Las etiquetas que se ponen a cada generación en el ciclismo ya resultan repetitivas y la mayoría de las veces que se ha escuchado “generación de oro” ha sido en vano, pues los amantes de este deporte ansían ver ciclistas jóvenes y talentosos que revolucionen y hagan evolucionar el ciclismo al más alto nivel. En cualquier deporte es muy complicado que grandes profesionales del mismo año dejen marcado su nombre para la historia, y en ciclismo es más complicado si cabe ya que estos “fuera de serie” suelen aparecer en escena más paulatinamente.

Desde la conocida y recordada generación del 64, con Miguel Indurain, Gianni Bugno, Raúl Alcalá o Claudio Chiappucci no se recuerda nada parecido, y es que la generación de 1990 (con alguno un año mayor) se ha estado gestando en la mejor de las preparaciones y a la última en cuanto a tecnología y conocimientos en todos los ámbitos, desde la carretera al cuerpo humano. La siguiente temporada este grupo de corredores cumplirá los 26 años y he de destacar que aún no se encuentran en la edad punta que, generalmente, se sitúa entre los 27 y 32, y es cuando la mayoría de grandes ciclistas alcanzan su mejor nivel. Aunque la precocidad de algunos de estos talentos no pasa desapercibida y es que por nombrar a algunos, Nairo Quintana cosecha en su palmarés el primer puesto en la clasificación de montaña del Tour de Francia de 2013 y la clasificación general en el Giro de Italia de 2014; o Peter Sagan que es el actual campeón del mundo en Ruta o ha terminado primer clasificado en la lucha por el maillot verde del Tour de Francia los últimos cuatro años.

Peter Sagan en CRI. Licencia Creative Commons
Peter Sagan en CRI. Licencia Creative Commons

Hay muchos indicios que indican que esta generación de ciclistas no es una cualquiera, y aunque aún son diamantes en bruto en la mayoría de los casos, la proyección que vislumbran hace pensar que los ciclistas nacidos en 1989 y 1990 van a dominar las grandes plazas del ciclismo profesional a nivel mundial. Del 89 se pueden nombrar corredores como Jhon Degenkolb, todo un clasicómano que esta temporada ha salido victorioso en la clásica de las clásicas, la Paris-Roubaix; Rafal Majka es otro talento puro, el polaco ha trabajado esta temporada como gregario del español Alberto Contador y en la Vuelta a España le llegó su oportunidad, terminó dando la sorpresa acabando en el tercer puesto en la clasificación general; o el español más reseñable hasta esta temporada de esta generación, Mikel Landa Meana. También nacieron este año corredores como Elia Viviani, Diego Ulissi o Fabio Felline.

La historia demuestra que las segregaciones por generación es mejor hacerlas al final de la misma, ya que justamente se podrá colocar a cada uno en el sitio que le corresponde. Y es que hay mucho futuro en el ciclismo y en 1990 nacieron hombres destinados a cambiar este bonito y duro deporte. Nairo Quintana, Peter Sagan o Fabio Aru ya han irrumpido en los podium del ciclismo pero otros como el polaco Michal Kwiatkowski, el contrarrelojista todoterrenoTom Dumoulin, la gran esperanza francesa Thibaut Pinot, el australiano Michael Matthews, el estadounidense Taylor Phinney o la otra pieza de futuro de Francia, Romain Bardet, van a dar mucha guerra las próximas temporadas.

Quintana – Aru, ganadores de vueltas por etapas

Nairo Alexander Quintana -(24/02/1990) Boyacá, Colombia- y Fabio Aru son los dos únicos ciclistas de su edad y dos años mayor en ganar una gran vuelta. El ciclista colombiano comenzó como amateur en el equipo de su tierra Boyacá es para vivirla y ganó el Tour del Porvenir en 2010 con lo que llamó la atencíon de varios equipos a nivel mundial. Ya destacado su perfil de escalador, en 2012 es contratado por el Movistar Team, único equipo español en la categoría UCI Pro Team. En su segunda temporada en el Movistar, la de 2013, Quintana sorprende a propios y ajenos y termina el año habiendo vencido en la Vuelta al País Vasco, la vuelta a Burgos y el segundo puesto del Tour de Francia, vuelta en la que ganó una etapa, el maillot de lunares rojos que premia al mejor escalador y el maillot blanco, de mejor ciclista menor de 23 años.

Es en 2014 cuando Nairo hace historia para el ciclismo colombiano y cosecha su mejor logro hasta la fecha, salir campeón en el Giro de Italia, siendo el primer latinoamericano que lo consigue. A nivel de selección, en campeonatos del mundo y Olimpiadas aún no ha cosecha ninguna marca de mérito, pero con los buenos ciclistas colombianos de este momento, entre ellos Johan Esteban Chaves Rubio (también nacido en 1990), es sólo cuestión de tiempo.

Fabio Aru -(03/07/1990) San Gavino Monreale, Cerdeña, Italia- es el actual vencedor de la clasificación general de la Vuelta a España, hazaña que consiguió el pasado mes de septiembre alzandose con la victoría en Madrid. Es un ciclista, al igual que el colombiano Nairo Quintana, de perfil puro de escalador aunque en el caso del italiano, no conocía grandes triunfos hasta esta temporada. Comenzó su carrera corriendo para el equipo Palazzago desde 2009 y tres años después le llegó su momento ganando la Toscana-Terra di ciclismo-Coppa delle Nazioni, entre otras buenas actuaciones en rondas italianas de segundo nivel.

En el año 2012, recibió ofertas de tres equipos de nivel UCI Pro Tour y eligió el equipo kazajo del Astaná para continuar su carrera, equipo en el que milita hasta la actualidad. En el año siguiente es el gregario de lujo para que el líder de su equipo, Vincenzo Nibali se alzara con la victoria en el Giro de Italia, pero es en 2014 cuándo pasó a ser el líder del equipo en la vuelta italiana y finalizó tercero en la general, además ese mismo año en la Vuelta a España finalizó en quinto lugar, por detrás de Contador, Froome, Valverde y “Purito”, los mejores ciclistas de ese momento.

Ha sido esta temporada, la de 2015, en la que el corredor italiano se ha confirmado como uno de los grandes. En la carrera de su país, ha finalizado en segundo puesto, por detrás del intocable en esa ronda Alberto Contador y fue en la Vuelta a España cuando le llegaría por fín la gloria. Aru no partía como líder del equipo Astaná para esta carrera, pero Nibali que ejercía esa figura suprema dentro del equipo fue expulsado al remolcarse de un coche para adelantar posiciones. En ese momento Aru pasó a liderar a los kazajos con la gran ayuda y presencia de Mikel Landa y terminaría, tras una gran lucha contra el equipo Movistar, llevándose el maillot rojo a casa.

Tanto el colombiano como el italiano son los máximos exponentes de esta brillante generación, son ciclistas destinados a ganarlo todo y, debido a su perfil de “subemontañas”, es precisamente eso, aspirar a todo, lo que se va a esperar de ellos. Destacar que son los ciclistas más laureados de su tiempo hasta 2015 pero que grandes escaladores se lo pondrán difícil en el futuro, entre ellos Rafal Majka o Thibaut Pinot.

Landa y Aru. Licencia Creative Commons.
Landa y Aru. Licencia Creative Commons.
Degenkolb y Sagan, revolución en el sprint

Cierto es que estamos asistiendo a la irrupción de grandes ciclistas de todos los perfiles y con características muy diversas. En el apartado de especialistas en contrarreloj, destaca de los nacidos en el 1990 el holandés Tom Dumoulin, que ya está dejando muy buenos detalles, con una planta sobre “la cabra” casi perfecta, que le hace defenderse como gato panza arriba en la montaña, aunque no sea su terreno específico. En la montaña ya hemos analizado a los llamados a ser el relevo de los Nibali, Contador, Froome… así que ahora analizaremos a los mejores de esta generación dorada en el llano, concretamente en el sprint.

El sprint es la tarea que más está cambiando en ciertas posturas sobre la bicicleta y en las estrategias, y dos de los máximos protagonistas en estas etapas tan disputadas en las grandes vueltas son el eslovaco Peter Sagan y el alemán Jhon Degenkolb. Especialmente, en cuanto a nuevas técnicas para llegar primero a la línea de meta, destaca el lanzamiento que ejecuta Sagan pocos metros antes para aprovechar toda la inercia y ganar unas décimas.

Peter Sagan tiene 25 años y un palmarés que lo firmarían la mayoría de ciclistas que han pasado por este deporte al término de su carrera. En 2011 cosechó su primer triunfo como profesional ganando la Vuelta a Polonia. Desde 2012 es el dueño y señor del maillot verde que reconoce al mejor sprinter del Tour de Francia, carrera en la que ha ganado 4 etapas, al igual que de la Vuelta a España. En los años 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015 ha ganado el Campeonato de Eslovaquia en Ruta demostrando no tener rival de sus fronteras para adentro, además en 2015 también ha cosechado el Campeonato de su país en contrarreloj. Pese a su increíble palmarés para su edad, hay muchos aficionados y críticos de ciclismo que le reprochan ser un “segundón”, por terminar segundo en multitud de etapas y desprestigiando esa posición.

Por su parte, John Degenkolb tiene un año más que Sagan, y tambíen cuenta con un palmarés propio de un fuera de serie a su edad. Es más clasicómano que el eslovaco, aunque en la Vuelta a España ha terminado en primera posición en 10 etapas, además de ganar el maillot verde en 2014. En el Giro de Italia ha cosechado un triunfo de etapa, y además de éstos logros, destaca la victoria en Milán-San Remo y París-Roubaix en este año 2015. Actualmente corre para el equipo Giant-Alpecin y seguro que lo encontramos entre las mejores plantillas en las temporadas del devenir.

Los ciclistas españoles cada vez más rezagados

El problema de que aparentemente España aporte pocos ciclistas futuribles al gran pelotón reside, con toda probabilidad, en la escasez de equipos provocada por la insuficiencia de patrocinadores. Desde que desaparece Euskaltel Euskadi la presencia de ciclistas españoles va en decadencia, pero es mñas preocupante con los jóvenes ya que son los que tienen que luchar por un puesto en los equipos de cara al futuro. Hay tres casos contados de corredores que transmitan sensaciones de corredor potencialmente ganador que pertenezcan a esta generación, pero hemos de admitir que están lejos del nivel de los ya mencionados.

Ion Izagirre fichó por Movistar tras la disolución de Euskaltel y ha encontrado su sitio ideal, o esas son al menos las sensaciones transmitidas. En 2012 cosechó su primera victoria en una gran ronda y única hasta la fecha, ganado la décimosexta etapa del Giro de Italia. En 2014, fuera de la temporada de competición por equipos, quedó primero en el Campeonato de España en Ruta y segundo en el Campeonato de España Contrarreloj, lo que ha significado su mejor momento como profesional. En 2015 ha cosechado la victoria en la clasificación general de la Vuelta a Polonia, en la que quedó segundo dos años antes. Además, aunque la temporada 2014 está marcada en blanco para el vasco, esta temporada se ha resarcido finalizando tercero en la Vuelta al País Vasco.

Mikel Landa y Jesús Herrada son los mejores españoles de esta generación como escaladores, especialmente el corredor vasco que tras la desaparición de Euskaltel, ha cosechado dos temporadas muy buenas en Astaná aunque ha cambiado de equipo buscando ser el líder del grupo en alguno gran ronda y ha fichado recientemente por Sky y ya ha anunciado que disputará el Giro como casco supremo del equipo norteamericano. En su palmarés cuenta con dos etapas del Giro de Italia y una etapa de la Vuelta a España. Jesús Herrada, nacido en 1990 en Mota del Cuervo, provincia de Cuenca, es un corredor multiterrenal, aunque destaca en la modalidad de contrarreloj, le gusta exhibirse cuando la pendiente sube y es, además, un rodador muy bueno. En 2013 cosechó el Campeonato de España en Ruta, su único gran éxito corriendo para Movistar Team, equipo en el que está desde 2011 hasta la actualidad y ha anunciado su renovación por un año más.

En definitiva, no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo, por ello esta pieza reportajeada recoge los éxitos de esta joven generación como fundamento para soñar con grandes conquistas y luchas en la carretera en las temporadas que vienen. Desde hace mucho tiempo no se recuerda nada igual y si todo sigue con la tendencia que lo viene haciendo con estos “superhombres”, los seguidores del ciclismo lo vamos a pasar muy bien en los próximos años con cada competida prueba al máximo nivel.

The following two tabs change content below.

Leave a Response