La pobreza es una situación o condición social que padece la sociedad y que no les permite cubrir sus necesidades básicas. El acceso a una vivienda, alimentarse, tener un cumplimiento de revisiones médicas o la formación profesional, son algunos de los factores que todo ser humano debería tener presentes en su vida. En España 12,3 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, unos efectos donde en Castilla-La Mancha y sobre todo en Cuenca son muy notorios.

El 20% de los conquenses tienen ingresos inferiores al 60% de la renta media del país, por tanto, uno de cada cinco conquenses está en riesgo de sufrir pobreza moderada. Estas deducciones sustraídas del último informe de distribución de la renta de los hogares elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas señalan que el 10,6 % de los ciudadanos de Cuenca, reciben ingresos que se sitúan por debajo del 40% con respecto a la media nacional. Siendo uno de cada diez conquenses los que viven en riesgo de padecer pobreza severa.

Desde el punto de vista regional, Cuenca mantiene una segunda posición en lo que se refiere a pobreza moderada con un 20,6 %, superada por Albacete con un 21,3%. Más abajo está Ciudad Real con el 18,9% y Guadalajara con el 16,9%. Toledo es la ciudad manchega con menor riesgo con un 14,4 que son seis puntos menos que en Cuenca. Los datos en el ámbito regional sobre la pobreza severa son algo más favorables para Cuenca, ya que registra un porcentaje del 10,6 %; el mismo que Ciudad Real. Esta vez Albacete vuelve a ser la más castigada con un 11,1%, Guadalajara y Toledo se sitúan con un 8,8% y un 7,7% respectivamente.

Según el INE en una comparativa nacional, Cuenca se ubica en una posición más saludable porque está bastante lejos de las zonas más golpeadas. 14 provincias más Ceuta y Melilla, están por delante en cuanto a la pobreza moderada. Si se habla de pobreza extrema la situación es aún más positiva, 21 provincia más dos ciudades autónomas superan a Cuenca.

Pobreza infantil

Atendiendo específicamente el colectivo infantil, según la consultora AIS Group el 40% de los niños que viven en la provincia de Cuenca está en riesgo de pobreza. Una cifra que se coloca por encima de la media regional que se sitúa en el 37%. Agustín Amorós, el director de desarrollo de negocio de AIS Group, matiza que «los resultados parten dela idea de que entendemos como pobreza aquellos hogares en los que hay niños, cuyos padres tienen unos ingresos al año por debajo del 60% de la media nacional». Cáritas Cuenca confirma estos datos y su responsable de comunicación, Mari paz Ramírez, añade: «La cosa puede ir a peor porque al final la pobreza pasa de padres a hijos». Para poner freno al problema, EAPN, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, se está movilizando. Es la mayor coalición a nivel nacional, regional y local integrada por organizaciones no gubernamentales, organizaciones antipobreza y organizaciones europeas que lucha contra este problema social.

Acto conmemorativo de EAPN para erradicar la pobreza. Creative Commons
Caritas Diocesanas de Cuenca

Caritas de Cuenca destinó 2.467.243 euros en proyectos vinculados a colectivos vulnerables en 2018, con esto pudieron subsanar alrededor de 2.435 hogares. Mari Paz Ramírez, responsable de comunicación, explica: “De los 2,4 millones de euros, 1,2 millones proceden de fuentes privadas y los demás de administraciones y subvenciones. A pesar de ello, Ramírez afirma que la gente piensa que la situación ha mejorado con respecto a los años más duros de la crisis económica y por eso las donaciones han disminuido  con respecto a los años anteriores.

Lamenta que la población no sea consciente de que siguen existiendo las personas sin techo: “Con el programa de acompañamiento que realizamos el pasado año junto con el Ayuntamiento de Cuenca, pudimos conocer que 66 personas estaban viviendo en las calles de Cuenca”. Además, ha señalado que desde la organización gestionan el centro de acogida un nuevo hogar, con capacidad para 10 personas y que este año ya se ha superado la demanda. Aunque la responsable de comunicación aclara que las personas que solicitan este espacio son familias latinas o madres solteras procedente de Marruecos.

Banco de Alimentos de Cuenca

Cuenca contribuye a la causa, para que las personas o familias que sufren en alguna medida la pobreza puedan llevar una situación más sostenible en fechas tan señaladas como la Navidad. Lo hace a través del banco de alimentos que junto con los 55 bancos que integra la Federación Española, realizan cada año una recogida multitudinaria a lo largo de todo el país. Este año tendrá lugar los días 22 y 23 de noviembre bajo el lema «Solidarios con todas las letras».

Carlos Villaseñor, presidente del Banco de Alimentos de Cuenca, señala que el 13% de los españoles asalariados en España ingresan por debajo del 60% de la media del país, de modo que se encuentran por debajo del umbral de pobreza. Además, ha recordado: «Cuenca es la provincia con mayor riesgo de pobreza infantil de Castilla-la Mancha, algo inaceptable». Sostiene que es fundamental este tipo de campañas porque en ocasiones la gente suele vivir ajena al problema y es importante que los conquenses tomen conciencia de lo que pasa a su alrededor.

Cesta básica que reparte el banco de alimentos               en Navidad. Sara Paniego Muñoz

Villaseñor cuenta que los últimos años de campaña han sido muy satisfactorios, ya que en el año 2016 y 2017 consiguieron llegar a los 80.000 kilos de alimentos. Sin embargo, el año 2018 expresa que se superaron las expectativas: «El curso anterior fue un año espectacular, conseguimos llegar a los 100.000 kilos. Una cifra con la que no contábamos porque la estimación que había hecho la Federación Española del Banco de Alimentos era alrededor de 74.000 kilos». Todos los años los voluntarios se sitúan en los supermercados de la ciudad con un peto azul y reúnen alimentos para la cesta básica como aceite, zumos, leche, azúcar, pasta, pescado, carne y verduras. Sobre todo, el presidente ha recordado la necesidad de recoger también alimentos infantiles como potitos o leche el polvo.

La ONG cuenta con diversas redes de distribución de alimentos entre los que se encuentran asociaciones, fundaciones o edificios religiosos. Fernando Dávila, tesorero de la organización, comenta: «Al final cada punto de distribución conoce su zona y por tanto la situación y las familias que puedan estar pasando mayores necesidades». El banco de alimentos de Cuenca consigue abastecer a 8.000 personas entre Cuenca y provincia cada año. «Esto es posible gracias a la gran labor de nuestros cooperantes. Tenemos un reconocimiento de voluntariado y de carácter social sin ningún tipo de lucro por parte de Castilla-La Mancha», confiesa Dávila.

 

Almacén donde el Banco de Alimentos de Cuenca guarda los alimentos. Sara Paniego Muñoz

El tesorero hace balance y asegura que cuando empezó en esto eran 40 voluntarios y el año pasado ya contaron con 190. «Este año somos muy optimistas, esperamos superar la cifra récord de alimentos del año pasado y conseguir a 250 voluntarios», expresa. Aunque Fernando lamenta que sea así, porque  si la demanda de más personas que desinteresadamente echen una mano es mayor, es porque las carencias en Cuenca y en la región va en aumento.

Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza

El pasado 17 de octubre con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, los colectivos sociales que trabajan en Castilla- la Mancha, pidieron en las Cortes regionales más inversión de políticas sociales y el manejo reglamentario de información por parte de los medios de comunicación evitando los prejuicios y etiquetas.

El presidente de la Red Europea de lucha contra la pobreza de Castilla-la Mancha, Braulio Carlés, advirtió sobre los resultados del manifiesto realizado por la EAPN. El informe subraya que la tasa de pobreza severa en Castilla-la Mancha es del 7,1%, 1,4 más que la media nacional. De forma que alrededor de 143.000 personas tienen unos ingresos inferiores a 355 euros mensuales por unidad de consumo.

El presidente de EAPN aboga por la difusión de información, sobre programas de acción social que revelen un estudio sobre la situación de vulnerabilidad de personas que han padecido la pobreza con el fin de sensibilizar. » Es inevitable y necesario el diálogo con las administraciones para seguir trabajando conjuntamente en la erradicación de la pobreza y en el impulso a las leyes relativas a los servicios sociales», indicó Carlés.

El PSOE, PP y Cs en sus respectivos discursos durante el encuentro, estuvieron de acuerdo en la posibilidad de realizar más plenos extraordinarios en las cortes regionales, que les permita dar visibilidad y abordar de forma más profunda cuestiones relacionadas con el problema. El mensaje que se quiso transmitir en el encuentro es que “la pobreza no afecta a una parte de la población, sino que también perjudica a asociaciones, administraciones públicas y al conjunto general de la ciudadanía, por tanto, entre todos debemos buscar soluciones”.

The following two tabs change content below.

Leave a Response