Cuando somos pequeños la mayoría de padres buscan que sus hijos socialicen, se muevan, jueguen y aprendan. No solo en el colegio es donde buscan que desarrollen todas sus habilidades. También en la música, deporte, pintura o cualquier otra actividad extra escolar.

La música y el deporte son dos actividades que consiguen dar a las personas unos beneficios como: reducción de ansiedad, estimular la memoria, mejorar la concentración, mejorar nuestra salud y estado del organismo. Pero sobre todo conseguir una estabilidad física y emocional.

Ángela Ojeda Tébar tiene actualmente 18 años. Desde pequeña ha practicado tanto la música como el deporte. Gracias a ello ha tenido siempre una gran constancia y perseverancia en todo lo que se ha propuesto. Y a pesar de que ya no continúe relacionada a la música, fue algo que mantuvo durante toda su infancia y parte de adolescencia ya que tocaba la flauta travesera.

Natación, fútbol, baloncesto, atletismo, han sido algunos de los deportes que Ángela ha practicado en sus 18 años. Incluso llegando a realizar varios a la vez. La natación ha sido su deporte estrella por excelencia, pues desde los 4 años ha estado entrenando con el C.N La Roda. Como siempre ha sido una chica inquieta, buscaba estar en continuo movimiento, por ello probó  el triatlón.

¿Qué es el triatlón?

Tres deportes en uno: Natación, bicicleta y carrera. Un deporte que hasta no hace muchos años era más desconocido. Ojeda lleva entrenando este deporte desde que tiene 7 años: “Empecé en el triatlón gracias a mis primos que fueron quienes me animaron a entrenar con ellos».

El triatlón requiere una alta resistencia física y psicológica, pues el recorrido que los deportistas han de realizar hasta llegar a la meta es muy costoso. Las competiciones de este deporte empiezan su recorrido, por lo general, en el medio acuático – concreta mente en el mar abierto-. Una vez terminada la primera prueb

Ángela Ojeda entrenando en la piscina de La Roda (Albacete). Foto: Javier Moreno.

a se ponen las zapatillas para subirse en la bicicleta y hacer el trayecto estimado. Finalmente para llegar a la meta deben correr a pie.

Un deporte que se puede realizar de forma individual o por equipos – femeninos, masculinos o incluso mixtos-. Sin tener un formato predeterminado de competiciones en cuanto a km que se han de recorrer. Su versatilidad ha conseguido que se haya convertido en un deporte popular en todo el mundo. Incluso formando parte desde el 2000 en los Juegos Olímpicos.

De Hobby a entrar en un Centro de Alto Rendimiento

Hay quienes tienen el deporte como hobby y quienes se preparan para competir en campeonatos de alto nivel. Ángela Ojeda es uno de los ejemplos de que el deporte se puede convertir en una parte imprescindible de tu vida. Y es que a pesar de que siempre ha conseguido compaginar natación y triatlón, con 17 años decidió centrarse en el segundo. Un deporte que seguía manteniendo la natación. Deporte con el que había crecido y que aunque decidiese no competir únicamente para él, mantendría con su nueva aventura.

Hace dos años Ojeda consiguió ser la única becada de Castilla- La Mancha en obtener la beca deportiva para la temporada 2017/18 por la Federación Española. Una beca que la llevó hasta el Centro de Tecnificación Deportiva “Infanta Cristina” de Murcia. “No te exigen un puesto, ni una marca concreta pero sí que miden mucho tu nota académica. Quieren que apruebes todo el curso” asegura Ángela.

El centro cuenta con un total de 50 becados que conviven en la residencia. Reuniendo deportistas de hasta 7 disciplinas diferentes. Dando facilidades a los becados para que puedan compaginar el deporte con sus estudios: “Por la mañana voy a la universidad y por la tarde entreno. Intento aprovechar todos los huecos que tengo para estudiar y rendir lo máximo posible.”

Ángela Ojeda compitiendo en la prueba de carrera. Foto: Javier Moreno

El entrenamiento que Ángela Ojeda realiza cada día junto a cuatro chicas y tres chicos está preparado por un entrenador. “Entrenamos 2 deportes al día. La natación la entrenamos hasta noviembre y desde marzo-abril en la piscina de verano y el resto de meses en la piscina de invierno. La bici y carrera la hacemos por diferentes recorridos que tiene el centro”.

Aunque entrena en el centro de alto rendimiento, Ángela compite con el que ha sido siempre su equipo: “Compito con el Equipo de triatlón rodense –EQTR- de forma individual y en algunas ocasiones por equipos. También como a través del campeonato regional te puedes clasificar al campeonato por comunidades, pues compito por el equipo de C-LM”.

Cuidados que ofrece el Ctd Infanta Cristina

Ctd Infanta Cristina pone a disposición de todos los deportistas cualquier necesidad que estos tengan: “Es como una residencia, dormimos, comemos y entrenamos aquí.” Un centro del que además cuentan con un físio: “El fisio lo tenemos en el mismo centro y está siempre cuidándonos para que en el momento de entrenar estemos bien y seguros”.

El triatlón es un deporte que utiliza diferentes tipos de resistencia: corta, media y larga duración; resistencia aeróbica y anaeróbica. Y para conseguirlas no solo es importante realizar un buen entrenamiento sino también tener una alimentación sana y acorde a todo el ejercicio que el deportista va a realizar en su día a día.

Para deportistas que se preparan para competir profesionalmente el tener a su disposición un nutricionista es esencial: “El nutricionista acorde al menú que nos ofrece el centro nos indica qué es lo que más nos beneficia. No tenemos una dieta estricta pero sí que nos ponen una alimentación sana”. Gracias a ello reconoce tener un mejor rendimiento ya no solo en las competiciones sino también en los entrenamientos.

“En un futuro me veo siendo entrenadora de triatlón, de natación o algún deporte relacionado»

Ángela Ojeda ha comenzado su primer año de carrera. Ciencias de la actividad Física y del deporte –CAFD-. Una elección pensada en su futuro pues ella misma reconoce querer seguir en el mundo del deporte toda su vida. No quiere trabajar en algo que no esté relacionado con el deporte asegura: “En un futuro me veo siendo entrenadora de triatlón, de natación o algún deporte relacionado. Por eso me metí a estudiar CAFD sin dudarlo”.

Hasta entonces, Ángela tiene claro que seguirá compitiendo cuanto más alto mejor. La nueva temporada comienza a prepararse y la triatleta ya tiene en mente su meta principal: el Campeonato de España. “Quiero hacer el mejor puesto posible y superarme. Además, me voy a preparar para ir al campeonato de Europa para vivir la experiencia y demostrar todo el trabajo realizado a lo largo de la temporada”. Por si esto fuese poco, la deportista rodense tiene pensado participar en el Campeonato de algunas modalidades del triatlón: “Duatlón y actualón son dos modalidades para las que también me voy a preparar para competir”.

Y aunque si echa la vista atrás y piensa en lo difícil que le fue alejarse de su familia, a día de hoy afirma con contundencia y feliz que está siendo la mejor experiencia de su vida: “He conocido a mucha gente de diferentes lugares y deportes, he tenido la suerte de viajar mucho y todo gracias al deporte. Por ello no me arrepiento de haber tomado la decisión de probar suerte en este mundo”.

Leave a Response