La Plataforma por la educación pública de Cuenca ha vuelto a celebrar en la mañana del sábado 14 de diciembre las aulas en la calle. La iniciativa se estrenó en los actos de protesta del pasado 24-O contra la LOMCE y los recortes en educación.

Esta  iniciativa consiste en recuperar la calle como un espacio colectivo dedicado a la reflexión y la puesta en común de ideas y conocimientos. En esta ocasión, el tema central era la educación y la democracia: por una cultura del bien común.

El acto comenzó con la lectura de dos textos, uno de Theodor Adorno, ‘La educación después de Auschwitz’, sobre los extremos de la obediencia y su relación con la violación de derechos fundamentales; el otro texto propuesto para iniciar la reflexión era la letra de la canción ‘Ellos dicen mierda, nosotros amén’, de La Polla Records.

Durante toda la asamblea se ha analizado un gráfico que mostraba las tasas de abandono escolar por sectores sociales entre 1981 y 2007. Los datos muestran que los sectores con menores posibilidades económicas tuvieron mayores tasas de abandono en ese periodo.

 

Conectar las escuelas con la realidad social

Con todo esto, algunas de las conclusiones a las que han llegado los participantes en esta asamblea son la necesidad de conectar los centros educativos con la realidad social, recuperar los saberes tradicionales, como los de la agricultura, no reconocidos por las instituciones.

Además concluyen que la educación debe enseñar a aprehender, escuchar, debatir, tener humildad, tener dignidad, y recordar que tod@s, alumn@s, profesores y profesoras, madres y padres, deben estar unidos para desarrollar la educación.

La plataforma por la educación pública seguirá realizando estas asambleas, que anunciará próximamente, para consolidar en Cuenca una cultura de la reflexión en común, realizada en el espacio colectivo, en este caso la Calle Carretería.

Gráfico usado durante la clase en la calle
Canción de La Polla Records

The following two tabs change content below.
Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.
David Sanroa

David Sanroa

Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.

Leave a Response