El pasado 25 de septiembre se celebró en la Casa de Campo de Madrid el Arnold Classic 2015, donde la manchega Natalia Pérez logró tres récords absolutos de España en Powerlifting

Las marcas de esta joven de Guadalajara no dejan indiferente a nadie, pues sorprendió el pasado viernes levantando 145 kg en sentadilla, 75 kg en press banca y 165 kg en peso muerto. Marcas que nunca antes había conseguido ninguna otra mujer en España. Todo ello desde la categoría junior, puesto que esta powerlifter cuenta con 22 años. Además de su corta edad, lleva tan sólo un año practicando este deporte en el que, según explica, se inició gracias a que el entrenador de su gimnasio habitual confió en que su inusual fuerza podría con estos dificultosos ejercicios de peso. Cuando se animó a probar hace unos meses, Natalia no veía factible la idea de competir debido al precio que ello supone, pues “hay que federarse y costearse los viajes”, explica la atleta. Finalmente, cuenta, “contacté con Luis, el presidente de la Asociación, quien me presentó a mi entrenador, Fran Padilla, sin el que no hubiese llegado hasta aquí y gracias a quien he conseguido estas marcas”. Natalia entrena, según explica, entre 3 y 4 días a la semana durante la preparación. En el llamado periodo de acumulación, la joven caracense le suma un poco de cardio a los tres movimientos de levantamiento de fuerza del powerlifting para contrarrestar, dice, el hecho de que las últimas 4 semanas previas a la competición sean más sedentarias. Se trata de una dura planificación trabajada muy a conciencia para lograr los mejores objetivos.

Cuando se le pregunta a Natalia acerca de si una mujer puede llegar a tener la misma fuerza que un hombre con el mismo entrenamiento y esfuerzo, la junior es muy clara: “No, la testosterona hace muchísimo en este tema, claro. Nosotras no segregamos tanta y es imposible que una mujer llegue a levantar 300 kg. A lo mejor un hombre sí, depende también del peso corporal, pero pienso que una mujer no podría. Podemos tener mucha más fuerza que los hombres, pero relativamente, no en competición”. Además, la atleta contaba, “el otro día fui a Murcia a un campeonato de cargadora y mujeres de 70 kg levantaban 215 kg en sentadilla. Hay buen nivel, pero no puede igualarse nunca”. La joven, que ya ha acudido a varias competiciones y ha visto cómo funciona el mundo del Powerlifting en ambos géneros, afirma que el papel de la mujer en este deporte está mejorando por momentos, pues cada vez hay más chicas que se animan a iniciarse en él. Como ejemplo, Natalia cuenta otra experiencia: “en un campeonato en Málaga muy reciente fuimos unas 15 chicas y estuvo muy bien. Y eso que ahora, bueno, porque es el Arnold y se han repartido entre todos los campeonatos y tal, pero aún así éramos bastantes, a ver si el año que viene aumenta esto más”.

Optimized-DSC_Nati4
Natalia Pérez realizando el ejercicio de Press Banca. Fuente: Propia

La castellanomanchega está orgullosa de sus resultados, aunque, dice, podían haber sido mejores, puesto que la semana anterior a la competición sufrió un tirón al levantarse de la siesta, lo cual ha hecho que esté con medicación y pueda dar menos de sí misma. “Iba a haber hecho 160 kg en sentadilla porque entrenando me habían salido 155 y en tarima suelo dar un poquito más, pero nada, con los dolores no he podido, aunque creo que he dejado bien el listón en junior. El año que viene ya me toca en categoría senior”, explica. Natalia Pérez tiene pensado hacer un pequeño parón de dos años para sacar las oposiciones de militar y, una vez habiendo conseguido esto, volver más fuerte que nunca.

The following two tabs change content below.

Leave a Response