Hace sesenta y seis años que la localidad conquense de Tarancón sufrió lo que probablemente sea su hecho histórico más trágico, conocido y recordado hasta la actualidad. Un 25 de julio del año 1949 estalló un polvorín de la guerra civil situado a las afueras del pueblo en la primera carretera que unía Cuenca con el municipio. Un acto de sabotaje al régimen franquista según afirman algunos historiadores expertos en el tema, pues en localidades próximas se intentó llevar a cabo actos similares, o un descuido de uno de los soldados como afirman otros. La explosión se produjo en la madrugada causando la muerte a alrededor de cincuenta personas y numerosos destrozos en las casas de los taranconeros.

Años más tarde se construyó el circuito de motocross de Tarancón que recibió su nombre de “El Polvorín”  precisamente por estar hecho donde antes se situaba el mismo y lo que en su día produjo un gran estruendo hoy en día y desde hace unos cuarenta  y cinco o cincuenta años años acoge otro tipo de sonidos, sonidos de motor, de motos  rugiendo y, cuando hay carrera, de gente animando y alegrando la jornada.

Circuito en Tarancón

Debido a que el pueblo no contaba con ningún circuito los aficionados de Tarancón se encargaron de llevar a cabo la construcción del circuito para tener un sitio donde poder entrenar y correr. El sitio se decidió porque era la mejor zona pues contaba ya con desniveles y espacio suficiente. “Se trata de un circuito natural, con mesetas en plano, saltos en grandes subidas y bajadas, algún doble, cortados en bajada y grandes peraltes. El terreno se compone de una mezcla de tierra roja y calvero. El trazado es largo y rápido, con 7 curvas de izquierdas y 5 de derechas”, así lo definen los encargados Javier y Jorge que llevan a fin actualmente el mantenimiento y supervisión del circuito, en la página web MX Motocross.

IMG-20151015-WA00071732645587
Aficionados entrenando // Foto: Javier Pulpón

Es un circuito abierto, visible desde la carretera y a total disposición de todo aquel que quiera usarlo pues es gratuito todos los días del año, a excepción de cuando es arado y se llevan a cabo los entrenamientos pues es cuando el terreno está en sus plenas condiciones. Esto se realiza una vez cada quince días aproximadamente y entonces se cobra 15 euros a todo aquel que quiera disponer de las instalaciones.

Desde que hiciera el circuito son numerosas las reformas que se han ido realizando con el fin de mejorar y hacer el circuito lo más profesional posible hasta conseguir que sea una de los circuitos que puntúan para el campeonato de Castilla- La Mancha de Motocross, “los trazados y los saltos han ido cambiando hasta ahora” afirma el taranconero Félix Collado, aficionado y piloto habitual de motocross en El  Polvorín.

Considerado un circuito de dificultad media – alta, en el mismo se pueden realizar carreras no solo de motocross, sino también de supercross, modalidad en la que la única modificación que hay que hacer es acortar  el circuito con el fin de que haya más saltos, pudiendo disfrutar así de dos formas distintas con el mismo sitio según proceda.

Ahora viene lo complicado, y no es el mantenerse en la moto. Desde 2011 no se organiza una carrera de motocross y desde el 2012 de supercross, cuatro y tres años respectivamennte sin que se lleve a fin una carrera oficial. Al preguntar al actual coordinador del El Povorín, Javier Pulpón García, nos explica por qué no se organizan carreras más a menudo, “hace años existía un club que se llamaba Motoclub que lo llevaba bastante gente y hacía que las cosas estuvieran en  orden, se tenían todos los permisos, el dinero necesario, etc. Pero ahora la dirección del Motoclub se ha ido dejando un poco abandonada y ya solo hacemos entrenamientos una vez al mes con el circuito arreglado”. Esto no quiere decir que el circuito esté abandonado ni mucho menos, pues en Tarancón y comarca sigue habiendo mucha afición por el motocross y la mayoría de fines de semana, sobre todo cundo han caído una gotillas de lluvia, siempre hay alguien que se acerca a pasar un buen rato con los amigos y disfrutar haciendo lo que más les gusta.

Un deporte sacrificado

Tarancón no es una localidad excesivamente grande y con muchas salidas profesionales, y a medida que los jóvenes van creciendo muchos se van a las ciudades incluso fuera de España a terminar sus estudios superiores y formarse profesionalmente, esto hace que los que en su día destacaban a nivel aficionado, pero ganando numerosas carreras, no se puedan permitir el entrenar de continuo y que como consiguiente cada vez dediquen menos tiempo a lo que en su día era lo primero. Por otra parte se trata de un deporte sumamente costoso, lo primero por el hecho de tener que adquirir una moto y después por todo lo que conlleva, equipación, alquiler de circuitos y reparaciones continuas; “cada vez que sales con la moto, es una  pieza nueva, casi siempre acabas en el taller”, confiesa entre risas Sergio Medina, también aficionado.

image
Aficionado en el momento de sufrir una caída sin gravedad // Foto: Silvia Zafra

Aun así y a pesar de todos los sacrificios hubo un taranconero, Luis Miguel García – Marquina Cascallana, conocido por todos como Marquina, que destacaba notablemete, obtuvo seis títulos de Supercross de Castilla  – La Mancha y un subcampeonato por Autonomías  y casi logró llegar a competir a nivel nacional, pero un 18 de agosto de 2002, con 23 años sufrió una mala caída durante una carrera que le dejó parapléjico y le impidió continuar compitiendo en este deporte pero que no consiguió acabar con el ánimo y positividad que caracteriza al, desde hace años, reconocido abogado taranconero.

Aunque no sea de Tarancón, no se puede pasar por alto a David Ditado, procedente de la Fuente de Pedro Naharro,  pueblo muy cercano.  En la actualidad, Ditado, como se le conoce comúnmente, está compitiendo a nivel profesional, campeonatos de Madrid y Castilla – La Mancha, quedando entre los tres primeros puestos en casi todas las carreras y ha sido campeón en campeonatos anteriores de Castilla – La Mancha.

Planes de futuro

La afición del motocross y supercross no se da por vencida, y a pesar de haber tenido un parón importante en lo que a organización de carreras se refiere, ya están planeando el retorno con una carrera para febrero de 2016 que aún está por confirmar, “todavía no es nada seguro, porque hay que hablar con el ayuntamiento y demás, ya que vale mucho dinero” cuenta Javier Pulpón. A su vez tienen buenas intenciones de retomar el Motoclub con el fin de que El Povorín vuelva a ser lo que era antes, un circuito de categoría autonómica.

The following two tabs change content below.

Silvia Zafra

Latest posts by Silvia Zafra (see all)

Leave a Response