Desde este mismo año, los periodistas formados en Castilla-La Mancha salen a un complicado mercado laboral que plantea numerosas incógnitas para el futuro. A estas alturas, es de sobra conocido que el periodismo no atraviesa su mejor momento. El importante descenso en la inversión publicitaria, la falta de credibilidad de los medios o el imparable ascenso del uso de Internet como herramienta informativa son algunas de las causas que han conducido a la profesión a esta difícil situación. Según el Informe de la Profesión Periodística de 2013, desde el comienzo de la conocida crisis económica en 2008, se han cerrado más de 284 medios, y 11.151 periodistas han pasado a engrosar las listas del paro en España (teniendo en cuenta los trabajadores de Canal9). Y, por ahora, las perspectivas de futuro no son nada halagüeñas.

El panorama en Castilla-La Mancha no dista mucho del nacional, pero además suma una serie de rasgos que dificultan la implantación de empresas periodísticas regionales, como son la baja difusión de los diarios o el bajo interés por los asuntos de las provincias vecinas (según el I Informe de Investigación sobre el Consumo Informativo de los Jóvenes de C-LM). Además, cabe recordar que la creación del Colegio de Periodistas está todavía en el aire, mientras se discute si debería permitirse la entrada en él de los no periodistas profesionales.
A nivel provincial, en Cuenca cabe destacar las diferencias de consumo que pueden existir con otras provincias. Para una provincia en la que tan solo dos municipios tienen más de 10.000 habitantes (Cuenca y Tarancón), y donde la población está gravemente envejecida, la prensa tiene un papel esencial. Según el profesor de Historia Contemporánea en la UCLM, Ángel Luis López Villaverde: “Hay un lector típico de toda la vida que va al bar, se toma el café y lee el periódico, que se sigue manteniendo hoy en día. De hecho, los periódicos provinciales que han nacido en los últimos años siguen dirigiéndose a gente que los lee en lugares públicos y necesita saber qué ha pasado en la provincia. La gente con cierta edad, de no existir la prensa en papel, se sentiría huérfana”. Es decir, aunque la difusión de los diarios conquenses sea baja, no cabe duda de que su audiencia la forma gran parte de la población provincial, el índice de rotación de los ejemplares es alto. De hecho, más que el descenso en el número de lectores, se ha atribuido al descenso de la inversión publicitaria (sobre todo, institucional) el cierre del que fuera el único periódico en papel en el año 2013, El día de Cuenca. Con este hecho, Cuenca, junto a Guadalajara, pasó a ser una provincia sin ningún medio en papel. Desde entonces, han aparecido nuevos medios en este formato, tales como Las Noticias de Cuenca o La Tribuna de Cuenca.
Pero, ¿qué supuso la desaparición del papel en Cuenca? La presidenta de la Asociación de Prensa de Cuenca, Elisa Bayo, es tajante al respecto: “Un gran apagón. Un palo grande para la pluralidad. En los pueblos se quedaron sin ninguna manera de enterarse de nada. Además desapareció la principal escuela de periodistas de la ciudad”. Y es que, aunque fueron muchas las publicaciones digitales que surgieron tras la desaparición de la prensa, el acceso a ellas no siempre es fácil para los más mayores, quienes pasan a tener como única referencia los medios de comunicación audiovisuales.

En lo relativo a este tipo de medios, junto al cierre de CNC en 2013, el pasado mes de octubre se cesaron las emisiones de Tele Tarancón tras 27 años de historia. Así, ambas localidades carecen de televisiones locales y provinciales. A nivel regional, Castilla-La Mancha cuenta con una televisión pública (Castilla-La Mancha televisión) y otra privada (La Regional de C-LM). La radio, cuyo consumo se ha mantenido durante los últimos años, supone otro campo laboral importante para los periodistas, ya que en toda la provincia hay más de una treintena de emisoras. Sin embargo, se repite la situación: el consumo puede no haber disminuido, pero sí lo han hecho las inversiones publicitarias. Estamos en las mismas.
Así se encuentra la situación periodística en una región en la que se implantó el grado en Periodismo en la universidad hace 5 años, y donde el paro en este sector ha aumentado un 354% de 2008 a 2013. Ante estos datos, ¿por qué se decidió crear en Cuenca una Facultad de Periodismo? “No sé en qué datos se basaron para poner Periodismo en Cuenca. El Vicerrector anterior dijo que muchos estudiantes se iban fuera a estudiar Periodismo. ¿Es ese un argumento de peso? ¿Hay que basarse en la demanda de profesionales o en la voluntad de querer estudiar? Para que ahora la primera promoción no tenga ni medios ni prensa”, afirma Elisa Bayo. Apoyando esta última afirmación, el decano de la Facultad, Antonio Laguna, confirma que, de la primera promoción de la misma, el número de egresados ocupados no llega al 50%. Egresados que, en la mayoría de los casos, continúan con sus estudios, especializándose con algún máster o aprendiendo idiomas; otros, consiguieron un contrato de prácticas; y, la gran minoría, un contrato laboral.

Con todo lo anterior, el futuro no anima al optimismo. A corto plazo no parece esperarse una mejoría de la situación. Mientras que en una provincia envejecida y rural como la conquense la difusión se mantenga baja y la inversión publicitaria descienda, la prensa, como principal medio para la obtención de noticias por la población, seguirá de capa caída. A partir de ahí, los futuros periodistas tendrán que hacer un gran esfuerzo para conseguir labrarse su futuro y, seguramente, no aquí. Según Elisa Bayo: “En Cuenca no creemos que mejore esto porque no hay inversión privada. Si no hay dinero no hay medio de comunicación y no hay periodismo. Búscate la vida en todo el mundo”.
The following two tabs change content below.

Daniel Redondo

Estudiante de Periodismo. "Nosotros queríamos cambiar el mundo y, desde luego, no lo conseguimos. Ahora lo que intento es que el mundo no me cambie a mí" - Noviembre.
Daniel Redondo

Daniel Redondo

Estudiante de Periodismo. "Nosotros queríamos cambiar el mundo y, desde luego, no lo conseguimos. Ahora lo que intento es que el mundo no me cambie a mí" - Noviembre.

Leave a Response