En una ciudad como Cuenca de tan solo 55.000 habitantes donde los deportes que más destacan son los de equipo en su categoría masculina como pueden ser el fútbol, el balonmano el baloncesto… existe un club mayoritariamente femenino que practica el deporte del patinaje sobre ruedas. Este club llamado Hoz del Júcar donde están integrados cerca de un centenar de jóvenes entrena duramente para superar cada nivel y llegar a poder competir en una prueba de nacional, objetivo de muchas de ellas que viven su pasión.

El Club Hoz del Júcar aprovecha los momentos que puede sacar la entrenadora compaginándolo con su trabajo para entrenar con los distintos grupos en los que está dividido el club según el nivel de experiencia y técnica que presenten. Los alumnos por su parte también intentan esforzarse al máximo para no dejar de entrenar y unir los intereses de su afición con otras actividades como puede ser el conservatorio y el curso que estén haciendo ese año en sus estudios.

División de grupos

El Club Hoz del Júcar, como nos indicó su entrenadora Elvira, para facilitar el trabajo de entrenamiento y no juntar a cerca de 100 personas entrenando se ha dividido al club en grupos según el nivel de competición en el que se encuentren dentro de los 4 que existen. El grupo que entrena para superar el último nivel y llegar a competiciones nacionales cuenta con 13 alumnos, entre los que destaca la presencia de un alumno masculino. De estos 13 alumnos nos encontramos con dos chicas que han conseguido superar el último nivel y pueden competir en todo tipo de competiciones nacionales, lo más curioso de estas dos grandes patinadoras es que cuentan con una edad sorprendente como son 16 y 13 años, lo que es una muestra de que la edad es solo un número y que con esfuerzo y dedicación se podía conseguir llegar al último nivel.

El grupo de los patinadores más experimentados tiene tres sesiones de entrenamiento repartidas a lo largo de la semana, estas sesiones no son siempre en un mismo lugar ya que reparten sus entrenamientos entre distintos polideportivos de Cuenca como puede ser el Hermanos Valdés. Debido a la gran cantidad de turnos de los que se tendría que encargar la entrenadora sumando los distintos grupos de entrenamiento cuenta con una ayudante que dirige los entrenamientos cuando ella está ausente.

Ascenso de niveles

En el mundo del patinaje como hemos dicho anteriormente se divide a los deportistas en niveles según la calidad que tengan de manera semejante a los colores de los cinturones de kárate que se necesitan unos requisitos mínimos para ascender al siguiente nivel. En el caso del patinaje nos encontramos dos vías de acceso para poder ascender de nivel en nivel y llegar así hasta las tan codiciadas pruebas nacionales. En un principio para subir de nivel la única forma era participando en una prueba de acceso en la que tres jueces analizan la actuación del deportista y deciden si su nivel es el adecuado para un acceso. El problema que surgía como nos contaba la entrenadora del club Hoz del Júcar es que los jueces en este tipo de pruebas tenían un nivel de exigencia, lo que ve lógico, que la cantidad de patinadores que ascendían era mínimo lo que generaba una sensación amarga que podía provocar abandonar dicho deporte.

Por esta razón, se decidió aplicar una solución para conseguir un ascenso de una forma más sencilla sin necesidad de aguantar la presión de una única prueba que se juzga bajo la posibilidad de apto o no apto. Por ello se celebran competiciones con valor de exhibición que sirven para alcanzar un ascenso si se consigue una puntuación mínima de los tres jueces que puntúan las actuaciones. Cada uno de los jueces puntúa cada uno de los saltos que se hagan en el circuito por criterios como la dificultad o la realización hasta llegar a una puntuación final de 0 a 10 puntos. Para que se consiga superar el nivel se necesita tener una puntuación mínima de 4.0 en todos los jueces, en caso de que un juez no puntúe con una nota inferior a la dicha a la anterior no se producirá el ascenso. Un ejemplo contado por una alumna del club que ascendió por este método fue que una compañera suya recibió las notas de 4.2, 4.1 y 3.9 y aunque la media fuese superior a 4.0 no pudo ascender por la puntuación de este último juez.

Competiciones

Las competiciones de patinaje oficiales son únicamente de carácter nacional para deportistas que hayan superado la prueba del nivel 4, salvo excepciones de competiciones de un carácter más amistoso que puede abrir la competición a distintos niveles a los que encuadra por categorías. Como hemos dicho anteriormente la competición está regulada por tres jueces que imponen una puntuación según los criterios de dificultad y de realización puntuando de 0 a 10.

El club Hoz del Júcar está preparando actualmente a sus competidores para dos campeonatos que tendrán próximamente. El primero de ellos fue el pasado 27 de octubre en el pueblo toledano de Villarrobledo la VIII edición de la Copa de Castilla-La Mancha y 2 semanas después la competición tendrán lugar en el III Trofeo Nacional de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, (10 de noviembre) lo que será la oportunidad de las deportistas del club de patinar con las mejores patinadoras sobre ruedas del país.

Entrenamiento para el próximo campeonato/ Fuente: Imagen propia

Que las competiciones en las que participen presenten una modalidad de estilo libre da una gran libertad a la hora de elegir tanto los ejercicios que realizan hasta la música escogida, desde Mago de Oz hasta cualquier canción de pop actual pasando por la banda sonora de Piratas del Caribe les otorga un gran dinamismo que hace que cada una de las actuaciones sea única e irrepetible.
Cuando asisten a las competiciones en nombre del club todas presentan su equipación con los colores característicos del club: el naranja y el negro. Pero como nos contó una de las integrantes del club, cuando asisten a certámenes de exhibición de forma individual lo más característico es que dependiendo del estilo de la actuación que se va a realizar se utilice un estilo de traje distinto. Estos trajes en algunas ocasiones son cosidos a mano para obtener exactamente lo que se busca y vaya relacionado con rasgos de la actuación como puede ser la música.

Club Hoz del Júcar día de competición/ Fuente: Club Hoz del Júcar
Estilo de patinaje

Cuando una persona dice que practica patinaje no deja nada claro, debido a que dentro de este mundo existen tantas modalidades por practicar que centrarse solo en una carecería de sentido. El club Hoz del Júcar compite en la modalidad de patinaje sobre ruedas en estilo libre sobre la superficie de parqué, lo que pone en serias dificultades poner en práctica una actuación sobre un suelo de cemento como puede ser el del Hermanos Valdés.
Pero el club de patinaje no se dedica únicamente a entrenar para estas competiciones y poder conseguir subir en el escalafón de niveles del deporte. El club Hoz del Júcar por ejemplo ha participado en las festividades de San Julián en Cuenca formando parte de los grupos que participaban en las carrozas de dicha fiesta. Alumnos del club desfilaron por las calles de la ciudad en patines acompañados de la música y la fiesta a la vista de toda la ciudad.

Mayor éxito

Dentro de sus años de competición tanto a nivel Nacional y Regional han participado en distintos campeonatos en los que han conseguido distintos éxitos. Unos de los campeonatos que hasta la época han causado una gran sensación por disputarlo aquí en casa en el polideportivo San Fernando y por el resultado positivo. Este campeonato se celebró en el año 2015 como motivo del Trofeo de Iniciación Regional en el que consiguieron 5 podios de entre los 109 participantes que asistieron. Entre estos podios se encuentran un primer puesto, dos segundas posiciones y otros dos tercer puestos.

The following two tabs change content below.

JavierUsano

Leave a Response