El domingo 15 de noviembre la ciudad de Cuenca se transformó en su parte más antigua e histórica como es el Casco Antiguo para ser fotografiada. El motivo era la I Maratón Fotográfica “Ciudad de Cuenca” que organizaba la Concejalía de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de la ciudad con la Asociación de Fotógrafos de Cuenca (AFOCU). La iniciativa parecía arriesgada en un principio, según nos confesaron los organizadores durante el almuerzo el mismo día, pero finalmente los objetivos se vieron más que cumplidos. Para contextualizar un poco más, reseño que AFOCU nace en la primavera de este mismo año, momento en el que fotógrafos de diferentes puntos de la provincia ven la necesidad de aunarse en una misma organización, pues no había ninguna hasta el momento. Tal es así, que hoy día son más de 80 personas las que constituyen dicho grupo con una característica en común principal: la fotografía.

Respecto a lo que dio de sí la jornada, desde las 09.30 horas hasta las 10.30 se dejó abierto el plazo de inscripciones para todos aquellos que quisieron concursar. No había límites de edad, es más, se diferenciaban dos premios, uno para los adultos y otro para los menores de edad. Finalizado el plazo para apuntarse, el recuento total era de unos 106 participantes. Una cifra alta, que cumplía las expectativas para ser la primera edición, lo que a su vez delata la afición por las fotografías que hay en la ciudad. La nota predominante por la Catedral de la capital conquense y alrededores era ver a gente con cámaras fotográficas encima.

Fuente: elaboración propia
Participantes buscando el sitio idóneo para tomar sus fotos// Pablo Escribano

Nada más acabar el plazo de inscripción, pude reunirme con Jesús Cañas, director de AFOCU y Juan Alberto Lillo, uno de los vocales de la asociación, quienes me explicaron que ya habían hecho público el tema para las fotografías de la maratón: la geometría en Cuenca. Reconocieron que ellos lo sabían desde hace días, pero que hasta las 10.30 horas no lo hicieron saber para hacer más igualada y competitiva la maratón. “La elección del tema se debe a que es algo abierto para todos los públicos. Sobre ello pueden fotografiar niños, jóvenes, mayores. Lo que queríamos era esto, que todo el mundo que quisiera pudiera participar sin ninguna restricción” me afirmó Jesús Cañas.

No puedo pasar por alto la cantidad de los premios, lo que añade valor a la maratón, pues en la sección de adultos la cantidad alcanza los 500€ y en la de menores (15 años para abajo) el premio es de 120€, ambos canjeables en material fotográfico. La elección de los ganadores, se realizará a través de un jurado compuesto por: el director de AFOCU, algún miembro de la corporación municipal y dos fotógrafos que no pertenezcan a la asociación y que tampoco participasen en la maratón. Según me adelantaban, la semana que viene se sabrá el ganador a través de su página web: afocu.es

Hablando con varios de los concursantes, todos coincidían en algo, y es que iniciativas así son buenas, sobre todo cuando hay gente que da respuestas tan positivas a tales eventos. Hoy día la fotografía es un ámbito que se ha profesionalizado, pero que a la vez se ha hecho más accesible a más partes de la población. Por ello, los organizadores me aseguraron que una de las normas obligatorias a cumplir por los participantes es que no se podía retocar ni manipular el resultado final para enviar a concurso, salvo las opciones que les diese la cámara a cada uno. Todos ellos tuvieron desde las 10.30 hasta las 13.30 horas para fotografiar algo relacionado con la geometría, sin alterar su imagen final a concurso, enviando esta en formato JPG al correo de la organización.

Pasada una semana de la celebración de la maratón, se publicaron los ganadores en las dos secciones distintas. En la categoría de adultos, Luis Alberto Fernández Navarro resultó ganador de los 500€ correspondientes. Aquí podemos ver la imagen que le hizo ganar:

Luis Alberto Fernández Navarro, ganador de la maratón
Foto de Luis Alberto Fernández Navarro, ganador de la maratón

Por su parte, Ángela Muñoz Zomeño ganó en la categoría infantil, por lo que se llevó 120€ en material fotográfico. Esta es la imagen que le otorgó el premio:

Foto de Ángela Muñoz Zomeño. ganadora de la categoría infantil
Foto de Ángela Muñoz Zomeño. ganadora de la categoría infantil

En las dos imágenes ganadoras se puede observar como la geometría, tema principal de la maratón brilla por su presencia.

En palabras del ganador de la máxima categoría: «Es un orgullo poder ganar una maratón así en la que hemos concursado más de cien fotógrafos, pero lo más importante es que hemos podido encontrar un espacio donde disfrutar y tener arte de maniobra haciendo lo que más nos gusta: fotografiar» afirmaba Luis Alberto.

Eventos así son los que fomentan la cultura y el amor hacia un arte tan poco valorado como la fotografía. Para hacer balance final, Jesús Cañas, director de la asociación nos cuenta qué sabor de boca se les ha quedado y nos da un adelanto de cara al futuro.

 

 

 

The following two tabs change content below.

Pablo Escribano

Proyecto de periodista, aunque me hubiese gustado ser una estrella de rock.
Pablo Escribano

Pablo Escribano

Proyecto de periodista, aunque me hubiese gustado ser una estrella de rock.

Leave a Response