la competencia. El objetivo de todo deporte es ganar, eso implica competitividad, característica que comparte con los demás deportes».

Niños jugando al ajedrez en cuenca

Javier Cordero Fernández lleva 10 años en el mundo del ajedrez, es monitor de la federación española y además es el encargado de dirigir las escuelas municipales de Cuenca. Para él, es un deporte que puede dar habilidades increíbles para el día a día. “La memoria es lo que más se desarrolla, yo llevo varios años jugando y te proporciona una capacidad para memorizar increíble. El pensamiento abstracto es otra de las cualidades que más se desarrolla, consiste en tener la capacidad de poder anticiparse a los acontecimientos que puedan ocurrir. La toma de decisiones, y esto es curioso porque se está aplicando en las empresas, están contratando a grandes profesionales y expertos en ajedrez como asesores, debido a la gran cantidad de decisiones que se toman durante una partida. Por eso el te da una soltura para tomar decisión espectacular”.

La gestión del tiempo, una de las claves de este deporte

En este deporte existe un elemento importante que puede afectar al desarrollo de una partida, el llamado Reloj de Ajedrez. Este, consiste en un cronómetro que fija el tiempo que tiene cada jugador para realizar sus movimientos. Cada jugador tiene un reloj, y un se considera que finaliza un movimiento hasta que su cronómetro no se para. En cada movimiento, el jugador debe pulsar con una mano el cronómetro y después mover la pieza que considere, una vez haya movido la pieza, deberá apretar el cronómetro nuevamente para detener el tiempo.

Cronómetro digital típico usado actualmente

A partir de ese momento, comienza el turno del otro jugador. El tiempo que tiene cada jugador varía en función de la modalidad de la partida que se juegue. En el ajedrez clásico, que es la modalidad más popular, se juega con un límite de tiempo por jugador de 90 minutos para la partida o también 75 minutos con 15 minutos por jugada a través del uso de relojes digitales

El ajedrez, un deporte en el olvido

En Cuenca nunca ha habido interés y seguimiento por el ajedrez. “Yo llevo 10 años en el mundo del y aquí en Cuenca la situación está muy estancada “afirma Javier Cordero Fernández. Actualmente existen cuatro clubes distribuidos por toda la provincia: Cuenca 2016, la Peña ajedrecista, el Peón Avanzado y el Escaques. Todos ellos, no tienen una sede  donde poder entrenar con regularidad. “En otras ciudades, otros clubes trabajan mucho con los niños, hacen torneos para los mayores, se juega mucho. Aquí en Cuenca nadie organiza nada con lo cual nadie tiene tiempo para competir” señala Giomar Serano.  Para Javier Cordero el problema reside en la poca visualización que tiene este deporte en los medios locales. “Hace unos días hicimos unos torneos llamados Jaque para el Alzheimer para la Asociación de Alzheimer de Cuenca y la noticia apenas apareció en los periódicos. También ha pasado más de una vez, que he mandado alguna nota de prensa sobre algún torneo para los medios la publicasen y luego no nos han dado eco. Pero hay que seguir intentándolo”.

The following two tabs change content below.

Leave a Response