El pasado 11 de Julio la sala tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo admitió a trámite un recurso interpuesto por Ecologistas en Acción contra el Real Decreto 595/2014. En este decreto se aprobó el Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar que no había sido actualizado desde 1998.

El Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar que no había sido actualizado desde 1998 recoge según el BOE, el objetivo de conseguir el buen estado y la adecuada protección de las masas de agua de la demarcación, la satisfacción de las demandas de agua y el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial. Estos objetivos han de alcanzarse incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales. Para cumplir estos objetivos la planificación hidrológica se guiará por criterios de sostenibilidad en el uso del agua mediante la gestión integrada y la protección a largo plazo de los recursos hídricos, prevención del deterioro del estado de las aguas, protección y mejora del medio acuático y de los ecosistemas acuáticos y reducción de la contaminación. Asimismo, la planificación hidrológica contribuirá a paliar los efectos de las inundaciones y sequías.
Ecologistas en Acción se pronuncia puesto que entiende que el Real Decreto 595/2014 de El Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar lo que tenía que hacer era cumplir la directiva marco del agua del año 2000, que básicamente en sus principios más fundamentales habla de la sostenibilidad de las masas de agua tanto las superficiales como las subterráneas. “Por eso pensábamos que este plan realmente iba a resolver el problema de la cuenca del Júcar, porque entendemos que es una cuenca absolutamente sobre explotada en su tramo medio y en su tramo bajo” asegura Cipriano Escribano portavoz de Ecologistas en Acción de Albacete, especializado en temas de agua. Pero no ha sido así ya que este Plan es muy parecido al de 1998.

El recurso presentado ante el Supremo está basado en diferentes argumentos. En primer lugar, defienden que los objetivos ambientales del plan son “insuficientes y tardíos”. “Tardíos porque marcan objetivos a largo plazo entre 15 y 25 años para estabilidad a la bajada de niveles por ejemplo uno de ellos es el acuífero 18 e insuficientes porque no resuelve los verdaderos problemas que la cuenca requiere” añade Escribano. En segundo lugar, que los problemas de las Cuenca siguen hay porque no se resuelven.

“El principal problemas es la sobreexplotación” afirma Cipriano Escribano. Esta sobreexplotación según aclaró Ecologistas en Acción incide en los abastecimientos humanos y no se está pensando en el daño que realmente se le está haciendo a los ríos a nivel ambiental, el Júcar es uno de los ríos más degradados en cuanto a especies. A causa de la sobreexplotación el río ha cambiado por completo sus caudales ya que el máximo caudal de un río se da en invierno y debido a esto se está dando en verano por ello se están muriendo muchas especies ya que no se adaptan a no vivir en su hábitat natural. “Lo que debe hacer un plan hidrológico es organizar la pervivencia del agua del río, es decir, que agua necesita un río para sobrevivir en unas condiciones decentes” añade Escribano. Por esto y por la supervivencia del Júcar ecologistas en Acción decidió presentar este recurso, como modo de protesta por la supervivencia del Júcar.

Con la aprobación de este recurso Ecologistas en Acción está de enhorabuena ya que les llena de esperanza porque realmente quiere ver un tribunal una materia como esta. Porque en otras ocasiones incluso cuando el río Júcar se secó en el año 1992 los tribunales miraron para otro lado y no les hicieron caso. “Este es un paso muy importante para el río Júcar” aseguró Escribano.

The following two tabs change content below.

Leave a Response