María Luisa, Eva y Elisa son los nombres de las tres mujeres bombero de toda Castilla-La Mancha. La gran brecha de género entre el personal apunta a ser por la inadecuada evaluación de las pruebas físicas, que son criticadas por no estar adaptadas a la complexión del cuerpo femenino.

El conflicto del reducido número de mujeres en los cuerpos de bomberos recae en los tiempos requeridos para superar las pruebas y la inexistencia de evaluaciones físicas a lo largo de la profesión, ya que si la justificación de la poca diferencia de tiempo para pasar las pruebas entre ambos sexos es porque hay que garantizar unos mínimos de seguridad al ciudadano, al no someter a exámenes físicos a los bomberos con el paso de los años, este patrón podría ser contrariado.

La polémica lleva consigo múltiples opiniones acerca de si es necesario reducir el nivel estas pruebas para adecuarlas a las capacidades del cuerpo de la mujer, inclusive dentro de la profesión. Las tres voces femeninas del cuerpo de bomberos para toda la región, también disienten en algunos aspectos.

Eva, profesional del cuerpo de bomberos de Infantes (Ciudad Real). 19 años en el cuerpo de bomberos.
Eva, profesional del cuerpo de bomberos de Infantes (Ciudad Real). 19 años en el cuerpo de bomberos.

¿Cree que debería haber más diferencia para pasar los requisitos de las pruebas físicas entre hombres y mujeres?
María Luisa: Creo que las pruebas deben ser las mismas para que no haya diferencia real aunque el tiempo y peso debe ser adecuado a hombres y mujeres, porque así es en los campeonatos deportivos mundiales, europeos…

Elisa: Los exámenes de bombero son diferentes en cada sitio, no hay nada establecido. Por lo que creo que las pruebas físicas son una manera de seleccionar al personal, no se trata de que el trabajo de bombero consista en hacer tal o cual marca, por esto pienso que debería de haber siempre una diferencia adaptada al sexo masculino o femenino. Y si esto no es así, estas marcas deberían mantenerse en el tiempo cosa que tampoco se produce.

Eva: Creo que sí. Si en los campeonatos u olimpiadas no compiten hombres y mujeres juntos, será por algo. Es evidente que las características físicas del cuerpo del hombre son más favorables para superar las pruebas requeridas.

¿Cree que el nivel de las pruebas físicas es una de las causas para la gran diferencia de personal masculino y femenino?
María Luisa: SÍ, pienso que el nivel físico es muy alto y eso limita a las mujeres.

Elisa: Si, creo que en muchos casos es así. También es cierto que trabajos físicos como policía o bomberos, son trabajos en los que creo que se necesitan unas características personales para desarrollar ese trabajo, quizás menos abundantes en la mujer que en el hombre.

Eva: Seguramente sea uno de los principales motivos, pero también entra en juego parámetros como la vocación por esta profesión que normalmente en mujeres es menor que en hombre.

Elisa, profesional del cuerpo de bomberos de Talavera de la Reina (Toledo). 14 años en el cuerpo de bombero.
Elisa, profesional del cuerpo de bomberos de Talavera de la Reina (Toledo). 14 años en el cuerpo de bombero.

¿Ha sentido alguna infravaloración entre sus compañeros?
María Luisa: Yo no me he sentido infravalorada en ningún momento.

Elisa: No es que tengamos ventajas, sino que somos diferentes, y puesto que nuestro trabajo es en equipo, cada uno aporta lo mejor de sí mismo. En este trabajo es necesario complementar unas habilidades con otras y el que una mujer tarde diez segundos más en realizar una prueba, no creo que sea un motivo para cerrarle las puertas a esta profesión, porque podría ser ventajosa en otros aspectos.

Eva: No. En mi opinión el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo es necesario y obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra, sean reales y efectivas. Sin embargo, actualmente comprobamos que esta norma no se lleva a cabo dentro de las oposiciones para el acceso al cuerpo de bomberos. No sólo a nivel regional, sino también a nivel nacional.

¿Cree que las mujeres tienen ventajas físicas que los hombres no tienen y pueden ser beneficiosas para las intervenciones? (más flexibilidad, menor consumo de oxigeno…)
María Luisa: En una intervención existen muchos factores, pero más importante que la flexibilidad es tener la cabeza en su sitio en situaciones de riesgo, saber afrontarla y saber resolverla, eso es lo importante, tener mucha sangre fría. Y en esto pienso que las mujeres y los hombres están igualados, hay mujeres miedosas pero eso no les libra a los hombres que en el fondo son peores.

Elisa: Al principio si las protagonicé, pero en algún momento puntual y con algún compañero en concreto. Sin embargo, en general no.

Eva: No es que tengamos ventajas, sino que somos diferentes, y puesto que nuestro trabajo es en equipo, cada uno aporta lo mejor de sí mismo. En este trabajo es necesario complementar unas habilidades con otras y el que una mujer tarde diez segundos más en realizar una prueba, no creo que sea un motivo para cerrarle las puertas a esta profesión, porque podría ser ventajosa en otros aspectos.

¿Qué opina sobre la inexistencia de evaluaciones físicas a lo largo de la profesión? 
María Luisa: No me parece bien. Creo que en nuestro trabajo es muy importante estar física y psíquicamente bien, yo soy partidaria de hacer obligatorias tanto pruebas físicas como médicas anuales, es una buena manera de saber cómo está el personal.

Elisa: Creo que deberían existir por propia seguridad y de los demás. De alguna manera se debería incentivar el mantenimiento físico. De hecho, aunque no hay evaluaciones físicas a lo largo de la profesión existen actividades como olimpiadas policías y bomberos con este fin.

Eva: Puesto que nuestra propia seguridad depende, entre otras cosas, de nosotros mismo, cada uno por su propio bien, debería tratar de mantenerse en condiciones óptimas para desempeñar su trabajo.

María Luisa, 48 años. Profesional del cuerpo de bomberos de Almadén (Ciudad Real)
María Luisa, 48 años. Profesional del cuerpo de bomberos de Almadén (Ciudad Real)

¿Cree que se respeta la Ley de igual de equiparaciones laborales entre sexos?
María Luisa: Yo personalmente no me siento discriminada laboralmente, no sé si será mi caso o creo que en general las mujeres bombero están equiparadas con el resto del personal.

Elisa: No en absoluto.

Eva: No. En mi opinión el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo es necesario y obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para que la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra, sean reales y efectivas. Sin embargo, actualmente comprobamos que esta norma no se lleva a cabo dentro de las oposiciones para el acceso al cuerpo de bomberos. No sólo a nivel regional, sino también a nivel nacional.

¿Cree que en las pruebas se deberían valorar otras cualidades independientes de la cualidad física?
María Luisa: Creo que es importante valorar todas las cualidades, independientemente de que las pruebas físicas sean un alto porcentaje porque es muy importante la fuerza, la habilidad y la agilidad en una intervención… ya que es el pan nuestro de cada día.

Elisa: Pienso que es importante tener ciertas cualidades físicas, pero se debería dar más importancia a la formación, la experiencia, el trabajo cooperativo…

Eva: Ya se valoran. Se hacen otro tipo de exámenes en la oposición. Pero creo que se deberían revisar para valorar otras aptitudes tan o incluso tan necesarias que las físicas.

¿Cómo se vive una profesión que en teoría, “es de hombres”?
María Luisa: Una profesión donde convives solo con hombres te hace más fuerte, te vuelves mal hablada, te ubicas donde ellos… pero es importante que ellos se sientan también a gusto con tu presencia y tu forma de actuar con ellos, en el fondo que te respeten como tú a ellos.

Elisa: Creo que como muchos de mis compañeros con la responsabilidad de estar buena forma, realizar cursos, practicar situaciones. Lo tienes presente en tu vida como el resto de los trabajadores.

Eva: Echo de menos estar con compañeras bomberas.

¿Se ha sentido incapacitada físicamente en alguna intervención?
María Luisa: Gracias a Dios todavía no he tenido esa incapacidad, que pienso, puede pasarle a cualquiera en cualquier momento, como ya he dicho en una intervención existen muchos factores y los de la cabeza son los principales… por muy fuerte que estés si tu cabeza dice «no» es que no. Y todos los días uno no se siente igual, sobre todo cuando ya entras en los 50.

Elisa: No, nunca me he sentido físicamente incapacitada. He trabajado turnos en una UVI en la que íbamos 3 mujeres: médica, enfermera, bombera y bombero. Me refiero a este caso porque íbamos 3 mujeres y nunca tuvimos ningún problema. Actualmente estoy en un parque en el que podemos estar de turno dos personas, creo que el problema en este caso es el déficit de personal no que yo el que yo sea mujer.

Eva: No me he sentido incapacitada, pero ha habido momentos más duros y difíciles que otros, aunque creo que siempre he sabido resolverlos.

 

Este reportaje ha sido realizado por Cecilia Moya y Sara Núñez

The following two tabs change content below.

Cecilia Moya

Latest posts by Cecilia Moya (see all)

Leave a Response