Es un elemento indispensable y preciado en nuestras cocinas. El azafrán o también conocido como “oro rojo” alcanza un gran valor debido a que sus procesos de plantación, recogida y sobre todo manipulación son bastante delicados. Actualmente su precio por kilo está en 2.400€, dependiendo de sus matices y necesitándose para esto aproximadamente unas 248.000 flores de azafrán.

En Castilla la Mancha tiene un gran auge debido a su denominación de origen, dando trabajo a bastante gente en la comunidad ya no solo por el cultivo, sino por el envasado del mismo. El municipio conquense de Las Majadas ha querido unirse al tratamiento de esta flor de tanto valor. En junio de este año el Ayuntamiento realizó un encargo de hacer un Plan de Gestión de Paisaje para conseguir recursos económicos al biólogo ambiental Félix Ignacio Olivares Ponce. Al empezar a documentarse, el técnico descubrió que el término de Las Majadas está incluido en la Denominación de Origen Azafrán de La Mancha. Y tras realizar una encuesta a la población, se demostró que el cultivo de esta especia era habitual hace años en los pequeños huertos familiares.

Posteriormente se estableció contacto con grandes cultivadores de azafrán en la provincia de Albacete que tras la visita al pueblo conquense se confirmó que es un territorio con unas condiciones edáficas idóneas para la plantación del Crocus sativus L. (Azafrán), aunque también hubo dudas por parte de los asistentes respecto al clima de Las Majadas. Tras la visita de los productores se acordó que éstos suministrarían los cromos (especie de cebolla de donde sale la flor) necesarios para la realización del experimento de plantación. Los beneficios para el pueblo con este desarrollo pueden establecerse en dos niveles, económico y social. En el primero, se considera importante que esta especia es un producto de gran valor que nunca ha bajado de precio. “Lo más particular del azafrán que puede sacarse de Las Majadas es que sería el primero en ser Denominación de Origen Azafrán de la Mancha, ecológico y además originario de un Parque Natural” afirma el biólogo Félix. Dentro del valor de esta flor, el ser D O y ecológico supone ser un 60% más caro de lo normal. El cultivo en este municipio “podría aspirar a ser el azafrán más caro del mundo” según asegura Olivares por los dos valores citados: la Denominación de Origen y ser ecológico.

4dedb8c2-a8fd-4d4b-b913-3361c963ee23
Miembros de la asociación en las tareas de cultivo

Por otra parte, son los vecinos del pueblo quienes aportan la mano de obra que se necesita, esta es la parte social del proyecto. Así empezó este experimento que puede llevar al municipio conquense a conseguir su fin de conseguir recursos económicos, pero también a la inclusión de la Serranía de Cuenca como productora de Azafrán. En este apartado humano, lo más destacado es que el plan además de ser demandante de gran cantidad de mano de obra y principalmente femenina, ayudaría al pueblo a fijar población y luchar contra el principal problema del pueblo y de toda la Serranía “la despoblación galopante”. Otro punto importante de este factor social es el de desarrollar una actividad que pueda dar marketing al turismo; “imagínate un otoño lleno de rosas de azafrán alrededor del pueblo, podría ser una especie de revulsivo turístico al estilo de la floración de los cerezos en el Jerte” apunta Félix. Todo esto sin tener en cuenta el añadido en las ventas de todas las aromáticas u sazonadoras que salen gratis a Las Majadas como el orégano, el romero, rojillos, etc., lo que puede ayudar, según Olivares, a “crear una industria para crear a su vez futuro a medio largo plazo no solo para el pueblo, sino para toda la comarca”.

Para realizar el experimento de la nueva plantación y sus posibles proyectos posteriores se ha creado una asociación ciudadana, sin ánimo de lucro, denominada Flor de Oro de Las Majadas y que se encarga de la gestión y aportación de los medios humanos para que este proyecto salga adelante. La asociación consta de 24 socios, los cuales abonaron una cantidad simbólica de 10€ y cuentan con la colaboración del Ayuntamiento. “Es un proyecto, por lo que si no sale no pasa nada, pero si finalmente conseguimos un buen azafrán, colaborará más gente” atestigua Esther Bonilla, una integrante de la asociación.

IMG-20151116-WA0019
Cromos de azafrán

Posibilidades de éxito y colaboración

Al ser un experimento, tiene su porcentaje de éxito y de fracaso. Es difícil valorar que parte ganará porque el proyecto se encuentra en la primera fase, pero el biólogo hace hincapié en que hay buenos cimientos apoyándolos. “Hemos establecido un convenio muy ventajoso para poder empezar. Los mayores productores de España nos aportan las cebollas (cormos) con el único compromiso de devolverlos a cuatro años vista, cuando nosotros obtengamos nuestra primera producción y además nos garantizan la compra del azafrán a dos años y precio mínimo de mercado”.

En cuanto a la colaboración de la Junta y el Ayuntamiento que son las dos instituciones que tienen que apoyar este Plan, miembros de la asociación aseguran que ha sido fundamental porque no ha sido un proyecto que haya surgido desde arriba hacia abajo. Ha sido la sociedad civil que al saber que el municipio tenía D O de la Mancha han querido construir esta aspiración.

Proceso de la flor    

El desarrollo positivo de un buen azafrán tiene que ver mucho con factores naturales y humanos, “los cuales cumplimos porque hay gente que se ha volcado mucho con este proyecto, sobre todo gente joven”, asegura el alcalde de Las Majadas, José Manuel González. Lo bueno de esta planta es que se adapta muy bien a las condiciones naturales del cultivo. La recolección de la flor se da entre la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre. Y lo más idóneo para la recolección de esta flor es que se realice en las primeras horas del día, para evitar que esté expuesto a mucho calor. Tras la recogida se realiza la monda de la flor, que es el proceso de desbriznar lo que se ha recogido y extendido previamente evitando su apelmazamiento. La siguiente fase es la del tostado, siendo una parte muy delicada porque de ésta dependen aspectos tan destacados del azafrán como el aroma o su poder de coloración. Acto seguido del tostado se debe guardar de forma rápida en envases que lo protejan de la luz y mayoritariamente de la humedad.

Debido a que es un experimento que está en su fase más verde, se han propiciado dos terrenos de no muy gran tamaño. Las dos parcelas de plantación tienen una superficie total de 150 metros cuadrados, 75 cada una, de forma rectangular y dimensiones de 5 m x 15 m. Cada parcela está dividida en tres partes de 25 m2 cada una que se plantan con los siguientes métodos todos ellos considerados en la categoría de cultivo ecológico y con cormos certificados de la Denominación de Origen Azafrán de Castilla La Mancha.

8e7d3073-2682-4fee-99cd-9c51a2532a62
Niñas del pueblo en las parcelas de cultivo

Posible impacto ambiental

Como les comentaba, el biólogo encargado del estudio ha sido Félix Ignacio Olivares Ponce, con más de diez años de experiencia en gestión ambiental  de la delegación de obra civil de Madrid. Por otro lado, ha dirigido bastantes proyectos de grandes obras de diseño, gestión y ejecución en jardinería. Sus especialidades son la gestión ambiental de infraestructuras singulares, la restauración y gestión ecológica del paisaje y proyectos de I+D+I. En la Serranía conquense ha llevado a cabo proyectos como el plan técnico de gestión del coto de caza mayor de Villalba de la Sierra y su gestión biológica o el Estudio de Impacto Ambiental P.A.U. Señorío del Pinar II de Cuenca, sin olvidarnos de éste último de planificar los recursos naturales del municipio de Las Majadas.

Con esta trayectoria, uno de los puntos que más ha tenido en cuenta el biólogo es el posible impacto ambiental que puede tener el proceso, por lo que ha establecido unas pautas para paliarlo o reducirlo al máximo posible. “Para limitarlo se balizará de forma preventiva un área de 15×30 metros, perimetral a cada parcela cuyo interior será el único lugar donde podrá trabajar o estacionar la maquinaria presente en los trabajos” afirma Félix. En cuanto al espacio perimetral a las parcelas en las que sí tendrá acceso la maquinaria, una vez realizada la plantación y vallado definitivo de la parcela se pasará a realizar una inspección de los posibles daños producidos sobre las formaciones vegetales existentes en la actualidad y sobre el suelo, realizándose posteriormente una valoración de los mismos como base para la presentación de medidas correctoras a realizar si fuera el caso.

Después de los permisos otorgados por el Ayuntamiento de Las Majadas y la Delegación Provincial de Cuenca de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, Las Majadas se ha puesto en marcha para este nuevo proyecto como intento de recursos económicos y poblacionales. Tal y como afirma Esther: “Como experimento puede que salga a flote o no, pero lo importante es que la gente de este pueblo tenga ganas de ir a más”.

The following two tabs change content below.

Irene Gonzalez

Latest posts by Irene Gonzalez (see all)

Leave a Response