“En casa lo hemos apoyado siempre y sabíamos que el ciclismo era su pasión. No obstante hubo una temporada en la que todos pensamos que estaba un poco obsesionado, con quince años ya vivía por y para su bicicleta. Siempre recibimos muy buenas críticas sobre Alberto pero claro, cómo íbamos a pensar nosotros, que nos hemos criado en la Extremadura profunda como aquel que dice, que mi hijo iba a conseguir dos tours de Francia, dos Giros y tres vueltas a España. Está entre los diez mejores ciclistas de la historia y a día de hoy aún me cuesta creerlo cuando recuerdo de dónde venimos y todo lo que ha conseguido sólo con su esfuerzo”, asegura Francisca Velasco, madre del ciclista español Alberto Contador.

Su pasión por el ciclismo comenzó tras aprobar selectividad, él cogía la vieja bicicleta de carretera con la que comenzó a montar su hermano mayor Francisco Javier. “Recuerdo que en Pinto se reían de mí porque llevaba todos los cables de la bici sueltos y por fuera, pero cuando llegábamos a las cuestas y los adelantaba a todos yo creo que se alegraban de que no tuviese una mejor”, cuenta entre risas. Asegura además, que los peores momentos eran cuando se le rompía la cámara de la rueda y tenía que comprar otra nueva por 375 pesetas, pues la parálisis cerebral de su hermano Raúl, el menor, ha supuesto siempre gastos extra en la familia así como una atención y cuidados mayores por parte tanto de los padres como de sus hermanos.

Los progenitores, procedentes de Barcarrota (Badajoz) emigraron muy pronto a Pinto (Madrid), donde Alberto nació y creció. No obstante, conserva numerosos recuerdos de “los veranos y las Navidades allí, donde aún se encuentra la mayor parte de mi familia y donde me encanta volver siempre que puedo. Parece que fue ayer cuando pasaba las tardes de agosto haciendo carreras de bici en el camino del Ciruelo con Marquitos, Pablo Martín y los hijos de don Pedro el maestro”. Además, reconoce que en Barcarrota siempre lo han “querido, apoyado y respetado mucho. De hecho para mí fue un orgullo cuando en 2007 me nombraron hijo adoptivo de Barcarrota tras los resultados en el tour de Francia, porque claro, ya no es sólo la alegría que siente uno tras conseguir una victoria como esta sino que además sientes la admiración y el calor de todo un pueblo que salió a la calle para celebrarlo”.

Placa del homenaje a Alberto Contador en Barcarrota
Así lo vivió su familia pacense

“El día que Alberto consiguió la victoria del tour de Francia recuerdo que estábamos mis hijas, mi marido y yo viéndolo desde casa. En ese momento me vinieron a la cabeza muchos momentos en los que de adolescente nos decía que lo suyo no era un hobbie, que él quería ser recordado, algo que para nosotros, en aquel entonces, no nos producía más que ternura y risas al ver lo alto que soñaba. Podría decirse que nos dio con un canto en los dientes a todos, pero para bien,  nos inundó una alegría inmensa además de darnos una buena lección, no importa de dónde vengas a la hora de cumplir un sueño”, comparte su tía Mari Carmen Contador, quien posee una pequeña ferretería en Barcarrota.

“El peor día de mi carrera profesional fue sin duda en 2004 durante la vuelta a Asturias. Empecé a encontrarme mal ya en el entrenamiento y tras la salida la sensación de frío aumentaba de una forma atípica, fue entonces cuando me caí de la bici a causa de un derrame cerebral producido por un cavernoma y me trasladaron a Oviedo”, afirma el ciclista español Alberto Contador. “Fue el doctor Manolo Saiz quien llamó a mi madre para contarle el accidente y recomendarle que no viese las imágenes de la caída porque eran bastante fuertes, yo empecé a convulsionar y desde ahí ya no recuerdo nada más hasta despertarme en el hospital”, sentencia.

Tras este fatídico día, el ciclista se convirtió en un referente para muchas personas que como él han sufrido un ictus. Este es el motivo que fijó uno de los dos objetivos que promueve la Fundación Alberto Contador (sin ánimo de lucro): promover el ciclismo y luchar contra el ictus. “Siempre recordaré todas mis victorias con muchísimo orgullo, pero siento que supone un éxito mucho mayor el poder delegar mi carrera profesional en el Kometa Cyclying Team, un equipo de once chavales muy profesionales entre 18 y 23 años que ya se encuentran inscritos en el UCI Europe Tour”, comparte Contador.

Contador y su Polartec-Kometa
La última bala de Contador

“Siempre dije que quería retirarme en lo más alto, por eso en la etapa del Angliru de la vuelta a España en 2017 (9 de septiembre) decidí lanzar mi último disparo. Esa victoria fue bastante dura porque la última cuesta del Angliru es muy dura y venían persiguiéndome por detrás, menos mal que la última parte del recorrido es en bajada. Creo que este fue el final que cualquier deportista espera cuando deja su carrera profesional”, asegura.

“¿Un secreto? pues desde pequeño me han encantado los animales, de hecho antes de ciclista quería ser veterinario. Las aves en concreto siempre me han fascinado y yo recuerdo ir a La Talla, la finca que tenía mi abuelo Abelardo en Barcarrota, a coger jilgueros silvestres para luego cruzarlos con los canarios que tenían en la casa del pueblo, suerte que nunca nos pilló Seprona”, comenta con media sonrisa.

Un cambio de aires

Contador revela que cualquier deporte que se practique de manera profesional requiere de muchísimo esfuerzo y sacrificio, algo que con 20 años se sobrelleva de una forma mucho más sencilla, pero “mañana cumplo ya 36 años, llevo con Maca desde los 17 sin habernos separado ni una vez, nos casamos hace siete años y tuvimos a nuestro pequeño Luca hace tan sólo unos meses. La verdad es que el cuerpo ahora me pide algo diferente, me apetece tener más tiempo libre, relajarme un poco y seguir implicándome en el ciclismo pero ya no desde el sillín. Tampoco descarto la idea de volver a pasar largas temporadas en Barcarrota, o al menos ir con más frecuencia, alejarnos un poco del agobio y el estrés de Madrid y que mi nueva familia también conozca ese contacto con la naturaleza que ofrece Extremadura”, concluye el ciclista.

The following two tabs change content below.

Jose Manuel Cacho

Latest posts by Jose Manuel Cacho (see all)

Leave a Response