En los últimos meses los ataques entre ambos bandos se han cobrado ya la vida de 1.800 palestinos y 63 soldados israelíes.

El enfrentamiento actual existente entre los palestinos e israelíes no tiene un origen reciente. De hecho, hace ya más de cincuenta años desde que las disputas entre ambos bandos comenzaron a darse a raíz de la repartición del territorio palestino. Asimismo, hace más de un siglo que los territorios palestinos han estado en posesión de diferentes manos, viviendo siempre a merced de las decisiones de terceros.

A comienzos del siglo XX, los territorios palestinos ya se encontraban bajo las órdenes del Imperio otomano. Años después, al llegar la primera Guerra Mundial en 1914, dichos territorios pasaron a manos de los británicos. Con la posterior explosión de la segunda Guerra Mundial en 1939, y con la masacre humana que se produjo con el holocausto judío, se propuso la elaboración de un plan de paz a través de las Naciones Unidas para la creación de dos estados.

Así pues, como fecha enclave hay que señalar el año 1947, época en la que la Asamblea de las Naciones Unidas decidió dividir el territorio palestino en dos naciones una árabe y otra judía. Desde entonces, varias guerras han tenido lugar a lo largo de la historia entre Palestina e Israel. Conflictos como la Guerra de los Seis Días, entre muchos otros, son un reflejo de las discrepancias y desacuerdos que aún perduran en estos territorios. Sucesos pasados que aún siguen marcando el curso de la historial actual entre esas dos naciones creadas con un fin positivo, pero que han acabado siendo un conflicto constante mundial.

Con motivo de los constantes ataques producidos hoy en día por parte de los militares israelíes en zonas palestinas como Gaza, están teniendo lugar numerosas conferencias en apoyo al pueblo Palestino promoviendo su libertad y una paz definitiva. Una de estas reuniones tuvo lugar en la ciudad de Cuenca el pasado lunes 13 de octubre. Con el apoyo de las Juventudes Comunistas de España y el Partido Comunista Español y la intervención de dos propalestinos, Jefferson Cárdenas (Brigadista en Palestina), y Yamil Kasem (Frente Democrático para la Liberación de Palestina).

Acto organizado en la Residencia Universitaria Alonso de Ojeda // Fuente: Paola Rojas
Acto organizado en la Residencia Universitaria Alonso de Ojeda // Fuente: Paola Rojas

En el acto salieron a la luz los principales problemas existentes en estos territorios con las reivindicaciones y acusaciones hechas por Cárdenas y Kasem. Temas como las ocupación israelí por toda Palestina, las detenciones administrativas, la herramienta del muro, los check points (controles militares), los asesinatos selectivos, la apropiación de recursos por parte de los militares israelís…etc. A raíz de la temática tratada en la charla a favor de la liberación del pueblo palestino, contamos con el testimonio y el punto de vista de Nicolás Uziel, quien respondió a dichos temas para aclarar que todo conflicto tiene dos versiones.

Uziel, de 46 años, es Licenciado en Administración de Empresas, con Maestría en Negocios Internacionales y residente de Israel desde hace 13 años. Casado con una mujer israelí y con tres hijos, nos habla desde su paradero actual, Israel, para dar otro enfoque a las declaraciones que tuvieron lugar en el acto celebrado en Cuenca. Uno de los debates más en auge hoy en día en torno al conflicto es el lanzamiento de misiles por parte de Israel hacia territorios palestinos, hecho que Uziel matiza afirmando que esta realidad se está produciendo viceversa y que desde zona palestina se «lanzaron más de 4500 misiles, el ejército tuvo que entrar a pie para destruirlos, e incluso destruir aquellos que estaban dentro de edificaciones de las Naciones Unidas. O sea que la alternativa de la negociación, no existe», afirmó.

Enfocándonos en el acto celebrado en Cuenca, cabe señalar que fueron numerosas las cuestiones a tratar. En primer lugar, Cárdenas habló del derecho que tienen los militares israelís de restringir la libertad de movimiento y el derecho de desplazamiento de cualquier palestino dentro de sus propios territorios.

También mostró su indignación frente a la llamada herramienta del muro, la cual es una medida que provoca la separación del territorio palestino del israelí y que está en constante vigilancia por militares israelís. Respecto a este posicionamiento, nos topamos con la opinión de Uziel quien señala que el muro se construyó para evitar ataques suicidas que perpetraban los palestinos en Israel, a veces, hasta 4 por semana, matando a cualquier persona que viajaba en ella. Recalca así el hecho de que con esta medida casi se eliminaron ese tipo de ataques.

Jefferson Cárdenas durante su ponencia // Fuente: Paola Rojas
Jefferson Cárdenas durante su ponencia // Fuente: Paola Rojas

Asimismo, Cárdenas habló de los numerosos check points (controles militares) y asentamientos en la región palestina de la mano de militares de Israel, trastocando así la vida cotidiana de los ciudadanos palestinos e intentando expulsaros definitivamente de su territorio.

Otro de los temas de debate es el de los asesinatos selectivos. Esto significa que, tal y como señalaba Cárdenas, actualmente los militares israelís tienen potestad de ejecutar a la persona que consideren por determinados motivos y hacerlo en nombre de la Seguridad Nacional de su país, acto que supone un suceso criminal y que viola los derechos humanos. Asimismo, Uziel muestra la otra cara de la moneda diciendo que los ataques, secuestros y asesinatos también se dan en el bando israelí a manos de palestinos, poniendo como ejemplo la masacre de Múnich (que a pesar de no ser un suceso actual muestra el latente conflicto que lleva dándose entre palestinos e israelís desde hace años) donde ocho terroristas palestinos irrumpieron en uno de los edificios del equipo israelí de la Villa Olímpica y ejecutaron a dos de los atletas, llevándose además a otros nueve como rehenes.

Del mismo modo se trató el tema acerca de las ayudas que Israel recibe. Transporte, comida, hogar, agua, luz…etc. Uziel se pronunció respecto a este hecho, fundamentando que ciudades como Gaza reciben millones de dólares de ayuda y que Israel recibe ayuda, así como otros cientos de países, pero no alimento y transporte ya que Israel es uno de los potenciales productores de la región, mostrando de esta manera que las declaraciones de los ponentes propalestina no son del todo claras, o que están demasiado sesgadas por sus ideales.

Otro de los temas que provocan preocupación e impotencia en torno al conflicto de Palestina, como señalaba Cárdenas, es el de los presos políticos y las numerosas detenciones administrativas que se están produciendo en Palestina. No importan clases sociales, tanto civiles como Diputados pueden ser retenidos durante mínimo seis meses sin derecho a abogado, atentando de nuevo contra uno de los derechos fundamentales de cada persona, tener una defensa y un juicio justo.

Para finalizar su intervención, Jefferson Cárdenas, resaltó otra de sus ideas fundamentales acerca de que la ocupación palestina es un gran problema derivado de los sistemas económicos, sociales y políticos que tienen sobre su base la explotación del ser humano.

En el ecuador del acto, alrededor de las 21 horas, tuvo lugar la ponencia de Yamil Kasem. Éste inició su intervención proclamando la justicia para un estado palestino viable, sin guetos ni asentamientos. Dejó claro que el pueblo palestino es la principal víctima del conflicto y que Israel viola a diario todas las resoluciones legales que se aprueban (cometiendo asesinatos, invadiendo territorios palestinos, desalojando a la gente de sus casas, apropiándose de recursos que les son ajenos…).

Yamil Kasem durante su intervención // Fuente: Paola Rojas
Yamil Kasem durante su intervención // Fuente: Paola Rojas

Kasem también mostró su descontento respecto al papel que deberían tener las Instituciones mundiales en ciudades como Gaza, afirmando que “la presencia de la ONU es ficticia”. Kasem también alegó que la cuestión miliar palestina no tiene solución y que Israel lo sabe, provocando así un enfrentamiento desigual. Nicolás Uziel, se pronuncia también un poco en esta línea señalando que el conflicto se alimenta de ambos lados y que también la prepotencia de los israelíes no ayuda mucho.

Alejándonos de los poderes militares, gubernamentales, socio-políticos…etc, es necesario saber que no todos los civiles israelís están a favor del conflicto tal y como se puede reflejar en la información que llega desde allí y que es difundida en varios medios. Uziel habla de las diferentes posiciones de la gente de a pie israelí, “como en todo país libre y democrático hay tres posturas. Hay quienes piensan que la paz es posible liberando tensiones, hay quienes que creen que no hay voluntad de ninguna de las partes, y hay quienes dicen que la paz con los palestinos es imposible porque ni siquiera reconocen a Israel como Estado (no hablo de país), y por la misma cultura e historia musulmana”.

Para concluir la ceremonia, Yamil Kasem declaró que hay que hacer presión internacional sobre Israel para que la masacre humana que está ocurriendo actualmente cese. Pidiendo así la paz para todos aquellos palestinos que quieren vivir tranquilos y conseguir sus derechos.

Póster informativo sobre el acto celebrado en Cuenca // Fuente: Paola Rojas
Póster informativo sobre el acto celebrado en Cuenca // Fuente: Paola Rojas
The following two tabs change content below.

Leave a Response