Estas terceras jornadas, ya se celebraron dos idénticas de tres días en agosto y septiembre, tuvieron lugar en uno de los recintos del Polígono Sepes. Mercedes Llandres, directora del taller “Lo Hueco III” y paleontóloga, comentó que han estado trabajando en los fósiles, de los más de 10.000 encontrados en “buena forma”, durante los últimos seis meses. Este ha sido el tercer taller de empleo de restauración paleontológica de seis meses. Las jornadas se realizaron entre el 20 y el 22 de octubre. Cada día se celebraban dos sesiones para las que se podía reservar por correo electrónico y por teléfono, congregando a alrededor de 50 personas por día ya que la sesión era gratuita. Llandres explicó que el taller ha sido financiado en un 80% por el Fondo Social Europeo (FSE) y el 20% restante por la Diputación Provincial de Cuenca. Entre los alumnos del taller estaban “un restaurador, ella como paleontóloga y diez estudiantes de paleontología, biología, geología y bellas artes”.

En general, cuando se habla de yacimientos paleontológicos se tiende a entender que solo existen los restos fósiles de dinosaurios. Pero esto no es así. Llandres explicó que no solo existían restos fósiles de dinosaurios sino también “restos de peces, tortugas y cocodrilos”. Entre las piezas que se han restaurado en este medio año se encuentra la cola de un dinosaurio saurópodo, de tres medios compuesto de 20 vértebras. Pero no solo esto, la bióloga confirmó que encontraron un cráneo de cocodrilo y tortugas completas. Además, la geóloga y alumna del taller, Sarai García, explicó que ya se han descubiertos “bichos articulados”, pero de diferentes partes, “ninguno completo”. García continuó explicando que es muy complicado encontrar un fósil completo, pero «gracias a ellos se puede conocer cómo se movía el dinosaurio».

Los fósiles de este descubrimiento datan del Cretácico Superior una época que  comprende hace 65 millones de años hasta hace 100; concretamente, en el periodo Campaniense-Maastrichtiense -65-80 millones de años-. El yacimiento se selló como afirmó García, pero a pesar de ello, “las sorpresas también están aquí”. Todo esto lo dijo como referencia a la posibilidad de encontrar más de «un ser en cada fósil». El periodo Campaniense-Maastrichtiense del que se tenía muy poca información en Europa cambió con este descubrimiento. Otra de las alumnas del taller confirmó que era «el principal yacimiento de dinosaurios en España» y que había suscitado el interés de numerosos medios de comunicación, desde especializados hasta generales.

En última instancia, García buscó interactuar con el público mediante una pregunta: “¿Alguien conoce por qué se llama Lo Hueco?”. No tardó en salir una respuesta afirmando que en esa zona “se escuchaba como si hubiese debajo una cueva”. Y acertó, según ella. Llandres al principio de la exposición advirtió de la prohibición de tocar nada porque “se han usado productos químicos para la restauración y mantenimiento” que son muy tóxicos. Además, explicó que estaba prohibido tomar fotografías de los fósiles porque se están examinando. “Todavía se están investigando y hay que decidir cómo se van a llamar”, explicó la paleontóloga. A pesar de ello, se habilitó un mural para que los asistentes se pudiesen fotografiar delante de este.

El yacimiento paleontológico de Lo Hueco se encuentra en el pequeño municipio conquense Fuentes. Este fue hallado durante el año 2007 en las obras de Adif para la construcción de las vías para el tren de alta velocidad Madrid-Levante. La geóloga explicó que la empresa no se esperaba eso porque “se había hecho estudios previos sobre la zona”. Esto obligó a paralizar las obras de más 10.000 millones de euros y a “realizar una excavación de urgencia durante cuatro meses efectivos”. Tras la paralización, las obras continuaron como se puede comprobar en la existencia de la línea de alta velocidad. Pero antes, durante la excavación trabajaron varios paleontólogos bajo la dirección técnica de José Luis Sanz, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid. La extracción de los restos fósiles de los yacimientos también tuvo la ayuda del convenio con el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha en Cuenca y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

 

The following two tabs change content below.

Pedro M. Peralta

Estudiante de Periodismo. Patrón de los juntaletras y marinero de las olas gráficas.
Pedro M. Peralta

Pedro M. Peralta

Estudiante de Periodismo. Patrón de los juntaletras y marinero de las olas gráficas.

Leave a Response