“Los incendios forestales son una lacra muy importante para el monte en España, y las labores de vigilancia y extinción son fundamentales, pero también lo son las de prevención que se llevan a cabo fuera de la temporada de incendios, y es ahí donde más se nota la falta de recursos y la escasa importancia que se le da al sector”, así defiende la importancia de su labor Laura Tierno, bombera forestal desde hace un año.

El fuego en los parajes naturales de la región avivan una demanda de trabajos rurales necesarios para proteger los montes castellano manchegos. Esta protección aparece siempre y cuando se dote a los bomberos de unos contratos lo suficientemente largos para poder asentarse en las zonas rurales. Además, a pesar de no ser la Comunidad Autónoma que peor trata a sus trabajadores y tiene un menor cuidado del monte, según Manuel Amores representante de CCOO Geacam, sigue estando por detrás de otras Comunidades Autónomas como es Andalucía.

Por eso, el cuidado del espacio natural es fundamental pero debe cuidarse en invierno para poder evitar incendios en verano. Como se ha comprobado en el incendio de Doñana en 2017 en Andalucía. Este fuego, provocado de forma accidental por parte de la empresa de carbones Fergón, ha costado a la Junta de Andalucía 3,2 millones de euros, destinados a la restauración del Parque Natural.

Otra Comunidad que año tras año se enfrenta a horribles incendios forestales y se encuentra por debajo es Galicia. Este verano, los técnicos de prevención han convocado huelgas mientras el monte gallego ardía, parte de las protestas era la repetición año tras año de un modelo de prevención de incendios que no es del todo eficaz. Además,  la asociación de bomberos APROPIGA explica que “el confinamiento ha afectado directamente a los montes, que se han quedado sin el cuidado y limpieza necesarios”, mostrando lo importante que es la limpieza fuera de temporada para prevenir los incendios.

Prevención de incendios en Castilla-La Mancha

Por ello, Castilla-La Mancha debe plantearse la contratación de más efectivos que realicen el cuidado del monte en invierno. Porque la superficie forestal castellano manchega supone el 13% de la superficie forestal de España, y crea un sector laboral centrado en el espacio rural, ayudando a disminuir la despoblación y protegiendo la naturaleza que es patrimonio nacional. Según Iñaki Pardo, bombero forestal desde hace dos años, su función es fundamental y reservada únicamente para los bomberos forestales organizados por la empresa Geacam, gestionada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Hay tres tipos bomberos que desempeñan distintas funciones: los bomberos forestales, destinados a prevenir y apagar incendios forestales que se encuentran en su zona rural de destino; BRIF (Brigadas de Refuerzos en Incendios Forestales), son bomberos forestales que trabajan a nivel nacional y gestionada por Tragsa, empresa dependiente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; Bomberos urbanos, gestionados por cada Comunidad Autónoma cuya misión es sofocar incendios que se producen en espacios urbanos. 

La empresa GEACAM  , gestionada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y encargada del contrato público de los bomberos forestales, tiene dos objetivos fundamentales: ayudar a luchar contra la despoblación y la protección de los bosques.“Las campañas aumentan los contratos en los diferentes pueblos de Castilla-La Mancha y, la verdad, es que destinas parte de tus ingresos en alquiler de vivienda, comercio y entretenimiento en esos pueblos”, explica Iñaki Pardo que ha estado dos años en Enguídanos (Cuenca). Estos enclaves rurales consiguen aumentar su población gracias a los contratos indefinidos destinados a bomberos y bomberas que asientan allí a sus familias. Sin embargo, al ser campañas de tiempo tan reducido- oscilan entre los 3 y 4 meses- no permite un asentamiento de la población más joven.

Logo de la empresa Geacam sobre la campaña Infocam sobre los incendios forestales/ Foto: I. Suárez

Tanto Iñaki Pardo como Laura Tierno se han encontrado con un mismo impedimento: la contratación por una única campaña provocando un trabajo de 4 meses que tienen que solventar el resto del año con el paro, explican. Además, ven  como este año ese paro se ve reducido o se vuelve inexistente por una reducción de campaña de 22 días. “La reducción me ha afectado directamente, puesto que he pasado menos tiempo trabajando y repercute directamente en mi experiencia laboral y, por supuesto, en el sueldo presente y en el futuro paro que tengo que pedir”, contesta Iñaki Pardo.

El bombero se ve como muchos otros jóvenes que quieren avanzar en sus vidas y salir de casa de sus padres, pero  con el contrato actual es imposible. La solución, según ambos, es sencilla, un aumento de la campaña para prevención que se ha dado en otras ocasiones. “El año pasado pude trabajar dos meses más gracias a la prevención de incendios fuera de la temporada de verano”, celebra el bombero forestal y espera que se repita este año, porque lamentablemente todavía no tienen una respuesta.

Protestas por la reducción de campaña, personal y medios

La última campaña ha supuesto un recorte que no se daba en los pasados doce años reduciéndose la campaña en 22 días, pasando de 122 a 100 días. Manuel Amores, Responsable de la sección sindical de CCOO Geacam, defiende que no se puede permitir la reducción de las campañas forestales, y que es un recorte más de los que se vienen haciendo en el dispositivo de prevención y extinción de incendios.

Entre los recortes a los que se refieren desde el sindicato figura que los operativos no están completos: este año se ha reducido en un efectivo por retén (el año pasado los retenes terrestres tenían siete componentes y este año han pasado a seis); también en los caminos que han pasado de cinco componentes a cuatro. ”No solo se ha reducido en la campaña de extinción si no en la cantidad de trabajadores”, explica el representante de CCOO.

 

Sede de Geacam en Cuenca/ Foto: I.Suárez

Sin embargo, la empresa pública Geacam muestra en sus comunicados que no se han reducido los contratos señalando que se han contratado a los mismos profesionales que el año pasado (454 efectivos en la provincia de Cuenca). Aunque, según explica CCOO, los bomberos seleccionados para la campaña se han dividido para hacer servicio de extinción y prevención contra el coronavirus. Manuel Amores, representante de CCOO Geacam, sostiene que “en cada provincia 30 o 40 trabajadores han hecho labores de covid-19, pero si ocurre cualquier incendio esos trabajadores no están disponibles”.

Como consecuencia, las movilizaciones se han ido repitiendo durante el verano del 2020, por tanto sindicatos como trabajadores esperan una negociación de un convenio colectivo de Geacam, quelleva caducado desde 2012, como asegura el secretario general de CCOO-Industria, Ángel León. De esta manera, esperan garantizar que las plazas todavía sin cubrir y los contratos para interinos superen la precariedad reinante.

El 7 y 8 de septiembre se convocaron concentraciones a través de el Sindicato Independiente de Bomberos Forestales. Se eligieron estas fechas porque el día 8 finalizaron los contratos de los interinos de esta campaña, mientras que el año pasado de alargó hasta el 30 de septiembre.

Los datos hablan por si solos, según explica Iñaki Pardo, bombero forestal, se han reducido los incendios  este año respecto al año 2019. Defiende que es el motivo para la reducción de incendios: “El año pasado se aumento el contrato de campaña en dos meses para la prevención de incendios, aumentando a la plantilla habitual a los interinos que suelen desaparecer cuando acaba el verano”

Además, hay otras razones para la falta de incendios  que son, según explica el Delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Rodrigo Molina, las copiosas lluvias de este año que han dejado el monte húmedo reduciendo el riesgo de incendio o que el factor humano no ha buscado provocar un incendio a gran escala. Aunque el delegado comparte la opinión de Iñaki Pardo, a día de hoy, los interinos todavía desconocen si van a aumentar su contrato dos meses para la prevención de incendios.

El despilfarro de Geacam según la oposición

 La empresa pública Geacam ha recibido muchas críticas por parte de la oposición tanto del Partido Popular como de Podemos CLM. Estas opiniones, en contra,  se centran sobre todo en la mala gestión por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. El Partido Popular denomina la empresa como un “despilfarro” y  Cuenca, En Marcha! como “un chiringuito”.

Estas palabras también las usaron el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) cuando eran los Populares quienes ostentaban en cargo de Gobierno de Castilla-La Mancha. En el año 2014, el actual secretario provincial del PSOE en Cuenca, Luis Carlos Sahuquillo  criticaba la mala gestión y la búsqueda de la privatización, por el posible despido de medio millar de trabadores, por parte del PP. “Alertan además de contactos entre empresas subcontratadas con alcaldes del PP en la región. Parece que Cospedal y sus alcaldes ya están trapicheando estas contrataciones”, explicaba Luis Carlos Sahuquillo.

En la otra posición se encuentra el expresidente de la Diputación de Cuenca y actual diputado regional, Benjamín Prieto, opina que la reducción de la campaña de este año se debe a una terrible gestión por parte de la administración liderada por el PSOE, y promueve una queja sobre la falta de prevención de incendios en la provincia. Además, afirma que “los medios con los que se cuentan se ha demostrado como insuficientes. Sin embargo, la cantidad económica que se destina es considerable para la extinción, pero el reparto no se optimiza”.

Otra de las preocupaciones es la financiación de la empresa que según Prieto se reparte en “un 80% a través de las Ayudas Europeas y el 20% lo tenían que poner las administraciones restantes”. Esas ayudas llegan si se realizan una limpieza de una cantidad de hectáreas de montes determinada. Si no se cumplen, se retiran parte de las ayudas. Este año se teme que no se hayan cumplido, pero hasta que se haga el presupuesto no se conocerá la situación económica actual.

El problema donde coinciden ambos partidos de la oposición es el mal uso de la empresa con fines políticos. “Hace unos meses un sindicato criticaba que el diputado socialista por Cuenca, Luis Carlos Sahuquillo, colocaba a su exmujer de manera descarada. Se ha utilizado en muchos casos como una herramienta para hacer favores políticos”, expone Benjamín Prieto.

 Podemos desea que sea público y transparente

“La estructura de Geacam, debido a mayorías absolutas prolongadas, es muy mejorable ya que nosotros defendemos la transparencia frente al enchufismo, pero es absolutamente necesaria tanto para el ecosistema como para nuestros pueblos”, explica Mª Ángeles García, portavoz de Cuenca, En Marcha!. Además, cree que los recortes se han producido por la falta de defensa de los trabajos públicos por parte del Gobierno Autonómico. Incluso afirma la portavoz, que Podemos Castilla-La Mancha siempre ha defendido la frase “los incendios se apagan en invierno” promoviendo una contratación más larga y mayor.

A pesar de las opiniones diversas, Benjamín Prieto cree que una mejor gestión vendría añadiendo ayuda privada a la limpieza de los montes, asegurando que esto ya se hacía anteriormente. Sin embargo, Cuenca, En Marcha! denuncia la mala gestión que se hace de la empresa pero defiende que es fundamental para el cuidado del monte y  que necesita una gestión política transparente.

La situación laboral de los bomberos forestales en la actualidad es complicada. Los impedimentos políticos a los que se tienen que enfrentar para conseguir un contrato indefinido o una campaña que se alargue hasta invierno son muchos y difíciles. Sin embargo, se están agrupando y harán concentraciones para conseguir esos derechos que deben llegar desde la empresa pública Geacam, que está gestionada por el Gobierno de Castilla-La Mancha. Las críticas políticas y sindicalistas a la última campaña han provocado un levantamiento de los trabajadores que se ven damnificados. Será posible llegar a un acuerdo porque todas las partes buscan la defensa de ese servicio público fundamental para proteger el ecosistema y evitar la despoblación de la zona rural.

The following two tabs change content below.

Irene Suarez

Latest posts by Irene Suarez (see all)

Leave a Response