Los juegos forman parte de la vida, ese rato donde ser feliz sin preocuparse de lo que se puede encontrar alrededor. Un área donde refugiarse para sentirse niño, disfrutar con los amigos y entretener tus pensamientos.

Con ellos se abarcan diferentes disciplinas desde la psicología hasta la antropología. Están ligados a las tradiciones del país en el que se práctica, al igual que a su cultura. Y es que, aunque, los juegos estén pensados para los niños, los adultos también pueden participar de ese entretenimiento. El escondite, el pilla-pilla o incluso el balón prisionero son parte de la niñez de los que hoy son adultos. Los cuales, les han enseñado a jugar a sus hijos, pues los juegos se transmiten de generación en generación.

Hay diferentes formas de juego, desde los juegos deportivos hasta los de mesa, pasando por jugar con juguetes cuando nacemos. Jugar es una de las actividades en las que se centra nuestra atención cuando somos niños. Ayuda a comprender el mundo que les rodea y actuar en consecuencia. Es una de las fuentes más importantes en el proceso de aprendizaje. También, es clave para el desarrollo cognitivo, es decir, para la memoria, la atención y el lenguaje. Así mismo, es fundamental para el desarrollo físico y motor.

Niño jugando al parchís, autoría propia
Niño jugando al parchís, autoría propia

Además, a través del juego, “los niños pueden descubrir nuevos aprendizajes, desarrollar su creatividad e imaginación. Explorar su entorno y adaptarse a él, expresar y gestionar emociones, aprender habilidades sociales con sus iguales y con adultos”, explica Patricia Cadenas, Psicóloga General Sanitaria, especializada en infancia y adolescencia.

De igual manera, comienzan a expresar sus alegrías y angustias a través de los muñecos, objetos, monstruos y animales. A veces, recreando nuevas historias y ensayando nuevas situaciones para diferentes escenarios. Y es que, como dijo Joseph Joubert, ensayista francés: “la imaginación es el ojo del alma”.

Uno de los Juguetes que ha obtenido una gran relevancia en los últimos años por las grandes ventajas que tiene para los niños son: los juguetes de maderas. Esto es “por la simplicidad de su estructura y diseño. Fomentan la creatividad e imaginación del niño, pues esto les permite encontrar diversos usos y formas creativas de juego. Además, estimulan el tacto por un mayor peso; y el olfato por su característico aroma, más que los juguetes de plástico” comenta la psicóloga.

Jugar supone aprender a compartir. Por eso, es importante tener compañeros de juegos, padres, abuelos y por supuesto niños de la misma edad. “Durante el juego se refuerza el vínculo afectivo entre padres e hijos, y se fomenta la socialización con los adultos”, dice Cadenas. Que los padres jueguen es importante para que los niños se encuentren comprendidos en su aprendizaje, compartiendo sus ilusiones y fantasías y crear un espacio de confianza de libertad y creatividad, por eso el Observatorio de Juego infantil ha querido dar una serie de claves a la hora de jugar con los hijos.

Aunque, por el contrario, también “es fundamental que los niños aprendan a jugar solos a partir de cierta edad. Permitiendo el desarrollo de un apego seguro, fomentando su autonomía e independencia” asegura la especialista infantil.

Los niños están expuesto a rutinas y horarios constantes, para comidas, baños, extraescolares y, por supuesto para los juegos. Para esto, se necesita un tiempo relajado, donde no haya prisa y se pueda recrear ese tiempo lúdico, donde poder dar rienda suelta a la imaginación. Por ello, también, es importante tener espacios que sean exclusivos para jugar, ya sea en las casas o en la calle, de ahí la importancia de los parques.

Parque infantil, autoría propia
Parque infantil, autoría propia

Todos los adultos tienen recuerdos de la infancia, yendo al parque en busca de sus amigos. Con el bocadillo de nocilla en la mano. Haciendo el relojito para ver a quién le tocaba contar en el escondite o cantar piececito para ver quien empezaba a pillar mientras, los demás salían corriendo. Y es que, aunque en la actualidad, los juegos se ven muy ligados a las pantallas, estos pasatiempos siguen divirtiendo.

La importancia del juego en la educación

Una de las partes claves de la vida de los niños es la educación. Desde los 3 años comienzan a ir al colegio con la ilusión de aprender y jugar mucho. Por este motivo, una de las formas de fomentar el conocimiento y desarrollar diferentes capacidades es a través del juego. “El juego está presente en la vida del niño desde que nace y no hay nada más sencillo que usarlo para transmitir conocimientos” explica Rocío Rodríguez, licenciada en magisterio infantil.

Los juegos de clase se adaptan dependiendo de la edad de los niños. Generalmente, existen los llamados: juegos psicomotores, de discriminación sensorial, coordinación y expresión corporal. Juego cognitivo, para desarrollar las capacidades intelectuales. Los juegos sociales que favorecen la socialización y los juegos afectivos, para controlar emociones como la empatía y la autoestima. “Lo primero que se tiene que hacer es definir un objetivo claro, tenemos que transformar el aprendizaje de conocimiento en juegos. Proponer un reto especifico, establecer normas de juego, crear recompensas, proponer niveles de dificultades y proponer una motivación. Podemos encontrar metodologías como la gamificación, escape room, entre otras”, cuenta Isabel Morales, profesora en el colegio Benito Pérez Galdós.

El juego está relacionado con el crecimiento y la madurez, por eso, hoy en día, es una forma de enseñanza. Donde se puede adoptar una psicología más libre, que utilice el juego como herramienta principal de adquirir conocimiento. Tanto el juego como el juguete es libre, por eso no se debe categorizar los juguetes. A veces, los objetos más simples son los más divertidos. De esta manera se plantea que, los niños aprenden a consecuencia del juego, no jugamos para aprender. “Los niños aprenden de una manera práctica y no teórica. Adquieren conocimientos mediante la interacción lúdica con los objetos y las personas. Además, si a los niños les dejas jugar a lo que les gusta desarrollan competencias en todas las áreas de desarrollo. Prestan atención sin darse cuenta y aprenden de forma divertida”, comenta Rocío Rodríguez

Campañas de navidad, los juguetes

Uno de los elementos claves en el desarrollo de una clase son los objetos con los que los niños juegan, los denominados juguetes. El gasto por familias en relación a los juguetes por niño está íntimamente ligado a la economía de las mismas. Desde el año 2010, se ha notado un breve descenso en el consumo de estos materiales de entretenimiento. No obstante, en 2017 aumentó el consumo hasta gastar 191€ por niño, pero en 2018 volvió a descender, de acuerdo a los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes.

Aunque, según la AEFJ,” España es el país europeo en el que menos juguetes reciben los niños cada año con una media de cerca de 10 unidades”. En las clases de infantil son una parte fundamental. Forman parte de la organización del aula. Como en los rincones o en proyectos que se lleven a cabo en las diferentes clases. “Siempre se puede tener un juguete como mascota del aula, o como una figura autoritaria para que se comporten bien y realicen todas las tareas planeadas en el día”, cuenta Morales.

Por tanto, los juguetes son una herramienta básica en el desarrollo del juego por eso existen campañas de recogida de juguetes y muñecos para los niños más desfavorecidos. Es por eso, que diferentes asociaciones como Cruz Roja y RTVE han lanzado propuestas para obtener ayuda y poder proporcionar juguetes a niños en épocas señaladas como navidad. Este año, con el Covid-19 se ha incrementado el número de familias en nivel de pobreza. Por este motivo, estas campañas se han lazado con anterioridad.

RTVE ha sido uno de los medios más concienciados con el nivel de pobreza de los niños, por ello en 2011, sacó el proyecto solidario “un juguete, una ilusión” que a día de hoy, sigue en marcha. Con la campaña han llevado juguetes a niños de más de 21 países.

La labor de Cruz Roja en las campañas solidarias

En la provincia de Cuenca, Cruz Roja Juventud ha lanzado “Sus derechos en juego” donde según Ana Cano, del área de marca y comunicación de Cruz Roja Cuenca: “se suele conseguir recoger en torno a 1.600 juguetes nuevos, no bélicos ni sexistas para 400 niñas, niños y adolescentes de la provincia de Cuenca”.  Con este programa, se quiere cumplir el objetivo de transmitir valores sociales y educativos. Tanto en el ámbito escolar como familiar a través de los juguetes. La campaña se enmarca dentro del proyecto “Juguete educativo”, que tiene lugar durante todo el año.

Este año, el número de familias en riesgo de pobreza es mayor, debido a la pandemia. Por este motivo, se realizará una campaña en redes sociales para sensibilizar mediante infografías e imágenes informativas sobre la importancia del juguete educativo y del juego para el desarrollo de los menores.

El proyecto da cabida a la colaboración humanitaria a través de la labor del voluntariado. “En esta campaña suelen colaborar unas 30 personas voluntarias que además de ayudar a envolver regalos y repartirlos, colaborarán en la realización de talleres de sensibilización sobre la importancia del derecho al juego en la infancia”, comenta Cano

En definitiva, algo tan simple como jugar, es fundamental para el desarrollo de la vida. Algo con lo que pasar el tiempo de forma divertida y disfrutar mientras se puede aprender. El rato de entretenimiento con amigos y familia debería de ser una prioridad para toda la humanidad.

 

 

The following two tabs change content below.

Yolanda Chacon Belmar

Latest posts by Yolanda Chacon Belmar (see all)

Leave a Response