Los Monegros es un hábitat único en Europa, con un ecosistema propio de las estepas orientales, donde no existen datos de ninguna otra zona que se pueda comparar con las singularidades y riqueza biológica que tiene este territorio. Es por eso, quizás, que una de las mayores pruebas de MTB de Europa se desarrolle en las inmediaciones de este paisaje tan curioso.

El desierto de Los Monegros, en Huesca, es el escenario de una de las carreras de Mountain Bike más importantes de Europa y una de las pruebas más veteranas a nivel nacional, la Orbea Monegros. La primera edición de esta prueba se celebró en el año 2001 y, desde entonces, no ha parado de reunir a más de cien mil ciclistas de toda Europa, desplazados hasta Los Monegros para vivir una experiencia única.

La prueba cuenta con dos modalidades: la Maratón, que reúne a 6.000 corredores y tiene una distancia de 118 Km.  y la Media Maratón, que reúne a 2.000 ciclistas en una distancia de 81 Km. La coloquialmente carrera larga tiene una altura máxima de 556m y un desnivel acumulado de 1.149 metros, algo que la convierte en un desafío ya que durante el recorrido se pueden observar zonas de huerta, secano y sierra, lo que hace que, a veces, se reúnan condiciones climatológicas adversas. La climatología es un factor clave en el discurrir de la prueba y el relieve es uno de los factores que más influyen en el clima. La escasez de precipitaciones, la insolación y, sobretodo el viento, son factores que se dan a menudo en este territorio. La Media Maratón cuenta con 31 Km. menos de recorrido, pero el itinerario también pasa por aquellas zonas que decimos más únicas para los corredores.

Subida por Avenida de Fraga, Sariñena. Fuente: Eva Casasnovas

En lo económico, la Orbea Monegros supone un gran impulso para el territorio de Los Monegros, una comarca poco poblada que cuenta con tan apenas 7,6 habitantes por Km². Es desde el recinto ferial de su capital, Sariñena, desde donde parte y finaliza la carrera. Su población, 4.000 habitantes, se ve duplicada durante el transcurso de la prueba e incluso durante todo el fin de semana, ya que muchos corredores se desplazan desde varios puntos de España y Europa y aprovechan ese fin de semana para pasarlo en tierras monegrinas.

Héctor Piquer, natural de Los Monegros y corredor desde hace 6 años de esta maratón, nos cuenta cómo se vive la Orbea desde dentro, como corredor y como parte de la organización, ya que ha participado también como coorganizador y voluntario de esta prueba tan apasionante para los amantes de la Mountain Bike.

P: Como amante de la BTT, ¿qué tiene la Orbea Monegros que no tengan otras carreras?

R: El paisaje que tenemos en Los Monegros, el desierto, es espectacular. El poder realizar dos rutas, tanto Maratón como Media Maratón, da mucho juego a la hora de inscribirte según tu nivel. Es una prueba muy bonita y en mi caso, por ejemplo, correr en casa es un privilegio.

P: ¿Qué criterios se utilizan para establecer el recorrido de la Maratón y de la Media Maratón?

R: Desde mi punto de vista, ambos recorridos se hacen con la idea de pasar por puntos o zonas míticas de nuestra zona, además de ser caminos accesibles y divertidos para los amantes de la BTT: Piedrafita, la Subida del Pilón, bajando hasta la zona más “desértica” por Valfarta, Candasnos, Castejón de Monegros y siempre por nuestra querida Sierra de Jubierre, con su refugio de San Miguel. Son parajes impresionantes y la sensación de recorrerlos en un ambiente como es la Orbea Monegros  es inexplicable.

P: ¿Crees que en la Orbea Monegros existe una competitividad entre los participantes o es más un reto personal?

R: Puede ser que exista una competitividad entre los participantes, pero es más un pique sano y para echarte unas risas entre los amigos que disfrutamos del mismo deporte. Además, muchísima gente de esos ocho mil corredores que vienen todos los años lo hacen por batir récords y retos personales, por algún motivo en concreto o simplemente por superarse a sí mismos.

Voluntario Orbea Monegros 2016. Fuente: Eva Casasnovas

P: La red de voluntarios y organizadores es fundamental en esta prueba. ¿En qué consiste su trabajo?

R: Bueno pues un poco como en otras carreras, hay voluntarios en todos los puntos a cubrir para que la carrera salga lo mejor posible. Estamos gente desde controlando los cruces para agilizar el tráfico los días de antes o el mismo día de carrera, pasando por entrega de dorsales, avituallamientos, protección civil para cruces peligrosos en carrera, servicios sanitarios, ayuda en entrada a meta o avituallamiento de post-meta, con todos los servicios que se ofrecen ese mismo día, todo ello organizado por todos los componentes de la organización y voluntarios. Lo he visto desde dentro porque he sido coorganizador pero también soy corredor y es de agradecer gratamente porque están allí al pie del cañón para que todo salga perfecto y lo hacen porque quieren o porque les gusta, no obtienen ningún beneficio económico por ello. Sientes que estás arropado y controlado en todo momento y te sientes más seguro.

La Orbea Monegros cuenta con ilustres corredores entre los participantes. Por ejemplo, la edición pasada Aleix Espargaró, piloto español de MotoGP y embajador del Orbea Factory Team, participó con el dorsal número 1. Hace dos ediciones, también participó el famoso actor y presentador Santi Millán, muy aficionado a este tipo de pruebas.

El fin de semana fijado en el calendario para realizar esta prueba siempre es el último de abril. Aunque la prueba se lleva a cabo en sábado, ese viernes se abre en el recinto ferial de Sariñena la “Zona Expo”, que cuenta con varios stands para la recogida de dorsales, puestos de los patrocinadores y empresas relacionadas con la prueba, y con el bar del recinto, con la idea de que sea un punto de encuentro para participantes, acompañantes y todo aquel que quiera acercarse e impregnarse en el ambiente. Un fin de semana que ningún amante de la Mountain Bike debería perderse.

Eva Casasnovas

Eva Casasnovas

Estudiante de Periodismo en la UCLM

Leave a Response