Gustavo Molina es un joven de 33 años natural de Ciudad Real, su vida está dedicada enteramente al deporte, especialmente a la bicicleta. Se inició en este deporte con tan solo 13 años en nivel cicloturista, con 14 años se apuntó a la Peña Ciclista el Prado de Ciudad Real fue ahí donde le llegó la pasión por el ciclismo que cada vez practicaba más a menudo, hasta que en el año 1997 pasó a la competición en la categoría junior en el equipo Escayolas Blanco de Ciudad Real. En la temporada siguiente y también en la misma categoría fichó por la peña ciclista Chaparro (Suzuki) de Membrilla, en 1999 pasó a sub -23 con el mismo equipo, donde una dura caída le hizo colgar la bicicleta a mitad de la temporada.

En 2001 volvió a la competición, pero en la categoría ciclodeportista con el Club Ciclista la Canalla de Ciudad Real, y paralelamente con la ONCE de piloto de tándem para deficientes visuales y carreras de mountain bike con el Btt. Santo Domingo de Villanueva de los Infantes. En los años 2003 y 2004 dio un paso más y fichó por la Agrupación Ciclista Tricantina (Citroën- Espada) de Tres Cantos en la categoría élite. En 2005 y 2006 comenzó a formar parte del Club Ciclista Getafe en la categoría ciclodeportista.

Gonzalo era Sargento en la Academia de Infantería de Toledo cuando en 2009 sufrió un grave accidente de rapel volado en un puente sobre el Tajo lo que le llevó a una silla de ruedas tras haber sufrido una lesión medular. Pero esto no le hizo decaer y tras cinco meses ingresado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo e intensa rehabilitación Gonzalo vuelve al deporte. “Siempre había practicado deporte por lo que vi una salida en él” asegura Molina. Ahora es el turno de la handbike, la handbike como su propia palabra indica es una bicicleta de manos, el mecanismo de esta bicicleta es el mismo que el de una normal con sus cambios, frenos etc. Pero este está impulsado por las manos y el ciclista va tumbado en ella. “El deporte es una forma de vida, mi mundo gira en torno al deporte” Gonzalo afirma con esta frase que para él el deporte lo es todo. Desde que comenzó a dedicarse al deporte profesionalmente su forma de vida está adaptada a él, comida, descanso, entrenamiento, todo por el deporte. En épocas de alto rendimiento entrena seis días en semana y el rendimiento es máximo ya que lo hace en tres modalidades más el gimnasio.

Molina hace un año se inició en nuevo deporte el paratriatlón donde compite a nivel profesional. Al comenzar con este deporte las horas de entrenamiento son mayores y más duras ya que no solo se dedica a la handbike sino que tiene que nadar y correr. Como dice el refranero “Todo esfuerzo obtiene su recompensa” y Gonzalo Molina no iba a ser menos. En 2012 se alza con el título de Campeón de España de handbike y no quedándose tranquilo fue a por más y comenzó a competir profesionalmente en triatlón y duatlón donde en 2014 se proclamó Campeón de España de duatlón, tercero de España de triatlón y por si fuera poco Gonzalo es tercero del Mundo de duatlón. “Para mí el premio más importante fue el primero, porque fue una recompensa a mi esfuerzo y en el vi que lo que estaba haciendo cada día me gustaba más” asegura Molina.

La familia, pilar importante
“Mi mejor premio es mi familia, ya que sin su apoyo esto no sería posible” Gonzalo Molina hace hincapié en que la base fundamental de que siga adelante con el deporte es su familia y el apoyo que recibe de ella. ”Apoyo familiar lo tengo todo, el tiempo que paso entrenando e incluso descansando pues no lo paso ayudando en casa, recogiendo a la niña, son trabajos que me quitan” asegura Gonzalo añadiendo “mi mujer es una crack”. El apoyo de su mujer ha sido imprescindible en estos seis años desde que tuvo el accidente ya que es con ella con quien hace vida y es su mayor pilar. Vivir como dice el por y para el deporte te quita tiempo familiar y social y si los que te rodean no lo entienden no pueden convivir con ello.

FUCICAM, una puerta abierta
Fucicam es la Fundación Ciclista de Castilla la Mancha. Esta fundación nace con el objetivo de apoyar la promoción, desarrollo y mantenimiento en todo el ámbito nacional del deporte en general y el ciclismo en particular entre los grupos de población más desfavorecidos, tales como personas con cualquier tipo de discapacidad, hombres y mujeres en riesgo de exclusión social, personas mayores de 55 años y menores de 14, con especial atención en las poblaciones de la Comunidad de Castilla la Mancha.

Gonzalo Molina tras el accidente con algunos amigos más fundó esta Federación para ayudar a las personas en situaciones similares a la suya a desarrollarse en el deporte y lo ha conseguido. La Federación cuenta con cinco áreas diferentes de trabajo, estas áreas son las siguientes. En primer lugar, área inclusiva en esta área desarrolla varios modelos de actividad donde la práctica del deporte como herramienta inclusiva es la base de todas ellas. Bicicleta inclusiva, donde el objetivo es introducir en los centros educativos el concepto inclusión a través del deporte, con charlas de deportistas como Gonzalo y actividades de familiarización con el ciclismo adaptado. Biciatrevidos, donde trabajan el conocimiento de los dispositivos ciclistas adaptados. Sobre Ruedas, aquí la Federación intenta descubrir los procesos de transferencia a los dispositivos adaptados, fomentando la independencia y la confianza de los afectados. Cerebros Ciclistas esta actividad diseñada está para introducir a personas con daño cerebral adquirido a la práctica del ciclismo inclusión. Jornada multideportiva donde el deporte se adapta para su práctica en inclusión total con sus familias y amigos. Y por último Rodando en el Hospital, en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, mostramos a los pacientes, en colaboración con la dirección deportiva del hospital, la posibilidad de mejorar su calidad de vida con la práctica del ciclismo adaptado. “Esta es la actividad más gratificante ya que ven que hay más cosas que no solo es silla y casa, también me ven a mí que voy y vengo y lo ven como una puerta abierta” añadió Molina.

La segunda área de Fucicam es el área formativa donde potencia la formación de profesionales cualificados en deporte inclusivo y en el deporte de competición mediante, un convenio con la UCLM para que sus alumnos realicen prácticas en las actividades de Fucicam. Microformación en inclusión como complemento a profesionales de la actividad física. También tiene otro convenio con la UCLM para realizar diversos test y pruebas a sus deportistas becados. Y programas de inserción laboral, mediante prácticas en las actividades de alta competición de FUCICAM, en el marco de convenios con la UCLM y centros formativos de Formación Profesional. Área de Competición donde apoya las personas con diversidad funcional que apuestan por el deporte de competición. Área de la mujer donde entiende que el deporte debe ser una herramienta de igualdad de oportunidades. Y enseñan sus actividades a mujeres afectadas por violencia de género, cáncer de mama etc, como apoyo a la normalización de sus vidas. Y por último, Área de Investigación donde valoran mediante estudios lo realizado en todas las anteriores.

Con todo este trabajo tanto Gonzalo Molina en particular y Fucicam en general buscan la inserción de las personas en el deporte, fomentando este como forma de vida. Y como dice él “como puerta abierta cuando todas las demás están cerradas”.

The following two tabs change content below.

Leave a Response