Los Museos de Identidad extremeños son una opción cultural de los pueblos de la región que identifica el modo de vida, la historia y la esencia de sus gentes. No son grandes museos a los que estamos acostumbrados sino espacios de interés local y comarcal que reflejan, exponen y potencian los rasgos culturales de los territorios donde se ubican, mostrando las tradiciones, costumbres y producción económica específica de sus gentes.

España es un país de museos, cuenta con más de 1.600 de diferente tipología según la OME  (Observatorio de Museos de España)  lo que muestra la importancia de nuestra riqueza cultural tanto de patrimonio material como inmaterial. La clasificación de los museos españoles se acoge a lo establecido por la Unesco, donde se recogen hasta 12 tipologías diferentes: Bellas Artes, Artes Decorativas, Arte Contemporáneo, Casa-Museo, Arqueológico, De Sitio, Histórico, Ciencias Naturales, Ciencia y Tecnológica, Etnografía y Antropología, Especializados, General y Otros.

Las tipologías de museos que más se acercan al concepto de museo de identidad extremeño son los Museos De Sitio (conservan y protegen los bienes culturales tangibles e intangibles in situ) y los Museos Etnográficos (exponen elementos culturales preindustriales contemporáneos o pertenecientes a un pasado reciente, artes, tradiciones, y costumbres populares), siendo en su mayoría de titularidad municipal.

Espacios de identidad colectiva

Los Museos de Identidad en Extremadura son una nueva modalidad de museos que nacieron con el siglo XXI, bajo el amparo de la Consejería de Cultura y Turismo .de la Junta de Extremadura y de la mano de la recién creada “Red de Museos de Extremadura” en el año 2001, quien fue la entidad precursora de estos pequeños museos locales de identidad para conservar, dar visibilidad y difundir las costumbres, tradiciones, oficios y rasgos culturales o económicos de estos municipios o comarcas. A día de hoy existen 9 museos de identidad en Extremadura sin contar los centros de interpretación.

Museos de identidad extremeños:

Estos nueve museos son un ejemplo de desarrollo y dinamización cultural y social de los territorios donde se ubican. Se han convertido en espacios donde los habitantes se sienten identificados con ellos pues van más allá de mostrar un concepto o recurso, muestran además valores y actitudes de los pueblos. A través de ellos se pueden conocer la idiosincrasia o modo de vida de u n pueblo y valorar sus recursos, las costumbres y tradiciones que siempre están presentes. Son lugares de intercambio cultural que va más allá de una exposición permanente, Las posibilidades de estos museos son muy amplias, no son solo un recurso turístico, son museos vivos donde se dan actividades de intercambio cultural, charlas, coloquios o exposiciones itinerantes, son espacios de aprendizaje. La participación ciudadana es esencial en estos espacios y uno de los objetivos de estas entidades que desde el punto de vista jurídico son denominadas “Exposiciones Museográficas permanentes”

Dos ejemplos de museos de Identidad: Museo del Granito y Museo del Aceite

La comarca pacense de La Serena cuenta con cuatro de los nueve museos de identidad de Extremadura, dotando a la comarca de suficientes recursos turísticos a través de sus museos para ser visitada. El Museo del Granito y el Museo del Aceite son dos ejemplos de ellos. Son museos donde los cinco sentidos están presentes, tocar la rugosidad del granito, oler y saborear el aceite, o sentir la tradición del pasado engancha a los visitantes. Son museos que conectan con el público, muy didácticos.

Vista panorámica del Museo del Aceite. Foto Manuel León

“La importancia de estos museos reside en dotar de contenido cultural a municipios que tienen mucho que contar y ampliar su oferta turística. Son territorios apartados de las zonas turísticas por excelencia y esto les permite ofrecer un recurso importante por el que venir hasta aquí”

El Museo del Granito, ubicado en la localidad pacense de Quintana de la Serena, es uno de los primeros en abrir sus puertas en el año 2002. Su responsable y director Manuel León Cáceres, licenciado en Geografía e Historia, lleva 18 años al frente del museo, pone en valor el granito y su industria porque es el elemento que identifica a todo un pueblo. “Es una exposición detallada de lo que significa el granito en el municipio, muestra todo el proceso de extracción y transformación del granito, así como la Historia de lo que ha sido el sector granitero en el municipio desde sus orígenes” declara Manuel. Quintana de la Serena es uno de los referentes nacionales de extracción de granito en España, su granito es conocido en todo el mundo bajo la denominación  “Granito Gris Quintana” “El museo cuenta con una exposición permanente y hacemos muchas actividades a lo largo del año tanto para fomentar la visita de los centros educativos de la región como para los visitantes en general” señala Manuel.

Panel con diferentes granitos. Foto cedida por el Museo del Granito.

«La importancia de estos museos reside en dotar de contenido cultural a municipios que tienen mucho que contar y ampliar su oferta turística. Son territorios apartados de las zonas turísticas por excelencia y esto les permite ofrecer un recurso importante por el que venir hasta aquí”, afirma Manuel. El museo recibe una media de 6.000 habitantes anuales.

El museo del aceite de Monterrubio de la Serena cuenta con dos directoras-dinamizadoras, Antonia Torres y Matilde León, ambas dirigen la gestión del museo y todo lo relacionado con él. Se inauguró en 2007 en un edificio de nueva planta, es uno de los últimos museos en adherirse a la red de museos junto con el Museo del Vino de Almendralejo. Antonia manifiesta que, «la intención del museo  en estos trece años no es otra que dar a conocer la  evolución del sector  olivarero en la comarca y fomentar el consumo y reconocimiento del aceite de oliva, pues tenemos un producto excelente con Denominación de origen propia D.O. Aceite de Monterrubio». Mati además señala que el museo y la D.O. van de la mano desde el primer momento y ofrece visitas guiadas alternativas a las almazaras de la localidad. En el 2019 recibieron 3.159 visitantes para un municipio de apenas 2.000 habitantes.

Exposición de aceites de la comarca en el Museo del Aceite. Foto Manuel León

Son museos cuya gestión depende de los ayuntamientos municipales donde se ubican, su problemática es la falta de recursos económicos y dotacionales, que lo suplen con ilusión y ganas.  Totalmente gratuitos para el público por lo que tienen presupuestos muy ajustados y es difícil llevar a cabo actuaciones importantes. La gran mayoría no tienen una página web propia, sino que se encuentran ubicados dentro de la web municipal lo que dificulta su promoción ya que suelen ser páginas poco dinámicas. En su día fue la Junta de Extremadura quien financió la puesta en marcha de estos museos, pero desde entonces apenas reciben ayudas para su mantenimiento o gestión. A día de hoy no hay una planificación conjunta ni intercambio entre los museos de la red. “La necesidad de cooperación entre ellos es tan necesaria como su propio mantenimiento” concluye Manuel León.

Ley de Instituciones Museísticas de Extremadura, una oportunidad para los Museos de Identidad

Los Museos de Identidad quedaron huérfanos con la disolución de la Red de Museos de Extremadura en el 2009, es por ello, que tras la aprobación el pasado 19 de noviembre de la Ley de Instituciones Museísticas de Extremadura, estos pequeños museos ven una gran oportunidad para su continuidad,  ya que esta ley viene a regular las instituciones museísticas de la región sea cual sea su titularidad, pública, privada o mixta. Esta nueva Ley deroga el decreto 110/1996, de 2 de julio, por el que se creó la Red de Museos y Exposiciones Museográficas Permanentes de Extremadura, así como el Título V de la Ley de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura referido a los museos.

Esta Ley es muy necesaria para la realidad cultural de la región que pretende aunar criterios de gestión, promover la coordinación y planificación entre todas las diferentes tipologías de museos, entre ellos los de Identidad, e impulsar la calidad de la oferta de museos en Extremadura. La Ley permitirá a esto pequeños museos de identidad tener un apoyo institucional más actualizado, así como dotaciones económicas que permitan mantener y aumentar sus actividades culturales.

A día de hoy existen de manera oficial 32 instituciones museísticas en Extremadura registradas, de las que seis son museos, 19 son centro de interpretación y siete son museos de identidad, pero esto no responde a la realidad pues hay muchas más (museos de identidad son 9 en total). Otro objetivo de esta Ley es tener identificados y organizados bajo los mismos criterios de funcionamiento y legalidad toda la oferta museística de la región, entre ellos los Museos de Identidad.

Destacar que los museos de identidad extremeños proporcionan un tejido sociocultural que ha fomentado el enriquecimiento de los extremeños y ha ayudado al desarrollo turístico y cultural de estos pueblos, aumentando las visitas de turistas a estos municipios.

The following two tabs change content below.

Manuel León Hernández

Periodismo UCLM

Leave a Response