Las carreras de orientación son un deporte que tras 120 años de historia siguen siendo poco conocidas en nuestro país. Nacieron en Escandinavia y su primera carrera a nivel competitivo se celebró el 31 de octubre de 1898 en Oslo. A partir de ese día, este deporte no haría más que crecer por todo el mundo y de manera mucho más profesional.

En este deporte existen multitud de modalidades, las cuales, se pueden disputar tanto individualmente como por equipos. En España encontramos diez modalidades distintas: orientación a pie (O-PIE), media distancia, larga distancia, sprint, relevos, score, en bici (O-BM), sobre esquí (O-ESQUÍ), en kayak (O-KAYAK) y orientación precisa (O-PRECISIÓN).

A pesar de las numerosas modalidades que encontramos el objetivo de este deporte es realizar una carrera cronometrada con la ayuda de un mapa y una brújula. En el mapa se encuentran unos controles o balizas por donde los participantes deben pasar en orden y de forma obligada para llegar al punto final del recorrido y así conseguir ganar la carrera.

Muchos deportes necesitan utilizar la inteligencia, la orientación y la capacidad física para ganar; por lo que las carreras de orientación no iban a quedarse atrás en exigencia mental y física.

“Pensar y correr” un lema muy acorde para la orientación

Pedro Almagro es un conquense de 39 años que ha dedicado gran parte de su vida al deporte. No solo ha participado en carreras de orientación, sino que ha sido jugador de rugby en varios equipos tanto en España como Portugal. Y es el actual entrenador de las escuelas de rugby y de natación de Cuenca.

Su afición por las carreras de orientación comenzó en 2014 cuando cursó el ciclo formativo de grado medio de montaña en el instituto conquense Santiago Grisolía. En este curso, en concreto, en la asignatura de montaña comenzó su afición por estas carreras, ya que salir a la montaña con un mapa y su propia orientación se convertía en una motivación constante.

En cambio, las carreras de orientación en bici de montaña llegaron dos años más tarde. Fue  gracias a su fuerte afición por la bicicleta de montaña y el hecho de poder compaginar dos aficiones que le parecían muy interesantes y llamativas juntas; la orientación y la bicicleta.

Ha participado en numerosas carreras tanto por equipos como individualmente en las modalidades a pie y en bici, pero su primera carrera de O-BM fue en 2017 en la tercera liga nacional de orientación en bici de montaña que se celebraba en la Zubia (Granada). Esta carrera comenzó siendo un pasatiempo y una toma de contacto con esta modalidad, pero acabó siendo muy importante para él. Finalizó la carrera en segundo lugar dentro su categoría después de disputar tres carreras en dos días. Este fue el empuje para comenzar a disputar estas carreras de manera más habitual.

Actualmente, Pedro Almagro corre en la categoría M21, un escalón más abajo del nivel más alto de estas competiciones (ELITE). Desde que comenzó ha sido campeón tanto a nivel regional como nacional y ha hecho podios de gran importancia estatal. Ganó el OPEM ROJO de Cuenca, quedó primero en Zarzuela, segundo en Granada y tercero en Córdoba en las diferentes carreras que se disputaron de la liga nacional de O-BM. Este año ha participado en la Liga Rogaine MTB-O, la cual se ha disputado por cuatro puntos del territorio español (Vilanova d´Espola, Hellín, El Molar y Molina de segura). En esta liga está obteniendo muy buenos resultados, ya que a una carrera de terminarla solo tendría que puntuar para proclamarse ganador a nivel nacional de su categoría.

Pedro Almagro tras recoger la medalla en una carrera de O-BM. Foto: Pedro Almagro Fernández

Desde que se adentró en este mundo ha competido en el equipo ORIENTIJOTE-ELERUT, también llamado por algunos “el autobús de Cuenca”. Lo formaron, en un principio, cinco amigos que querían divertirse y pasar el rato haciendo deporte, pero al ver que se compenetraban muy bien durante las carreras comenzaron a competir en la liga nacional Rogaine por equipos. En esta liga han quedado tanto en 2016 como 2017 terceros a nivel nacional. Y este año, a pesar de que hayan quedado cuartos a nivel estatal, van a ser galardonados en la gala del deporte conquense por sus últimas puntuaciones a nivel nacional en la categoría de orientación.

A pesar de su corta carrera deportiva en las carreras de orientación ha demostrado que con esfuerzo y constancia se puede conseguir todo lo que se quiera en tan poco tiempo.

Las demandas físicas y técnicas durante un entrenamiento

El entrenamiento físico es casi a diario para poder aguantar este tipo de carreras, ya que sobre todo las Rogaines en bici de montaña pueden rondar los 80 kilómetros. Para el entrenamiento físico lo mejor es salir a correr o en bicicleta sobre todo en entornos lo más parecido posible a lo que se tiene que resistir en la carrera. En cambio, para entrenar la orientación lo mejor es leer mapas o llevarlos durante los entrenamientos para aprender a orientarte mejor en cualquier punto del mapa.

Entrenar la parte psicológica es lo más complicado de cualquier deporte. Pedro Almagro nos cuenta que “el desgaste físico desemboca en un aturdimiento mental que en muchos casos te hace salir del mapa y pensar que estas en sitios que no estás o simplemente no saber leer el mapa debido al cansancio. Es por ello, que un buen físico hace que esto sea menor, no obstante en esos momentos es cuando más impasible hay que ser y mejor orientación debes de tener”.

Modalidades de orientación

En España hay diez modalidades diferentes dependiendo de la intensidad, de los recursos utilizados para la carrera y de sí se disputa de manera individual o colectiva:

  1. Orientación a pie: es la modalidad más antigua en este deporte, ya que con ella se comenzó a practicarlo. Se realiza a pie y se debe encontrar el camino correcto con las balizas marcadas en un mapa y con la ayuda de una brújula para llegar al final de la carrera en el menor tiempo posible.
  2. Media distancia: estos recorridos tienen mayor dificultad técnica, ya que la distancia entre las balizas es menor y esto obliga a que el corredor tenga que leer el mapa de manera más precisa y con menos tiempo de recorrido (entre media hora y una hora).
  3. Larga distancia: en esta modalidad el objetivo es que el estado físico del corredor sea muy bueno, ya que la distancia entre las balizas es mucho mayor que en las anteriores modalidades, por lo que el fondista tiene menos tiempo para leer el mapa.
  4. Sprint: estas pruebas se realizan en entornos urbanos y con una mayor velocidad en carrera y a la hora de leer los mapas.
  5. Relevos: son pruebas por equipos, en los que los corredores tienen el mismo sexo y pertenecen a la misma categoría. En esta carrera gana el equipo que haya conseguido recorrer todas las balizas en un menor tiempo posible y por relevos.
  6. Score: este tipo de prueba se puede realizar tanto a pie como en bici. El objetivo es recorrer el trayecto en el menor tiempo posible, pero sin llevar un orden en los controles que aparecen en el mapa.
  7. Orientación en bici: el objetivo de esta modalidad es recorrer los puntos señalados en el mapa en el menor tiempo posible, pero recorriendo esa distancia en bicicleta de montaña.
  8. Orientación sobre esquí: consiste en realizar la prueba con las mismas condiciones que en la anterior modalidad, pero sobre nieve y haciendo esquí de fondo.
  9. Orientación en kayak: se realiza con el mismo objetivo que las anteriores carreras pero en un kayak.
  10. Orientación precisa: es una orientación que se está realizando en la actualidad, y que está orientada a personas con alguna discapacidad física. En esta modalidad el objetivo es averiguar si las balizas que tienes en el mapa corresponden con las balizas de la realidad. Gana la persona que consiga más puntos averiguando las balizas y recorra el trayecto en el menor tiempo posible.

Las carreras de orientación son consideradas un deporte que ejercita cuerpo y mente a partes iguales. Estas también tienen una gran variedad de modalidades que se adaptan a cualquier tipo de corredor, por lo que nos encontramos con un deporte muy completo y apto para cualquier persona.

Leave a Response