Mesa, palas, pelotas y ya puede comenzar el juego de uno de los deportes olímpicos con mayor número de practicantes, el tenis de mesa. Este deporte conjuga a la perfección la preparación física con la psicológica. Se necesita pensar con inteligencia para desarrollar un juego que requiere gran esfuerzo físico, pero merece la pena, o eso mismo piensan tanto José Manuel Álvarez, entrenador de ping-pong en el Polideportivo San Fernando de Cuenca, como Santiago Pérez, jugador del Club Amigos del Ping-Pong de Cuenca.

Santiago Pérez, es un jugador que lleva vinculado a este deporte desde hace cinco años. La misma ilusión que le llevó a decantarse por este deporte continúa intacta, tanto así que aprovecha cualquier rato libre para coger una pala y darle a la pelota.

Pregunta: ¿Cómo y cuándo te acercaste por primera vez a este deporte?

Respuesta: Cuando salió la convocatoria de la escuela municipal de deportes decidí apostar por el tenis de mesa porque es un juego intenso con mucho intercambio de pelotas y al final lo que prevalece es la habilidad y la fuerza

P: ¿Qué significa para ti el tenis de mesa?

R: Sobretodo significa desarrollar habilidades nuevas y tratar de dominar tanto el partido como al rival

P: ¿Es un juego exigente?

R: Mucho, desde mi punto de ver es bastante difícil, sobretodo porque tiene muchos golpes distintos y hay que aprender mucha técnica para dominarlos

P: ¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?

R: Vengo dos días en semana y comienzo con un pequeño calentamiento para después retarme con aquellos que vienen al club deportivo

P: ¿Cuáles son los puntos fuertes en los que basas tu juego?

R: Básicamente el revés y devolver todas las bolas que me mandan y cuando tengo la oportunidad hacer los mates correspondientes

P: ¿Ha bajado el nivel del tenis de mesa español? 

R: Pienso que últimamente está mejorando el nivel de los competidores pero quizá lo que falta es más potenciar el deporte base, como aquí en Cuenca que sí que se está comenzando a llevar a cabo esta tarea, para que los niños comiencen a jugar desde que son pequeños. El único problema en este deporte es que como es un deporte minoritario no llena canchas de espectáculo para que la gente vaya en masa y no genera ese dinero como el fútbol por ejemplo, el nivel de ayudas también disminuye

P: ¿Cuál ha sido tu mayor logro en tu trayectoria?

R: Para mí el poder participar en los campeonatos ya es un logro muy importante

P: ¿Quién es la persona que más te ha influido en tu vida deportiva?

R: Las dos personas que más han influido sobre mí para el desarrollo de mi actividad deportiva han sido los dos organizadores del pingpong de Cuenca que son los entrenadores, Marcelino y José Manuel.

P: ¿Qué necesita el tenis de mesa para convertirse en un deporte con mayor aceptación entre el público?

R: Lo que necesitaría es que hubiera más jugadores profesionales, porque al nivel de tenis de mesa esto es un logro bastante difícil porque estamos hablando de una competición que se desarrolla en espacios pequeños, lo cual impide como he dicho anteriormente que haya un gran número de espectadores y se genere dinero por actividad. Eso es lo principal que a día de hoy falta en este deporte para que termine de consolidarse

P: ¿Qué es lo más importante de cara a una competición?

R: En primer lugar tener nivel, es decir, haber realizado entrenamientos y haber jugado mucho, después, este un deporte que requiere un nivel bastante alto de concentración y finalmente tener un esquema mental de cómo se va a desarrollar el partido

P: ¿Recuerdas algún torneo que para ti fuera realmente complicado?

R: Son los típicos partidos que te vas al tie-break, que es un juego especial que se utiliza para desempatar entre dos jugadores en un set, y al final acabas perdiendo y todo el esfuerzo que has realizado para intentar ganar a tu oponente se frustra.

P: ¿Es dura la competencia en esta disciplina deportiva?

R: Como en todas las disciplinas deportivas, en esta la competencia es mucha y los jugadores que realmente son buenos son los que al final prevalecen, con lo cual no hay ningún truco nada más que entrenar mucho y muy duro.

P: ¿Es un deporte solitario o por el contrario hay mucho apoyo entre los compañeros?

R: En mi experiencia dentro del tenis de mesa, siempre hay un núcleo de jugadores que te animan y se animan entre sí y son los que al final hacen que no pierdas ni las ganas ni la ilusión por seguir jugando.

P: Cuéntanos alguna anécdota que te haya pasado a lo largo de tu trayectoria

R: Una vez jugando un partido, en uno de los lances del juego, mi rival fue a marcar la pelota con la mala suerte de que tiro la raqueta con tanta fuerza que fue a parar encima de la mesa, rompió la red y casi rompe la mesa también, por lo que tuvimos que parar la competición. Me llevé un susto, pero al final fue algo gracioso.

P: Pensando a mediano y largo plazo ¿Cuáles son tus 2 o 3 objetivos a cumplir?

R: En principio llegar a dominar sobre todo el juego de ataque porque en el tenis de mesa hace falta jugar bien pero luego también hay que puntuar, necesitas ser agresivo en tu juego y para ser agresivo hay que dominar todos los golpes de ataque, básicamente el mate y contraatacar al juego de mi rival.

pingpoooooon
Algunos jugadores junto al profesor // Foto: Rosa María Salcedo
De jugador a entrenador

Por su parte, José Manuel Álvarez forjó y desarrolló su educación deportiva en Alemania. Allí aprendió todo lo necesario para convertirse en más de una ocasión en el campeón de varios torneos celebrados en la ciudad de Düsseldorf. Sin duda, un deporte por el que siente auténtica pasión, la misma que intenta inculcarles a sus alumnos.

P: ¿Cuáles han sido tus inicios y trayectoria en este deporte?

R: Mis inicios fueron en Alemania, allí aprendí a jugar. Con los años me fui formando como jugador, perfilé mi técnica y desarrollé mi juego, que es el que intento enseñar a los chavales. Dicho de otra manera, es una forma de transmitir mis conocimientos a todos los que les gusta esta disciplina deportiva, ya que la experiencia es un grado.

P: ¿Desde hace cuánto tiempo estás vinculado a este deporte?

R: Empecé a los 10 años en Alemania, y en Cuenca en lo referente a la escuela deportiva llevo alrededor de 12 años, con la ayuda de mi compañero Marcelino con el que me voy turnando en función del trabajo.

P: ¿Por qué el tenis de mesa?

R: Fue por gusto y porque aparte que este es un deporte en el que con dos personas es suficiente, no es como por ejemplo otros deportes que necesitan más jugadores, en mi caso es lo que me hizo declinarme por este deporte.

P: ¿Cuál ha sido el logro más importante a lo largo de tu trayectoria?

R: Todos mis torneos se llevaron a cabo en Alemania, por ejemplo en algunos campeonatos de Düsseldorf me proclamé campeón, pero nunca he participado a nivel internacional porque eso ya requiere mucho sacrificio, es decir, que tienes que invertir mucho tiempo de tu vida para dedicarte en exclusiva al deporte, y tampoco es un deporte donde se gane mucho dinero.

P: ¿Cuáles son las reglas de este juego?

R: Se juega al mejor de 11 puntos, y gana aquel que consiga una diferencia de dos puntos al llegar a 11, es decir, por ejemplo se puede ganar 11 a 9. Por otro lado, siempre sacan dos saques cada jugador y normalmente se suele jugar al mejor de tres sets.

P: Mucha gente dice saber jugar al ping-pong pero ¿realmente saben?

R: Esa es una concepción errónea que tiene la gente, porque aparentemente lo ven como algo sencillo pero luego no es así. Los primeros pasos se realizan sin la mesa, simplemente cogiendo una pala y una bola y comenzar a botar la pelota sobre la paleta, primero sobre una cara y posteriormente sobre las dos y finalmente ya se ponen en la mesa con media parte levantada y poco a poco dedicándole mucho tiempo. Hay mucha técnica, sobre todo a nivel de efectos en el saque, con lo cual no es tan fácil como la gente piensa. Sin ir más lejos en China, que es la primera potencia mundial dentro de esta disciplina, casi todos sus jugadores dedican una media de 6-7 horas para entrenar.

P: Es un deporte que requiere mucha constancia

R: Efectivamente, pero como en casi todos los deportes. En este quizá hay que buscar más el límite entre deporte profesional con todo el sacrificio que ello conlleva y entre el deporte de mantenimiento.

P: ¿Han aumentado las inscripciones este año o continúan igual que el año pasado?

pn
Un momento del partido //  Foto: Rosa María Salcedo

R: Está la misma gente, incluso yo diría que alguna más. Tenemos tres turnos, los martes y los jueves, de 17:00 a 18:00 que son los mayores, de 18:00 a 19:00 que son los juveniles y de 19:00 a 20:00 los más pequeños. Al principio muchos de ellos venían sin una base, no sabían ni coger una pala, entonces poco a poco con el tiempo han ido mejorando la técnica y la táctica, incluso muchos de ellos vuelven a repetir año tras año. Es un deporte que requiere mucho ejercicio físico pero no es tan de contacto como puede ser el futbol o el baloncesto.

P: ¿Cuál es tu método de entrenamiento?

R: Estar con ellos, siendo un apoyo y corregirles continuamente para que aprendan de los errores, pero sin estar encima de ellos, como algunos entrenadores que trata a los chavales como si fueran máquinas. Yo les dejo más divertirse y que exploren por ellos mismos.

P: ¿Ha bajado el nivel de tenis de mesa español?

R: El nivel no es que haya bajado pero sí que es cierto que se percibe mucha influencia extrajera. Sin ir más lejos, en la selección española tanto masculina como femenina hay muchos españoles de origen chino. Al igual que en España parece que la tradición deportiva es el fútbol, en Asia, sobre todo en China, en Alemania y Suecia la tradición es el tenis de mesa. Para poder seguir creciendo hay que estar en muchas competiciones y tener mucha gente buena.

P: ¿Cuál es la actual situación de la práctica de este deporte en Cuenca?

R: La situación del ping-pong en Cuenca es complicada, ya que recibimos poca o casi ninguna ayuda económica por parte de las instituciones. Si te fijas las mesas se encuentran todas remendadas, las arreglo yo, las pelotas de ping-pong las compramos nosotros, las palas las arreglamos y pegamos nosotros también. Es por ello que las circunstancias están bastante difíciles. Por otro lado, la ubicación geográfica de Cuenca, afecta directamente al tema de jugar competiciones contra otros equipos, porque los desplazamientos son siempre largos y se hacen muy pesados.

Mi deseo sería que las instituciones integraran las mesas de tenis en los parques al igual que hay porterías o canastas de baloncesto para seguir promocionando esta disciplina deportiva y por supuesto que los medios de comunicación den más cobertura a las competiciones y a los resultados.

P: Dime tres palabras que para ti engloben a este deporte

R: Constancia, sacrificio, gratificación

La situación no es muy alentadora, ya que lo fundamental, que es la ayuda económica no viene, sin embargo la confianza y la esperanza les sirve de impulso para no dejar caer la bola al suelo y seguir.

The following two tabs change content below.

4 comments

  1. Desde el Club Tenis de Mesa Cuenca queremos dejar claro que las deficiencias de la escuela no son exclusivamente por las pocas ayudas que se reciben, sino por la mala gestión del dinero por parte de sus entrenadores, así como la poca motivación para desarrollar este deporte.

  2. Que falsos sois los de la escuela
    Un monton de cosas de lo que dicen es mentira. Es mucho mejor el club tenis de mesa cuenca, a los chicos no les enseñan NADA les dejan tirados y les dejan hacer lo que quieran. En el club entrenamos bien y como dios manda y te lo pasas genial.

  3. Y la mayoria de los que estan ayi no se saben los golpes basicos del tenis de mesa
    Antes yo iba a la escuela vi que no aprendia y me apunte al club y he mejorado muchisimo
    Los entrenadores juegan en la liga regional y los mas pequeños pueden participar en muchos torneos y aprenderan mucho mas

Leave a Response