Paco Cubelos es un palista talaverano de 23 años. Su pasión por el piragüismo le viene de familia, ya que sus dos hermanos mayores han sido campeones del mundo en este deporte. Con 12 años ganó su primera Copa de España y a los 14 logró, junto a su hermano Rodrigo, la medalla de bronce en la modalidad K2 del Campeonato del Mundo Junior en Hungría. En 2009 consiguió la medalla de oro en pista K1 1000m en el Campeonato del Mundo Junior en Moscú. Pero fue en 2012 cuando este joven se coronó en el mundo del piragüismo, primero con la medalla de bronce en el Campeonato de Europa Absoluto en Zagreb y después con el pase a la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Fue en esta final donde Paco Cubelos consiguió el diploma olímpico que recompensaba el trabajo de tantos años.

Actualmente, este joven palista compagina sus estudios de Administración y Dirección de Empresas con los entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid donde prepara la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Pregunta: ¿Cómo definiría el piragüismo? ¿Qué supone para usted?

Respuesta: El piragüismo es mi vida. Además de ser mi profesión, es mi principal hobbie. Supone mucho esfuerzo, pero también mucha recompensa. Me encanta lo que hago.

P: ¿Por qué empezó a practicar este deporte?

R: Gracias a mi tío, José Ángel Sánchez, que es el actual presidente de la federación castellano-manchega de piragüismo. Él inició a mi hermano mayor y poco después empezamos mi hermano mediano y yo, que soy el pequeño.

P: ¿Cuándo decide competir de forma seria y dedicarse plenamente a ello?

R: Según van transcurriendo los años y compitiendo, cada vez en competiciones más importantes, y consiguiendo cada vez mejores resultados, voy entrando en una dinámica de dedicación plena. Quizá el momento decisivo fue cuando entre en el equipo nacional juvenil a finales del año 2008.

P: En 2007 ganó la medalla de bronce en el campeonato del mundo Junior con su hermano Rodrigo en K2. ¿Por qué decidió pasarse a la modalidad K1?

R: Después de competir ese año en la modalidad de maratón, me especialicé en la modalidad sprint (que es la olímpica). Siempre me gustó el k1 porque dependo única y exclusivamente de lo que hago yo. Aún así, me gusta competir en barcos de equipo y no descarto nada ni me cierro ninguna puerta.

P: ¿Cuál ha sido el campeonato más duro para usted?,¿Y del que tiene mejor recuerdo?

R: El más duro, sin duda alguna, ha sido el último mundial de este año 2015 en Milán. Después de un año algo irregular había conseguido adquirir un estado excelente y estar en el mejor momento de mi carrera deportiva. En la semifinal, donde me jugaba la clasificación olímpica, la cosa no salió como esperaba y realicé una de mis peores carreras en categoría absoluta.
El mejor recuerdo podría ser después de la semifinal de los JJOO de Londres 2012, donde adquirí el pase a la final. Pero también tengo un recuerdo especial del bronce mundial conseguido junto a mi hermano en 2007. Fue mi primera medalla internacional y junto a mi hermano, algo que nunca olvidaré.

P: ¿Trabaja la concentración antes de las competiciones?

R: Sí, antes de la competición y durante la época en la que no hay carreras. El trabajo mental es esencial y una parte más del entrenamiento. A veces la gran olvidada.

P: ¿Tiene alguna manía antes de competir?

R: Siempre suelto la piragua para montarme en ella en el lado izquierdo del embarcadero.

Espero llegar mucho más lejos de donde he llegado

P: ¿En qué piensa durante la prueba?

R: Intento no pensar en nada y centrarme únicamente en realizar mi estrategia de competición. Actualmente trabajo en la potenciación del mindfullness. De ahí la gran importancia del trabajo mental.

P: ¿Qué sintió al ganar el diploma olímpico en Londres 2012?

R: Fue un sueño hecho realidad. Mi familia estaba allí para verlo, por lo que fue uno de los días más felices de mi vida.

P: ¿Se esperaba llegar tan lejos?

R: Espero llegar mucho más lejos de donde he llegado. En ello estoy trabajando ahora.

714892_1
Foto: Paco Cubelos

P: Ha comentado que el Campeonato del Mundo de Milán de este año ha sido el más duro de su carrera. ¿Qué valoración puede hacer de este Mundial?

R: Mala. Mi rendimiento fue mucho peor del esperado por las marcas y sensaciones de los entrenamientos. Cualquier fallo, por mínimo que sea, pasa factura en una competición de esas dimensiones. Hay muchas cosas de las que se puede aprender para no volver a fallar en momentos clave.

P: En 2016 se celebran las olimpiadas en Río de Janeiro. ¿Qué expectativas tiene de estos Juegos Olímpicos?

R: Aún no estoy clasificado para Río 2016. Me juego la clasificación este año, así que prefiero no aventurarme a decir nada. De momento, la única expectativa que tengo hoy en día es trabajo y más trabajo.

P:¿Con qué actuación estaría satisfecho?

R: Con la que me permita dar mi 100% y estar contento con mi actuación.

P: ¿Qué diferencia hay entre el Paco Cubelos de Londres 2012 y el de ahora? ¿En qué ha evolucionado?

R: Tengo mucha más experiencia y a la hora de correr se nota, o se debería notar, en que sabes leer mejor las situaciones de carrera y cometer menos fallos. Físicamente he mejorado mucho estos últimos tres años pero, sobre todo, he evolucionado mentalmente.

Cada cuatro años, de repente, los deportistas olímpicos se convierten en gente muy admirada

P: ¿Cómo es su rutina de trabajo en el CAR de Madrid?

R: Suelo levantarme pronto para entrenar. Entreno hasta la hora de comer, luego descanso y vuelvo a los entrenamientos hasta prácticamente la hora de la cena. Después de cenar estudio un poco. Descanso un día a la semana y tengo alguna que otra tarde libre.

P: ¿En qué consisten sus entrenamientos?

R: Es una combinación de entrenamientos de resistencia, fuerza y potencia. La mayor parte de ellos son en la piragua, pero complementamos varias veces a la semana con gimnasio y sesiones aeróbicas de carrera, bicicleta, etc.

P: ¿Cuida la alimentación de alguna forma especial?

R: Sí, durante todo el año. Llevo una dieta basada en el tipo de entrenamiento de la época, del tipo de entrenamiento de ese día, de si hay competiciones cercanas…

P: ¿Quiénes son sus referentes en este deporte?

R: Mis referentes son Knut Hollman, campeón olímpico y varias veces medallista olímpico. También Adam Van Koeverden que, además de ser uno de mis ídolos, es ahora mi rival.

P: ¿Cree que se valora el piragüismo en España?

R: Muy poco. Es cierto que, en los últimos años, parece que ha crecido un poco la atención hacia ciertos deportes que mueven grandes masas de público (fútbol, baloncesto, tenis…), pero sigue siendo muy baja. En los JJOO son diferentes. Cada cuatro años, de repente, los deportistas olímpicos se convierten en gente muy admirada y seguida por todos.

P: ¿Cree que hay futuro en el piragüismo español? ¿Y en el castellano-manchego?

R: Sí, en ambos. Sin embargo, estamos, tanto nosotros como todo el piragüismo mundial, a expensas de que el Comité Olímpico Internacional deje de quitarnos plazas en los JJOO ya que, de seguir al ritmo de los últimos ciclos olímpicos, podrían acabar con nuestro deporte en un futuro no muy lejano. Hay una cantera muy importante a la que hay que animar y dar los medios suficientes para que consigan hacer grandes cosas. En Castilla-la Mancha el piragüismo nunca ha sido un deporte fuerte, pero cada vez tiene más tirón y se nota en los resultados de los clubes de la región.

P: ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

R: Mi objetivo es clasificarme para Río 2016.

P: ¿Cómo se ve en 10 o 15 años?

R: Si te digo la verdad me gustaría, dentro de 10 años, estar dedicándome a lo que me gusta, que es el piragüismo. Pero no lo sé, queda mucho tiempo y la vida del deportista es complicada y muy sacrificada, por no hablar de las lesiones. De todas formas, me gusta centrarme y vivir el presente. No pienso en lo que va a pasar dentro de unos años.

The following two tabs change content below.

Leave a Response