El baloncesto es uno de los deportes en el que los jugadores más se lesionan. La necesidad de movimientos explosivos junto con el contacto, hacen del este un deporte de riesgo. Varios son los jugadores que, en distintas competiciones, han visto su carrera profesional frenada o parada. Es por eso que los clubes están invirtiendo cada vez más en médicos y preparadores físicos. De esta forma, este problema dejará de ser un impedimento para los jugadores y el deporte.

 @jotamartinez17

Leave a Response