Cada vez es más común ser emprendedor en el mundo del periodismo. La situación que éste vive obliga a sus profesionales a buscar otras alternativas y crear sus propios medios. Gracias a los bajos costes que supone fundar uno, los medios digitales se presentan como el futuro de los medios de comunicación.

Es el caso del portal web “Voces de Cuenca”, una apuesta de periodismo local que está cosechando un gran éxito, a pesar de que el panorama periodístico sea tan poco halagüeño. Fundado en el 2009, surge tras el cierre del periódico impreso “La Tribuna de Cuenca”. Y es que cada vez es más habitual que la desaparición de un medio provoque la creación de otro a través de sus periodistas.

En esta amplia entrevista hablamos con uno de sus fundadores. Se trata de Jesús Huerta, licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Entre el 2004 y 2009 trabajó como redactor en “La Tribuna de Cuenca” en diferentes áreas. Tras el cierre de este periódico, se lanzó a la aventura en noviembre de 2009 con “Voces de Cuenca”, portal que fue comprado en 2011 por Amaranto Consultores.

¿Cómo surge la idea de crear un medio digital?

Voces de Cuenca comenzó a gestarse pocos meses después de la desaparición de La Tribuna de Cuenca, donde trabajamos todos los que pusimos en marcha este nuevo proyecto. Era el año 2009 y ya intuíamos que si no nos decidíamos por lanzar nuestro propio periódico sería muy complicado encontrar trabajo en un medio de comunicación conquense, así que decidimos probar suerte. Por otro lado, desde el primer momento tuvimos bastante claro que queríamos hacer un periódico digital, ya que le vimos una multitud de ventajas frente a los medios impresos. Por ejemplo, los costes son mucho más reducidos en el formato digital, algo muy importante en estos tiempos de crisis.

Al crear vuestro medio digital, ¿os fijasteis en otras experiencias similares? En caso de ser afirmativa la respuesta, ¿cuáles fueron?

Investigamos todos los periódicos digitales para ver su forma de trabajar. No sabría decirte si nos fijamos más en lo que hacía El Mundo, El País, Las Provincias… En realidad Vocesdecuenca.es se fue moldeando sobre la marcha, a base de prueba y error hasta encontrar un sistema de trabajo propio que hemos mantenido hasta ahora.

¿Qué es lo más importante para un medio digital?

Sin lugar a dudas la inmediatez, hay que ser el primero en sacar esta noticia porque el primer artículo que se publique en Internet es el que se difundirá más en las redes sociales y llegará a más lectores. En el periodismo digital hay que ser el más rápido del Oeste, puedes contar incluso la noticia mientras se está produciendo, no esperar a que ya se haya producido. Eso tiene también inconvenientes, ya que es más fácil cometer errores y no da tiempo a reflexionar demasiado sobre la noticia que se está contando, pero es algo que deben ejercitar los periodistas.

¿Cómo se gestiona un medio digital?

En primer lugar, estando disponible las 24 horas los siete días de la semana. Con los nuevos medios que tenemos a nuestro alcance, tenemos siempre el periódico en nuestro bolsillo gracias a los Smartphone. Los cuatro periodistas que conformamos el equipo de Vocesdecuenca.es estamos en contacto continuo por WhatsApp. Somos pocos pero intentamos que no se nos escape nada. Por otro lado, nos gusta que la página esté casi en constante actualización: en una hora ha podido cambiar prácticamente toda la portada de la web. Las redes sociales son también clave en nuestra estrategia, hay que informar a través de ellas al lector y a la vez interactuar con ellos, ya que también te proveerán de noticias.

Por otro lado, si a lo que te refieres es a la gestión económica o administrativa, el equipo original de Vocesdecuenca.es se hizo cargo del periódico hasta abril de 2011, cuando una empresa adquirió la marca. Personalmente para mí fue un alivio porque el periódico nunca tuvo un sostén económico, de hecho hasta esa fecha estuvimos trabajando sin cobrar un céntimo. Lo poco que conseguíamos en publicidad lo utilizamos para pagar el mantenimiento de la página web. Era además frustrante intentar acudir a los comercios y que no vieran las posibilidades que le ofrecía anunciarse a la web frente al papel. Todavía hoy son muchas las empresas que desconfían de la web, que únicamente se publicitan en periódicos escritos, aunque se nota que las cosas están cambiando. Por mi parte, me siento más feliz ocupándome únicamente de los contenidos y no de tareas administrativas, y aunque Vocesdecuenca.es ya no sea nuestro, yo siempre podré presumir en mi currículum de que fundé un periódico.

Lo que parece evidente es el que el periodismo vive una época en la que se gira hacia lo local. Ahí quizás esté el éxito de Voces de Cuenca, al saber anticiparse a este hecho.

La cercanía es una de las claves para Vocesdecuenca.es. Mucha gente me pregunta por qué no tenemos sección nacional o internacional, pero entendemos que para eso la gente tiene otros medios de comunicación que poseen recursos para informar correctamente sobre estos asuntos. Lo que más le interesa a los conquenses es que se difundan cuáles son los problemas de su barrio y en eso centramos nuestros esfuerzos. En la capital ya hemos conseguido ser un diario de referencia y espero que pronto tengamos esa misma fuerza en la provincia.

¿Crees que ese es el camino que ha de seguir el periodismo? Dejar a un lado la globalización de los últimos años y hacer un periodismo más cercano, más local.

Supongo que hay espacio para ambos formatos, pero creo que cada medio tiene que tener claro sus objetivos. Por mi parte creo que sería más efectivo tener un ‘Voces’ en cada provincia castellano-manchega que un ‘Voces de Castilla-La Mancha’, ya que haciendo una cabecera regional la información quedaría más dispersa y eso no le gusta al lector, que quiere encontrar de un solo golpe de vista la información en la que se habla de su localidad. El refranero es siempre sabio y aquello de “el que mucho abarca, poco aprieta” es cierto, nosotros preferimos hacer un gran periódico local o provincial que un periódico regional que no esté a la altura de nuestros lectores.

¿Hay diferencias para el periodista entre trabajar en un medio escrito y otro digital?

Yo he tenido la oportunidad de trabajar en ambos formatos y es muy diferente. Cuando trabajaba en la desaparecida ‘La Tribuna de Cuenca’, aunque de vez en cuando aparecía la amenaza del cierre de la edición, normalmente se podía trabajar de una forma más relajada, masticar más los temas. En Vocesdecuenca.es tenemos que ser rápidos y a la vez eficaces y eso supone más presión. Desde hace ya algunos meses suelo asistir a las ruedas de prensa con mi ordenador, para escribir la noticia al mismo tiempo que se está produciendo. Eso requiere una gran capacidad de síntesis y comprensión de los temas de los que se está hablando, pero es cuestión de práctica. Otra de las diferencias es que en el papel tienes un espacio limitado, el que te rige la maquetación, mientras que en un periódico digital esa limitación no la tienes. Otra ventaja del digital es que si cometes un error es muy fácil subsanarlo de inmediato, pero un fallo en un periódico impreso quedará para siempre en las hemerotecas.

Otro aspecto importante es la elaboración de las noticias. ¿Se realiza de la misma manera en uno u otro lado?

A nuestra generación de periodistas se le podría bautizar con un nombre tipo ‘Generación Google’ o ‘Generación Wikipedia’. Internet ha facilitado mucho nuestra labor: antes para encontrar información tenías que ir a la biblioteca a consultar voluminosas enciclopedias. Ahora tienes prácticamente todo a golpe de click, aunque también hay que tener el máximo cuidado porque en Internet también es muy fácil tomar por cierto algunos bulos o informaciones erróneas. La clave para evitarlo es contrastar la información, regla sagrada del periodismo. Respecto a las diferencias entre elaborar una noticia, además de lo que ya te he comentado de que no existe esa limitación de espacio (aunque hay que seguir reglas como la pirámide invertida), es importante también que se relacionen las noticias con otras sobre el mismo tema, a través de hipervínculos, para que el lector tenga los antecedentes del hecho. También hay que recordar que en una noticia en Internet también puedes incluir un vídeo, el documento al que se hace referencia la noticia, archivos de audio, gráficos… Las posibilidades son muy grandes.

¿Los criterios de noticibialidad son diferentes en ambos medios? Es decir, los factores que llevan a elegir las noticias.

Creo que no, si bien es cierto que al tener menos limitaciones de espacio en los periódicos digitales, hay más posibilidades de incluir noticias que tal vez no tendrían cabida en una edición en papel. Por ejemplo, a nosotros nos gusta incluir de vez en cuando noticias pequeñas, llamémoslas ‘costumbristas’, que en otros casos no pasarían de anécdota. Algunas veces nos han criticado por poner noticias de este tipo y sin embargo muchas se acaban colando entre las más vistas.

En general, los medios online parecen una representación de los periódicos de papel. ¿Crees que están aprovechados los recursos que ofrece Internet?

Creo que los grandes medios no están sacando el máximo partido a la web porque se resisten a abandonar el papel para centrar sus esfuerzos en el digital. Muchos suelen volcar la información de la web en la versión de papel del día siguiente. ¿Realmente tiene sentido eso? ¿Quién quiere leer en estos tiempos las noticias que se produjeron ayer? Si la noticia se ha producido hoy, quiero saber hoy lo que está pasando. Recientemente vimos en directo acontecimientos con el nacimiento del movimiento 15-M, con retransmisiones vía Twitter, Facebook, televisiones vía Internet… El periodismo no puede llegar tarde a estos acontecimientos, contarlos a toro pasado. Hay un ejemplo paradigmático de cómo hay medios en los que están haciendo mal las cosas. Como sabrás el día 25 de diciembre es costumbre en la prensa que no haya periódico. Eso supone que el día 26 de diciembre muchos periódicos salgan en portada con la noticia del discurso de Nochebuena del Rey. ¿Sacar como noticia principal de portada una noticia que se ha producido dos días antes? Es un insulto a la actualidad.

¿Cómo sería el día a día de un periodista digital?

Es estar permanentemente conectado a la noticia. En mi caso, antes de salir de casa suelo echar un ojo a los periódicos a través de mi teléfono móvil. También consulto las redes sociales, especialmente Twitter, para hacerme una idea del “sentir” de la gente ese día. Luego los procedimientos son parecidos a los de una redacción en papel: consultar boletines, realizar llamadas, intercambiar temas con los compañeros, acudir a ruedas de prensa… Tenemos complicado desconectar incluso para comer, ya que siempre llevamos el teléfono móvil y puede surgir la noticia en cualquier momento. Más de una vez me ha llegado a mediodía un WhatsApp de un amigo informándome de un accidente de tráfico, o de una salida de los bomberos. Pero bueno, para eso nos hemos metido en esta profesión, se supone que nos gusta. Nuestras parejas son las mayores damnificadas de este medio de vida.

¿Es necesario adaptarse para trabajar en un medio online?

No sé cómo serán las clases ahora de Periodismo, pero espero que en las facultades, aparte de las famosas teorías de la comunicación, estén enseñando también a los alumnos a manejarse en el lenguaje digital. Yo tuve hasta dos asignaturas en las que me enseñaban a utilizar un tipógrafo, pero no he utilizado el tipógrafo en mi vida. Aunque luego la práctica en un medio será decisiva, la formación en el aula es importante, pero se tiene que enseñar periodismo del siglo XXI y no del XIX. Creo que los estudiantes de periodismo llegan preparados para el medio digital porque se han criado con el lenguaje de Internet, eso es una ventaja para vosotros.

Un periodista que se forma hoy en día, ¿tiene que ser un periodista multimedia? Es decir, saber escribir para televisión, radio, papel e internet. ¿O más bien multitarea? Que sepa diseñar, fotografiar, montar, etcétera.

¡Si puede ser ambas cosas mejor! Desgraciadamente en las redacciones existe cada vez menos especialización. Si tienes un periodista todoterreno que redacta, maqueta, programa y hace fotos el editor se está ahorrando dos o tres sueldos. Son los tiempos que vivimos, y el que esté más preparado y sea más multidisciplinar es el que conseguirá uno de los escasos puestos de trabajo que hay. Quizás en un futuro, si las cosas mejoras, vuelva a hacerse un periodismo con profesionales definidos para cada área, hasta entonces, cuantos más palos maneje un periodista, mejor.

Retomando la prensa escrita, ¿está en su hora más baja el periodismo de papel? ¿Y el papel del periodista?

Yo pienso que los diarios en papel están ya muertos y enterrados. Mucha gente reclama su supervivencia apelando a la gente mayor que no tiene Internet, o a la agradable lectura del periódico en el bar. Todo esto acaba siendo residual ante la enorme masa de lectores por Internet que viene detrás. Para empezar, hay más gente mayor que sabe utilizar Internet de los que pensamos, y lo de la lectura en el bar se verá superado en el futuro con una tableta de bajo coste enganchada a la barra. Los grandes medios de comunicación están perdiendo ingentes cantidades de dinero manteniendo contra viento y marea sus ediciones en papel. ¡Y la verdad es que ya no quedan ni siquiera quioscos donde comprar periódicos! Respecto al periodista, últimamente se habla mucho del periodismo ciudadano, de que cualquiera puede hacer periodismo desde un blog. Eso puede ser cierto pero se supone que los periodistas de profesión tenemos una preparación determinada y que tiene que haber una diferencia cualitativa con lo que escriben estos ‘periodistas ciudadanos’. Por mi parte bienvenidos sean también, pero a la gente le digo que contraste siempre las noticias que vea por Internet, que los bulos se multiplican día a día.

Decía el periodista Philip Meyer que la prensa escrita desaparecería por completo en el 2043. ¿Estás de acuerdo con esa apreciación? ¿El futuro del periodismo pasa por la red e Internet?

Yo creo que desaparecerá mucho antes, al menos lo que se conoce como diario, aunque quizás el papel tenga una oportunidad de reinventarse aportando una información más sosegada, quizás a través de publicaciones semanales y de revistas que pueden profundizar más en los hechos, realizar los análisis que no se pueden efectuar con la frenética actualidad diaria. Por ejemplo, me extrañaría que ‘Time’ deje de publicarse algún día, aunque lo va a tener realmente complicado.

¿Son importantes las redes sociales?

Si Vocesdecuenca.es significa algo para esta ciudad es gracias a las redes sociales. Me atrevería a decir que hemos sido incluso pioneros en su forma de utilizarlas en España. Hay grandes medios que hasta ahora no sabían cómo usarlas y ahora mismo están buscando a ‘community managers’ para sus plantillas. Las redes sociales son la forma más rápida de llegar al lector y a la vez de comunicarte con ellos, de hacer que se sienta incluso partícipe de alguna noticia. Con ellas te comunicas en directo, compartes imágenes y vídeo, ellos te corrigen cuando te equivocas, te pasan información… Las redes sociales son ya una herramienta más de nuestra profesión y creo que son imprescindibles para cualquier tipo de empresa. Un periódico que no tiene cuenta en Facebook o Twitter o la tiene infrautilizada, directamente no existe.

Gracias a ellas, se puede hablar de periodismo ciudadano. ¿Estás de acuerdo con ese concepto? ¿Es necesario para el presente del periodismo? ¿supone un riesgo o una oportunidad a la profesión?

Como ya te he comentado, es el lector el que tiene que apreciar que existe una diferencia que hay entre la noticia que lee en el blog de mengano y lo que lee en un periódico digital. Si apenas lo nota es que el periodista digital no está haciendo las cosas del todo bien y tiene que dar un salto de calidad. Lo que sí es perjudicial es que en Internet es muy fácil que te plagien las noticias. He encontrado noticias mías en decenas de blogs y no siempre me han citado como autor, eso es algo que quizás en el futuro sí que haya que controlar.

Otra polémica que existe en el mundo del periodismo es sobre el manejo de las redes sociales. El hecho de que un periodista tenga un perfil en una red social puede ser un punto a debatir por la empresa periodística. ¿Se puede compaginar?

Creo que debería ser posible compaginarse. Por mi parte, si un día un jefe me critica o amenaza por algo que he publicado en mi perfil privado de Facebook lo más probable es que al día siguiente tenga mi dimisión encima de la mesa. Es cierto que los periodistas somos periodistas tanto si estamos en la oficina como si estamos fuera de ella, pero creo que también tenemos derecho a ser personas.

¿Debe controlarse ese perfil?

Como he dicho, no tendría por qué, aunque desgraciadamente algo de cuidado sí que hay que tener, sobre todo cuando se está buscando trabajo ya que cada vez se consultan más los perfiles de los candidatos antes de dar un empleo. No obstante, conozco a más de uno que lo que hace es tener dos perfiles digitales, uno en el que muestra su lado profesional y otro en el que es el mismo. Ojalá no tuvieran que disociarse.

En tu caso, ¿te has sentido alguna vez presionado por lo que escribes fuera de tu periódico?

Presionado no, aunque reconozco que alguna vez me he ‘autocensurado’ para no dar mi opinión de algún tema por si mi sentir es demasiado incendiario… Pero en general, en los perfiles digitales me suelo mostrar tal y como soy, y al que no le guste que no mire…

¿Se puede vivir de un medio digital?

¡Más me vale! En serio, espero que sí. Vocesdecuenca.es lleva cuatro años en continuo crecimiento, primero en cuanto a número de lectores y poco a poco también en ingresos por publicidad. Creo que cuando acabe todo esto de la crisis habrá futuro para esta profesión y para estos medios.

Autor fotografías: Jesús Huerta

The following two tabs change content below.

Leave a Response