La Facultad de Bellas Artes de Cuenca ha acogido esta semana un meeting protagonizado por Cristina Moreno y el venezolano Marco Montiel-Soto, dos artistas involucrados en el programa Permanencias que actualmente se está llevando a cabo en el barrio conquense de San Antón. El taller, cuya responsable es la profesora de la UCLM Sylvia Molina, ha contado con la colaboración de Javier Osona, Daniel del Saz, Natalia Fariñas, Asociación ACuOSO, Lamosa y el grupo de investigación UCLM ‘Fuzzy Gab .4’. Los artistas invitados forman parte de propuesta ‘Panspermia Sonora’, fruto de la colaboración entre la universidad castellanomanchega y la Universidad Nacional Tres de Febrero de Argentina cuyo objetivo es aportar al alumnado una nueva metodología de trabajo sonora desde el área de lo audiovisual.

El objetivo del taller que tuvo lugar con los estudiantes es, tal y como ha afirmado Marco Montiel, “inspirarlos para que puedan desarrollarse como futuros artistas”. Para ello los dos invitados han mostrado a los más de 30 alumnos que han asistido al evento variedad de trabajos de diversa índole realizados a lo largo de sus carreras profesionales.

Marco Montiel-Soto y Cristina Moreno posan junto a los alumnos del taller. / Fuente: propia
Marco Montiel-Soto, Cristina Moreno y Silvia Molina junto al resto de colaboradores del proyecto posan con los alumnos del taller. / Fuente: C.B.

Entre ellos no ha faltado la especial mención al actual proyecto que están realizando Cristina y Marco de manera conjunta en la localidad conquense. Un trabajo que constituye la segunda parte del proyecto comenzado por Marco en el barrio de Santa Lucía de la ciudad venezolana de Maracaibo.

Esta iniciativa que lleva por nombre ‘Arqueología en la memoria de las familias de Santa Lucía’ nace de la idea de Marco de recopilar elementos decorativos de todas las casas de este humilde barrio y reunirlos en una sola vivienda con el objetivo de “que todas las familias vecinas tuvieran un hogar en el barrio donde todas sus memorias se encontrasen”.

Tras la recogida de los objetos que los vecinos cedían a Marco, el artista observó que había patrones que se repetían en casi todas las familias del barrio. “Todos tenían alguna cosita que decoraba la pared, tenían un diploma, un objeto decorativo, muchos objetos religiosos, imanes, fotografías, tazas…”, declara el artista.

foto1
Parte de los objetos recopilados por Marco Montiel-Soto en el barrio de Santa Lucía. / Foto: Marco Montiel

Aprovechando estas coincidencias de objetos, el venezolano quiso hacer un “gabinete de curiosidades que reflejase una visión panorámica del barrio”, conformando así una exposición que durante cuatro días estuvo abierta a todos los vecinos de la zona. Al final, lo que parecía una simple exposición de objetos personales resultó ser un experimento social que desembocó en un acercamiento del vecindario, explica el artista: “Cuando los vecinos fueron invitados a la casa entre ellos había muchos que ni si quiera se conocían y sucedió que entraron en la casa y entre ellos se formaban conversaciones acerca de sus propios recuerdos”.

De Maracaibo a Cuenca

Gracias al programa Permanencias, que tiene como objetivo revitalizar la actividad social del tradicional barrio conquense de San Antón, los artistas Marco Montiel y Cristina Moreno han tenido la oportunidad de dar continuidad al proyecto de recogida de memorias de las familias que comenzó en Venezuela. Si bien, los miles de kilómetros que separan Maracaibo de Cuenca deberían ser suficientes para que sus habitantes fueran totalmente distintos, Montiel confiesa que » en cuanto a artículos de decoración se parecen mucho. Todos tienen elementos religiosos típicos, productos típicos de la ciudad…».

El proyecto se encuentra en su fase inicial, ya que se están realizando las primeras visitas a los vecinos para dar a conocer el trabajo y poder recopilar posteriormente los enseres de cada una de las viviendas. «Cada objeto recogido», explica Marco, «estará inventariado detalladamente para la posterior devolución a sus dueños».

LAMOSA/ Fuente: Sylvia Bernabé
LAMOSA/ Fuente: Sylvia Bernabé

Según las primeras impresiones del artista, «los vecinos del barrio de San Antón están deseosos de hablar con alguien y están muy abiertos a nosotros. Tras observar los primeros objetos del barrio ya tenemos en vista una serie de tesoros».

Marco y Cristina, en colaboración con alumnos de la Facultad de Bellas Artes de Cuenca y con cualquiera que quiera participar en su obra, estarán trabajando en el barrio conquense durante todo el mes de noviembre ya que la exposición tiene prevista su apertura el día 8 de diciembre en el Laboratorio Modulable artístico de Cuenca «LAMOSA«, situado en el mismo barrio de San Antón.

 

 

Leave a Response