Los deportes de montaña están considerados por gran parte de la población como minoritarios y no disponen de toda la visibilidad en los medios de comunicación que les gustaría, pero lo que los ciudadanos no saben es que practicar este tipo de actividades es más común de lo que imaginan. La federación que se responsabiliza en Castilla-La Mancha está en Cuenca, ciudad que cuenta con numerosos deportistas, clubes y eventos relacionados con la montaña, convirtiéndose en un deporte tradicional y con éxito.

Actualmente Castilla-La Mancha cuenta con 4.500 licencias en esta federación, cifras que la sitúan en la media nacional, mientras que el ranking está encabezado por Cataluña y  Andalucía con 40.000 inscritos. Dentro de nuestra región, la provincia de Toledo lidera con más de 1.000 federados. Desde la capital manchega se está trabajando duro para fomentar estos deportes enseñando a los más jóvenes y construyendo instalaciones, como rocódromos, para practicar actividades como la escalada. Cuenca cuenta con 650 federados, convirtiéndose en una de las ciudades más pequeñas de España, pero que poco a poco gracias a deportistas, eventos y espacios está consiguiendo un renombre tanto a nivel nacional como internacional.

La provincia de Cuenca tiene poco más de 20 clubes federados, un número bajo que se  suma al problema de que muchos de ellos son muy pequeños, pues algunos cuentan únicamente con 10 o 12 socios que se encargan de organizar eventos a lo largo de año. Este inconveniente no solo se da en nuestra provincia, pues también sucede en gran parte de la región manchega y en ciudades de otras comunidades que cuentan con pocos habitantes o espacios para practicar este tipo de deportes.

Preparativos de la Copa de Escalada de Castilla-La Mancha en el Club Pachamama. // Foto: Propia.

Por otra parte hay clubes más grandes como es el caso de Pachamama, 150 socios, o Corremón Cuenca, fundado hace 3 años y que ya cuenta con 137 integrantes y subiendo. David Moral, socio del club, confiesa que Cuenca, a pesar de no tener cifras muy altas, es una ciudad que cuenta con grandes deportistas que están consiguiendo varios premios en campeonatos nacionales. “El nombre de nuestra ciudad está llegando lejos gracias a esos reconocimientos”, añade Moral. Además, aclara que con el paso del tiempo la gente se está animando y las competiciones de senderismo o de bicicleta de montaña cuenta cada año con más participantes.

Situación económica

Carlos Ortega, presidente de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (FDMCM), nos explica en qué situación económica se encuentra la federación, sus subvenciones y sus principales gastos. Antes de eso, es importante señalar que la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) tiene grandes diferencias respecto a la manchega. La FEDME, como se intuye, “es la madre de todas las federaciones españolas”, la cual cuenta con más de 30 personas en nómina trabajando exclusivamente en ella, mientras que la FDMCM solo cuenta con una nómina, la de la secretaria situada en la sede en Cuenca. Ni el presidente ni los colaboradores cuentan con una remuneración por trabajar en la federación, por lo que se puede decir que no está profesionalizada en nuestra región.

Carlos Ortega durante la entrevista // Foto: Propia.

La federación manchega cuenta con un presupuesto bajo pero que ha subido respecto a otras temporadas. El año pasado se le concedió unos 24.000 euros y hace unas semanas se aprobó el presupuesto de 32.000. A esta cifra se le suman los ingresos de cada año que rondan, normalmente, por los 40.000 haciendo un presupuesto total de más de 60.000 euros. Puede parecer mucho dinero, pero, como explica Ortega, al tratarse de “una federación compleja debido a la gran cantidad de modalidades que cubren, es muy difícil esa administración”. Muchas competiciones de diferentes deportes y categorías suponen un gran trabajo por parte de la federación para distribuir el dinero correctamente.

A parte de organizar los eventos y la secretaria en la sede,  la FDMDM cuenta con otros gastos importantes. Debido a la peligrosidad que tienen muchos de estos deportes, como la escalada o el alpinismo, la federación dirige gran parte de su presupuesto a cubrir los seguros de sus deportistas. Ortega confiesa que ya han tenido varios sustos y accidentes, “no queremos tener ningún club ni federado sin asegurar”, añade. Por eso, se hacen cargo de los seguros de muchos de los clubes de la región, sobre todo de los más pequeños que no pueden hacerse cargo debido a su presupuesto.

Otro gasto es la escuela juvenil de la federación. Desde esta academia organizan viajes para sacar a los más jóvenes manchegos fuera de la región e incluso de España, como a Los Pirineos, para practicar deportes de montaña que no pueden hacer en la escuela o en el instituto.

Futuro de la federación

Estos deportes se pueden considerar como minoritarios debido a las cifras de deportistas, no muy altas, y a la visibilidad que tienen en los medios de comunicación. Pero Carlos Ortega se muestra seguro  y piensa que esta dinámica puede cambiar con el tiempo. Para empezar, la escalada será deporte olímpico para los juegos de Tokio 2020, una cita que sin ninguna duda dará a conocer esta actividad muy importante dentro del ámbito de la montaña. Para el presidente de la federación otras formas de fomentar estas actividades es “educando a los más jóvenes en los institutos, el boca a boca de los deportistas y ciudadanos, las ayudas económicas y las redes sociales”. A esto último se refiere ya que la página web y redes sociales de la FMCMC está bastante obsoleta, cosa que, según el presidente, se podría mejorar con un presupuesto más amplio o con una mayor colaboración de los clubes federados.

Juan Erans durante la entrevista. // Foto: Propia

Ortega coincide con David Moral y recuerda los inicios cuando en las carreras que se organizaban en Cuenca participaban 100 corredores, mientras que actualmente, un mes antes, aparecen unos 700 participantes y hay que cerrar el plazo mucho antes de la fecha.

Juan Erans, responsable de las competiciones de escalada en Castilla-La Mancha reconoce que “algunas ocasiones se ha tenido que limitar el aforo porque la federación no podía abarcar a todos los que querían participar, el nivel de los participantes en esta localidad es muy elevado”. Además, el responsable ha indicado que “en Cuenca es inevitable hablar de la escalada por el recurso que se tiene en cuanto a roca”, demostrando, así, la importancia que tiene Cuenca en este tipo de deportes al aire libre.

Cuenca, deporte y salud

Para Ortega, una de las características de los deportes de montaña es poder hacerlo en un “entorno maravilloso, como el que tenemos en Cuenca”. Además de poder aprovechar el paisaje y conocer nuevas rutas, el senderismo está demostrado que ayuda con las depresiones o con las enfermedades respiratorias entre muchas otras. Además, no exige físicamente mucho y cualquier persona lo puede ejecutar. Se puede hacer solo, acompañado, en cualquier momento de día y no requiere ninguna instalación, por eso es un deporte que cada vez lo practica más gente, por las facilidades que tiene. En Cuenca tenemos la posibilidad de realizar senderismo, descenso de barranco, espeleología, mountain bike, piragüismo y contamos con más de 1.500 de vías para escalar en roca.

Cuenca, como muchas otras ciudades españolas, cuenta con una famosa “Ruta del Colesterol”, un recorrido por el que los ciudadanos caminan, corren o montan en bici. Desde la federación tienen un proyecto para organizar senderos de salud en ciudades y pueblos grandes. Ortega declara que con esta iniciativa pretenden que la gente se anime a practicar senderismo o marcha nórdica. “Cambiar pastillas del colesterol por estos recorridos es nuestro objetivo”, declara el presidente. Se tiene intención de que esta propuesta venga de la mano del Sescam, “se trata de un esfuerzo necesario para los ciudadanos”, confiesa el presidente de la federación. Este tipo de proyectos se pueden ver en países europeos pero también en nuestra región como en la localidad de Almansa.

A pesar de no ser una ciudad con un gran número de deportistas inscritos en la federación, los expertos se muestran optimistas para el futuro y creen que la gente cada vez se está animando más. Cuenca cuenta con rutas y zonas maravillosas para este tipo de deportes por lo que muchos amantes de la montaña vienen desde fuera de la provincia para comprobarlo, dando una buena imagen al exterior. Experiencias, tranquilidad, superación y salud son algunos de los aspectos que animan a los deportistas a practicar este tipo de actividades que con el tiempo están aumentando su importancia y éxito.

Leave a Response