Julio Dolz es miembro de Comisiones Obreras de Cuenca, dentro de la Federación de Enseñanza, en la que es responsable del Personal Laboral. También es miembro del Comité de Empresa de los Servicios Públicos de Educación, Cultura y Deportes de la Provincia de Cuenca. Tras las declaraciones de Marcial Marín, consejero de Educación del Gobierno de Castilla-La Mancha, en los medios de comunicación el pasado 22 de Abril en las que afirmó que se está estudiando un “nuevo modelo de gestión” de las residencias universitarias de la Junta, se han sucedido una serie de manifestaciones y protestas por parte de trabajadores, representantes sindicales y estudiantes residentes para protestar contra ese “nuevo modelo de gestión”. Los manifestantes aseguran que se van a privatizar las residencias y que esto supondrá el despido de trabajadores, el empeoramiento de los servicios, y una posterior subida de tasas que provocará, según los manifestantes, que muchos estudiantes no puedan encontrar vivienda para poder estudiar en la UCLM, lo que conllevaría a su vez que se cerrasen facultades y escuelas universitarias. Entrevistamos a Julio Dolz el pasado mes de mayo para conocer en profundidad este asunto, además de tratar con él cuestiones como el desprestigio de los sindicatos, o la falta de conciencia colectiva en la ciudadanía.

Pregunta – En su opinión, ¿qué motivos pueden llevar al Gobierno regional a privatizar las residencias de estudiantes?

Respuesta – Pues yo creo los primeros motivos pueden ser los personales y económicos de cada uno de ellos porque si Marcial Marín hablaba en su blog del año 2011 que estaba en contra de las privatizaciones que había hecho Barreda, no entiendo porque ahora ha cambiado de parecer. Me planteo que esos motivos tengan que ser económicos y que haya alguna empresa detrás que le interese quedarse con la gestión de estos centros, porque si no, no creo que se hubiera llevado a cabo.

P- El portavoz parlamentario del PP en las cortes regionales, Franciso Cañizares, declaró recientemente que se puede adoptar un modelo semipúblico ya usado por el anterior gobierno en seis residencias. Cañizares asegura que las condiciones son las mismas, ¿qué opina usted de este modelo?

R- Yo siempre he pensado que los servicios públicos siempre han sido de calidad. Con este gobierno se está haciendo una reducción en servicios y personal. Por lo tanto la calidad siempre va a ser menor en los centros donde hay menos personal, en los centros privados, que en los públicos.

P- Y ¿a qué se debe?

R- Pues a que si hay menos personas y recursos, el servicio es peor. Por ejemplo, si para limpiar una planta tiene que haber cinco personas de personal de limpieza, en una privada, lo que quiere el empresario es ganar dinero. Pues en vez de contratar a cinco contratará a tres, haciéndoles trabajar en peores condiciones, por lo que el servicio será mucho peor.

P- ¿Actualmente, los trabajadores de la Junta están en buenas condiciones laborales?

R- Antes lo estaban. Actualmente con la falta de cobertura de las bajas no se cumple la RPT (Relación de Puestos de personal Trabajador), que estipula que en tantos metros tiene que haber “x” trabajadores, cuando se ponen malos, no los cubren y ese personal tiene que hacer sobreesfuerzos para cubrir la falta de los compañeros.

P- ¿Qué podría pasar con los actuales trabajadores de la Junta si se adopta este modelo de gestión indirecta?

R- El modelo público-privado tiene un amplio abanico de posibilidades. Si nos remitimos a lo que quieren establecer en los hospitales madrileños, vemos que se plantea un modelo en el que la dirección es de personal público y a los trabajadores interinos se les deja la opción de que los contrate la empresa, en principio en las mismas condiciones (aunque ya sabemos que cuando pasase un tiempo las condiciones laborales empeorarían), y el resto del personal funcionario y laboral se les dejaría la opción de o bien trasladarse a otros puestos, o quedarse en ese centro bajo la contrata de esa empresa. También existe la posibilidad de que a todo el personal fijo, que es lo que me temo que pase en este caso, se les haga una planificación de recursos humanos y se les vaya moviendo a los puestos bacantes u ocupados por interinos de sus mismas categorías. Siempre que puedan estar.

P- ¿Qué empresas son posibles candidatas? ¿Es posible que existan lazos personales o empresariales entre los gobernantes regionales y estas empresas?

R- No lo sé. Pero es como todo. Por ejemplo, estamos hablando del futuro cierre de la séptima planta del hospital, que van quitando camas de las habitaciones y trasladándolas a otras plantas. Creo que esa gestión la va a llevar la empresa Capio, que, no estoy muy seguro, pero creo que es del marido de Cospedal. Es bastante curioso que por un lado digan que no es necesaria esa planta y que por otro la abran en el futuro y que sea el marido de Cospedal quien se encargue de gestionarla. Sí que puedo hacer otra alusión, que de esta sí que tengo más información. Tiene que ver con la empresa que se ocupaba de los accidentes laborales en Castilla-La Mancha, que antes era FREMAP. Se planteo a los comités de empresa que se iba a cambiar, porque ya se llevaba mucho tiempo con ella. Se hizo de forma ilegal en un plazo que tendría que haber sido de tres meses y se nos comunicó con un plazo de dos meses. La gestión pasó a SOLIMAT, empresa que si no recuerdo mal, su responsable era uno de los máximos dirigentes del PP de Toledo. Es una casualidad muy curiosa.

P- CCOO denunció en los medios que la Residencia Universitaria “Bartolomé de Cossío” de Cuenca no había ocupado todas sus plazas disponibles. Además, algunos trabajadores han denunciado que soportan un horario y una carga excesiva de trabajo al faltar compañeros. ¿Cómo ha evolucionado esta situación?

R- Las bacantes venían establecidas por RPT, y antes eran nueve. Han determinado que con nueve personas era demasiado, así que las han reducido a ocho personas.

P- ¿Quién las ha reducido?

R- Pues las han reducido desde administraciones públicas, desde Toledo. Han determinado que nueve personas en el personal de la limpieza era demasiado y han decido que con ocho es suficiente y que vale para limpiar todo el recinto de la RU Bartolomé de Cossío. Para más inri, ha habido personas que están de baja y también hay puestos bacantes que no se están cubriendo. Por lo que tengo entendido, es desde los servicios periféricos de educación donde se hace la solicitud de cobertura de los servicios de limpieza, pero es Hacienda la que está denegando que se cubran.

P- ¿Por qué lo deniega Hacienda?

R- Entienden que no es necesario. Con lo cual de una plantilla que inicialmente eran nueve personas, ahora sólo quedan seis personas para cubrirla. De ellas hay dos que trabajan a turnos rotativos, que tienen que encargarse de los fines de semana y que tienen que pasar a hacer el servicio de las cenas de por las noches. Como no es suficiente, hay personal con jornada ordinaria de mañanas que tiene que ayudar y hacer las tardes. Como tampoco es suficiente, han determinado que vayan de otros centros a ayudarles. Pero hay personas de esos otros centros que están de baja por enfermedad y creo que la situación desborda ya cualquier nivel lógico.

P- ¿Eso puede provocar que los trabajadores no puedan conciliar su vida laboral y familiar?

R- Esto lo están pagando los trabajadores. Con lo cuál, se entra en una dinámica en la que los trabajadores tienen que soportar una excesiva carga de trabajo. Aún así, la gente que está allí no me ha mandado información de que no se esté limpiando suficientemente bien o de que no se esté ofreciendo un buen servicio. Por lo que entiendo que estos trabajadores tienen que hacer un sobreesfuerzo para conciliar su vida laboral con la satisfacción de todas estas carencias de falta de personal. Lo que entiendo que es ilegal es que se estén aplicando unos horarios laborales que no fueron firmados en el convenio y que el director de la Residencia Universitaria “Bartolomé de Cossío” ha impuesto a esos trabajadores estos horarios ilegales.

P- ¿En qué consiste esa ilegalidad?

R- Entendemos que el convenio colectivo rige que los trabajadores de turnos rotativos tienen que trabajar de forma ininterrumpida en su horario, que pueden ser o mañanas, o tardes, o noches. Eso es lo que dice el convenio sobre los turnos rotativos. Pues el director de la “Cossío” ha establecido turnos para los lunes y miércoles en los que estos trabajadores hacen jornadas partidas. Con lo cual la jornada initerrumpida no la están cumpliendo. Por lo tanto entendemos que tiene que ser jornada initerrumpida aunque el estatuto de los trabajadores diga que se puede hacer una jornada irregular. Me explico. Si el horario de una persona en turno rotativo es de siete horas y media, esta persona tiene que trabajar ese tiempo de forma initerrumpida.

P- Centrándonos ahora en los estuidantes. Desde su punto de vista, ¿cómo afectaría la privatización al Campus de Cuenca y a la Ciudad de Cuenca?

R- Pues la privatización va en escala. Comparándola con otras residencias, lo que se ha ido haciendo es subir el precio del alojamiento además de empeorar un poquito los servicios. Así que entendemos que los residentes, si quieren quedarse allí, tendrán que pagar el precio de las tasas o buscarse un piso. Si hablamos de Cuenca que creo que oscila alrededor de los 600 residentes lo que haría la privatización sería una subida masiva de la demanda de alquileres de pisos, lo que haría subir también el precio. Los que no puedan alojarse en las residencias o en los pisos, sumado a la subida de las matrículas de la Universidad, puede incitar a algunos estudiantes a que dejen la Universidad. Esto provocará que haya menos estudiantes y que se plantéen cerrar carreras, lo que reduciría el Campus. Además, habría que echar también a profesores.

P- ¿Cómo se puede evitar la privatización?

R- Eso me gustaría saber. Es bastante complicado. Pienso que la unión hace la fuerza. Si hay muchas voces discordantes con la privatización y quieren escucharnos es posible que no las privaticen. Si durante mucho tiempo no han estado privatizadas, supongo que no tendría por qué llevarse a cabo ahora.

P- ¿Cuáles son los problemas de las residencias? Y ¿qué alternativas se pueden plantear a la privatización?

R- La verdad es que no creo que haya problemas. Los normales en cualquier tipo de trabajo o empresa. Creo que esto reside más en temas económicos. Ellos plantean que son un gasto, y yo entiendo que es una inversión de futuro. ¿Qué pasa? Ellos no quieren destinar dinero a su mantenimiento. Prefieren destinar su gestión a una empresa privada y que ellos se encarguen de su mantenimiento y de los beneficios que les pueda acarrear. La gestión que se está llevando a cabo puede ser mejor o peor pero creo que es la adecuada. Hay una persona responsable de gestionar a los trabajadores para que den un servicio eficiente a los estudiantes y entiendo que si en esa gestión hubiese problemas, los trabajadores pueden plantearlos al comité de empresa, y por parte de los estudiantes pueden hacerlo a través de sus comités de representantes. Todo es un diálogo, y hablando todo se puede solucionar.

P- Le quiero preguntar ahora sobre la credibilidad de los sindicatos. Desde la aparicón del 15M se ha puesto en cuestión a todas las instituciones, incluidas las sindicales. ¿Deben hacer autocrítica los grandes sindicatos, UGT y CCOO?

R- No solamente CCOO y UGT, sino todos los sindicatos y todas las personas que tenemos de cara a la sociedad una responsabilidad debemos hacer autocrítica. Ver qué cosas se han hecho bien y mal, y rectificar las que se hayan hecho mal. Personalmente, también me incluyo, también habré hecho cosas que no estén bien, y por eso estoy abierto a sugerencias. Los sindicatos son entes abiertos a los trabajadores y debemos ser su voz. Si los trabajadores entienden que hemos fallado en algo, pues habrá que cambiarlo. Pero ahora mismo no sé qué cambios concretos habría que hacer, pero sí que habría que hacer una reflexión al respecto.

P- ¿Qué quejas hay de los trabajadores a la labor de los sindicatos?

R- Pues hay muchas y diversas. Suelen ser más a título personal.

P- ¿A título personal?

R- Sí. Del tipo “a mi en mi trabajo me está afectando esto”. Me gustaría más que la gente viniera a hablar con los sindicatos con un afán más colectivo. Por problemas que nos afecten a la mayoría de los ciudadanos y con la motivación de proponer alternativas. No con, por ejemplo, “mis condiciones laborales son estas, y mi empresario me quiere quitar días de vacaciones”. Suelen ser más temas personales. ¿Por qué no vas tú y hablas con él? Y ¿Por qué no habéis venido antes a hablarnos de estas cosas? La gente no te cuenta nada hasta que no les afecta directamente.

P- ¿Quieres decir que los trabajadores tienen una actitud más individualista que colectiva?

R- Efectivamente. Desgraciadamente es así. Deberíamos tener todos una conciencia que valore más lo colectivo.

P- ¿Qué están haciendo los sindicatos, más allá de sus funciones clásicas, (huelgas, manifestaciones) para recuperar la credibilidad perdida?

R- Pues ha habido plataformas que se han creado y que los sindicatos han intentado sumarse a ellas y orgranizarse con ellas. Se intenta llegar a los ciudadanos a través de los medios de comunicación. También se realizan actos sociales reivindicativos de otro tipo. Por ejemplo, hace poco celebramos la “noche de la solidaridad obrera”. Intentamos hacer un llamamiento a los ciudadanos a través de las juventudes de comisiones para que donasen alimentos al banco de alimentos. Se hizo una berbena y se invitó a un grupo de bailes de salón que tocó de forma gratuita para hacer un fondo social. Es una forma de reivindicar de una manera solidaria.

P- Varias asociaciones en defensa de las sanidad pública en Madrid, por ejemplo CasMadrid, declaran que CCOO apoyó la ley 15/97, que inició, según estas asociaciones, una progresiva privatización de la sanidad en todo el Estado. ¿Cree que acciones como esta por parte de los sindicatos les han conducido a su actual situación de desprestigio ante parte de la ciudadanía?

R- La verdad es que desconzco esa ley y no sé qué estuvieron apoyando, con lo cual no puedo decirte nada. Sí que puedo decirte que parte del desprestigio de CCOO viene por la campaña de los partidos contra los sindicatos, para que nuestras acciones sean menos apoyadas y tengamos una mala imagen ante la sociedad.

P- Bajo su punto de vista, existe una pasividad general de la ciudadanía hacia los asuntos de todos?

R- Pasividad general no, porque hay mucha gente que se suma a muchos actos reivindicativos. Pero me gustaría que fuera muchísima gente más. Pero creo que la sociedad está muy desmotivada y estamos bajo sock. Cuando te van dando puñetazos uno detrás de otro. Un recorte tras otro. A la gente no le da tiempo a asimilarlo y esta pasividad puede ser asumida porque no les da tiempo a darse cuenta de todo lo que está pasando. La lluvia de recortes es continua, y ya no te parece nada asombroso y la gente lo va asumiendo. Pero, aunque haya muchas personas se han quedado con la resignación del “ea, y qué vas a hacer”, aún quedan otras muchas que sí se mueven, que son a las que intento animar y fijarme en ellas para seguir con la lucha. Ellas intentan manifestarse y que esto se solucione. Ojalá todos fuéramos así.

P- ¿Esa pasividad general es un problema de educación?

R- Puede ser porque, como hemos vivido una época larga de vacas gordas en la que nos lo han dado todo hecho y hemos pensado que todo esto venía ya dado, ahora volveremos a épocas anteriores en las que esto no estaba. Ahora nos está costando arrancar. Puede que llegue un momento en el que salgamos todos a la calle para protestar.

 

The following two tabs change content below.
Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.
David Sanroa

David Sanroa

Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.

Leave a Response